Los derechos del lector (digital)

20 septiembre 2010 9:09

En el cada vez más interesante blog Libros en la Nube se recogen unos “derechos del lector” que ha divulgado un fabricante de lectores, no muy famoso:  Kobo.

He aquí su enunciado:

1. Derecho a bajar los libros al dispositivo.
2. Derecho a subir libros en el dispositivo.
3. Derecho a conservar su biblioteca.
4. Derecho a la libertad de movimiento.
5. DRM solo cuando es necesario, pero no innecesarios DRM.

A estos derechos se añaden otros que Julieta Lionetti recoge de Mike Cane:

1. A una cubierta digna.
2. A un índice (con enlaces a los capítulos respectivos).
3. A una maquetación correcta.
4. A subrayar pasajes (y mantenerlos en la privacidad).
5. A marcar tantas páginas como se quiera.
6. A copiar pasajes.
7. A ilustraciones legibles (por medio de zoom o de enlaces).
8. A la corrección tipográfica previa (un ebook con más de 10 erratas debería ser reembolsable).
9. A una pantalla libre de reseñas de promoción.

Y concluye Julieta:

Ningún ereader cumple con todos estos derechos. Muy pocos ebooks cumplen con otros. A medida que los libros digitales vayan ganando mercado, los editores tendrán que tomárselos en serio o aceptar que por un archivo descargable mal configurado y sin cuidado editorial no habrá nadie dispuesto a pagar.

Etiquetas: , , , ,

4 comentarios

Gorki dijo...

En mi opinión, si lo que nos venden es un libro de papel escaneado.
al menos deberíamos de poder tener los mismos derechos que tenemos con un libro de papel que compramos y traemos a nuestra casa.

Por deberíamos tener derecho de conservar el e-book en nuestra biblioteca digital, prestárselo a un amigo, poderlo leer todos los miembros de la familia, tomarlo en préstamo en una biblioteca digital, comprarlo, venderlo o cambiarlo en empresas especializadas en e-books de segunda mano.

20 septiembre 2010 18:01
jincho dijo...

Creo que son perfectamente compatibles 3 niveles: préstamo gratuito digital ( sustituiría a las Bibliotecas Públicas ), implementable con un DRM con caducidad p. ej. 15 días. Alquiler en clubes de lectura, donde el propietario es el propio club de lectura ( Yo situo a Aplle-ipad y Amazon aquí, tal y como están ahora). Y venta del archivo digital, limpio de DRM, para que a partir de ese momento sea propiedad del usuario/lector, y apartir de ahí que el lector haga con él lo que le de la gana, igual que ha sido hasta ahora con los libros de papel.

Y, perdón por repetirlo, pero es algo que yo creo que la industria musical nunca probó, o si lo hizo, fue tarde y mal, y ya se ve que la industria editorial va por análogo camino: los precios deben ser ajustados, muy ajustados, TERRIBLEMENTE AJUSTADOS. Las únicas dos variables que pueden contribuir a desterrar el uso de p2p y sitios alternativos son, LA COMODIDAD Y EL PRECIO.

Saludos
P.D: NO A LA LEY SINDE. Las leyes punitivas ARBITRARIAS nunca logran lo que buscan.

20 septiembre 2010 19:21
Daniel.- dijo...

Hombre, lo de las erratas es una exageración. Si así fuera también deberíamos poder reembolsarnos el monto de nuestros libros en papel que exceden largamente esa cantidad de erratas. Y son muchos.

20 septiembre 2010 19:56
Silvia dijo...

Si con un libro de papel no tenemos derecho a reeembolso por muchos de los defectos que se enumeran en esa lista (y otros que no se enumeran), y son tangibles y permanentes, de qué nos los van a dar con los digitales, que son como la mujer invisible: ahora la ven, ahora no la ven…
La labor de amparo legal del consumidor, en este campo, está por hacer y es cosa de que las asociaciones de comsumidores y los profesionales del libro presionen en ese sentido, pero para todo formato de libro.

21 septiembre 2010 10:10

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)