Lectura digital. ¿Lo mismo en otro lado?

24 septiembre 2010 9:09

Esto (como queda claro) es el “blog de Libros y bitios”, y forma parte de la sección de esta web llamada sin más Libros y bitios. La sección alberga de vez en cuando artículos de mayor extensión, y que por ello quedan fuera del blog.

Acabo de publicar ahí Lectura digital. ¿Lo mismo en otro lado? Se trata de un capítulo que escribí para el libro La lectura, coordinado por Antonio Basanta.

Éste es su comienzo:

Abordar la lectura digital presenta un problema metodológico importante. Sabemos aún demasiado poco sobre la lectura tradicional, la lectura en papel. Y sin una visión clara de qué ha sido hasta ahora leer, ¿cómo vamos a opinar sobre lo que esta suponiendo la nueva lectura?

Y éste su lema

¿Leer es leer es leer? ¿No cambia nada cuando uno pasa del papel a la pantalla? ¿Y si cambia, qué es?

Las respuestas en Lectura digital. ¿Lo mismo en otro lado?

Etiquetas: ,

9 comentarios

Isabel dijo...

El lema literario, como no podría ser de otra manera : “una rosa es una rosa es una rosa”.

24 septiembre 2010 12:25
Versvs dijo...

Creo que el enlace al artículo completo está roto, la URL buena parece ser http://jamillan.com/librosybitios/mismotro.htm

¡Saludos!

24 septiembre 2010 14:33
Gorki dijo...

Muy bueno el artículo, el mismo artículo es un ejemplo claro, de algo que se lee mucho más facilmente en papel, que en pantalla.

Quienes tenemos más de 65 años, nos hemos pasado leyendo únicamente “papel” 40 años, por tanto estamos bien “entrenados” a leer en papel, igualmente estuvimos entrenados para escribir en “papel”

Hoy ambas acciones las realizamos normalmente en pantalla y desde luego, el cambio exige su aprendizaje y además provoca consecuencias profundas en la forma de concebir el escrito, tanto cuando lo plasmas, como cuando lo interpretas.

Al escribir sobre papel, antes de coger la pluma, tenías una concepción bastante buena de todo lo que querías escribir y como lo querías expresar, de modo, que por ejemplo mi padre, que era abogado, era capaz sin el menor esfuerzo de dictar a su secretaria, una carta de tres folios de inicio a fin, sin hacer una corrección de importancia al escrito.

En la pantalla, (yo al menos), inicias el escrito sin tener idea clara de lo que quiero decir, y mucho menos como lo vas a expresar y sobre la marcha, reordenamos, intercalamos o eliminamos párrafos. Eso exige un entrenamiento mental diferente que en el primer caso, mo mejor o peor sino diferente y yo hoy, después de 15 años de escribir en ordenadores ya no sería capaz de escribir algo de la extensión de tres folios a máquina, porque ya no soy capaz de concebir en bloque un escrito de ese tamaño.

Yo creo que el leer tiene igualmente dos procesos diferentes según sea en papel o en pantalla. Sobre papel, como bien dices, lees desde el copyright hasta la palabra fin, de una forma secuencial, si un párrafo no lo comprendes a la primera, lo relees y lees más lento los párrafos complejos y de través los sencillos. Pero en cualquier caso la lectura te engancha y no permite dispersarte.

Por contra, en pantalla lees poniendo menos intensidad en la atención poniendo en alerta la inteligencia pero no la memoria, de forma que la mente no cesa de trabajar, tu mente se dispersa y con Google o Links buscas lecturas que sigan los caprichos de tu mente, algo parecido a lo que se hace en papel sobre un periódico que saltas de titular en titular y rara vez lees todo el texto con detalle.

Es corriente en pantalla que comiences a leer un asunto de derecho penal y termines leyendo la vida de Carlomagno, pasando de un tema a otro, según tu mente despierta su curiosidad y te lo solicita.

Yo me divierto ahora mucho más leyendo en pantalla anárquicamente, pero posiblemente, como tu bien dices, fuera incapaz de estudiar la Geografía de España, o el Cálculo Trigonometrico. Desconozco si los “nativos digitales”, habrán desarrollado habilidades lectoras para el medio digital, (es muy posible), pero yo posiblemente nunca adquiera esas habilidades y determinadas materias las preferiré leer en papel.

Lo que si tengo claro, es que yo no podría aprobar el bachillerato que hice, estudiando los libros de texto en mi PC, tengo excesivas tentaciones. Lo cual, no quiere decir que si hiciera el bachillerato con PC, no acabase incluso más culto, que haciendo el bachillerato tradicional, pero sería una cultura menos convencional y metódica de lo que exigía el bachillerato tradicional.
La Historia de España llena de lugares, nombres y fechas, sería incapaz de memorizarla si tuviera que estudiarla en Pc, pero quizá acabara sabiendo que diablos hizo Pico de la Mirandola, nombre que se me quedó del Bachillerato y que solo sé que era ¿napolitano?.

24 septiembre 2010 14:56
jamillan dijo...

Gracias, Versvs, por señalar el link roto…

24 septiembre 2010 17:36
César dijo...

Yo abogo por la lectura en pantalla. Es cierto que es más difícil concentrarse dadas las numerosas opciones de las que se dispone cuando se está enfrente del ordenador o de cualquier otro dispositivo digital, pero existe una ventaja indudable: la facilidad y rapidez con la que se pueden consultar en el diccionario aquellas palabras cuyo significado se desconoce o no se tiene suficientemente claro. En mi caso, esto último, sucede muy frecuentemente y eso que creo poseer un vasto vocabulario. Pero quienes queremos precisión semántica frecuentamos mucho el diccionario, y en el ordenador, y mediante determinados programas, esto se puede hacer con un golpe de clic. También es posible consultar enciclopedias para ampliar conceptos o realizar búsquedas raudamente.

Por otra parte, quienes somos miopes tenemos la posibilidad de utilizar fuentes grandes y de ese modo alejar la pantalla de nuestros ojos, que es una medida muy conveniente para nosotros.

26 septiembre 2010 20:52
Elena Rius dijo...

Efectivamente, muy interesante. Como se trata de un texto en pantalla y no sobre papel, me he encontrado leyéndolo de esta nueva manera: a saltos, siguiendo los hipervínculos que me llevaban a otros lugares, buscando otra información relacionada. ¿Es eso mejor o peor que la lectura concentrada de un texto impreso? No lo sé. Coincido también con Gorki en que los ordenadores han cambiado nuestra manera de escribir. Yo tampoco sería capaz de escribir un texto largo de corrido, sin contar con la posibilidad de corregir, mover, consultar, que me permite el ordenador.
En torno a este tema, adjunto un link a un artículo que he leído hoy, relacionado con los nuevos contenidos que derivan de esta nueva manera de leer: http://www.idealog.com/blog/

27 septiembre 2010 14:20
Gorki dijo...

Muy interesante el enlace de @Elena Rius, la tesis del post es en esencia que en muchos casos: “the unit of appreciation does not match the unit of sale”, ,la unidad de apreciación no coincide con la unidad de venta”. Queremos una canción y estamos obligados a comprar un CD, queremos la prevision del tiempo y estamos obligados a comprar un periódico, queremos la definición de una palabra y estamos obligados a comprar un diccionario.

En el mundo digital no es así, podemos directamente recibir una determinada canción, la previsión del tiempo y a la definición de un concepto, en vista de lo cual, nos negamos a comprar el “kit” completo que nos quieren vender. Un problema evidente, para los fabricantes de “kits” de música, noticias o enciclopedias (entre otros).

Aparte de eso, me gusta el concepto “unidad de apreciación” pues yo diría que en una pantalla (unida a Internet no se nos olvide), en efecto leemos por “unidades de apreciacion” no por kits completos, (Yo leo este post, pero no todo lo que propone Jamillan) e incluso muchas lecturas son “unidades de apreciación” que no llegan a un post completo. En pantalla, leemos una cadena de “píldoras de pensamiento”, que además no es lineal, sino que constantemente padece bifurcaciones. Algo que no pasa frente a un libro en papel.

Son dos formas de leer diferentes y quizá en ello, este la salvación del formato libro tal como lo conocemos, aunque se haga en e-Book. Puede que para determinados temas, sea preferible “sumergirse en la historia” y elijamos leer en un sitio sin escapatorias como un libro (desconectado de e,ail), igual que hoy preferimos sumergirnos en una película, en una sala cinematográfica, (donde no tenemos escapatoria), que en el salón de nuestra casa, donde las posibildades de distracción son constantes.

27 septiembre 2010 18:52
isabel dijo...

Todo lo que aprendo leyendo este blog no sólo se lo debo al acierto de su autor; los comentarios, casi siempre, me aportan nuevas perspectivas y enriquecen el contenido de los posts. Como ejemplo, el último comentario de Gorki al link aportado por Elena.

29 septiembre 2010 14:30
Gorki dijo...

Isabel, gracias.
Que pongas mi labor de comentarista al nivel de lo que hace Jamillan, es un gran honor que te agradezco profundamente,(aunque creo que te has pasado tres pueblos).

01 octubre 2010 12:38

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)