E-book y venta de impulso

27 junio 2011 9:09

Es bien sabido que los libros electrónicos pueden favorecer ese misterioso mecanismo que en márketing se llama “venta de impulso”, y que en términos psicológicos se traduce como “¡Lo quiero, y lo quiero ya!”.

Pero nunca lo había visto plasmado como en esta página de un reciente New Yorker. A la derecha de la habitual sección de reseñas cortas aparece una columna encabezada por esta afirmación: “En el tiempo que lleva leer esta reseña, puede descargar inalámbricamente  un libro entero”…

 

 

El subtexto es, sin embargo, clarísimo: en el tiempo en que lee una reseña, puede tener en sus manos el libro que le interesó en la anterior. Amazon tiene en Kindle prácticamente el 95% de los libros de las listas norteamericanas de los más vendidos.

Contra esta disponibilidad y rapidez por línea sólo se podría luchar, en todo caso, con rapidez y buen servicio en las librerías…

Etiquetas: , , ,

6 comentarios

Dubitador dijo...

Quizás el futuro de las librerias sea el tener en exposicion uno o unos pocos ejemplares de las novedades y “reimpresiones” con mas probabilidad de demanda, limitandose exclusivamente a la impresion al instante, pues no son imprescindibles aquellos maquinones que te entregan un libro encuadernado en minutos. Podria bastar con una impresora rapida y un muy breve y sencillo proceso manual en lo tocante a la encuadernacion.

http://www.gizmodo.es/2011/06/23/lg-pone-a-la-venta-su-impresora-de-alta-velocidad-machjet.html

Con todo, me temo que continuara requiriendose una potente prensa, una guillotinadora y una encoladora termica.
Quizas la impresion sobre plastico facilite el proceso.

Finalmente, si la crisis va a ser tan profunda y prolonganda como se augura, mucho me temo que la parafernalia digital va a sufrir un duro frenazo y asuntos como la lectura volveran a ser tan solo asequibles para las economias sin estrecheces.

27 junio 2011 13:21
Gorki dijo...

El crecimiento del ebook es imparable, aprovechando el puente nos henos reunido unos amigos en una casa de la sierra de Palencia y de 6 personas que estábamos, tres llevaban ebook y una más tenía la intención de comprárselo pronto, yo no lo tengo aún pues estoy evaluando aun que modelo me compro aun que creo que me decidiré por un tablet de Apple.

Sin embargo, el impulso que he conservado, más que por comprar libros es por conseguir librerías, allí practicamos un generalizado trasvase de la librería de cada uno en la librería de los demás y en un pendriver para el próximo consumidor. Fue muy celebrado que alguien tuviera el libro “El tiempo entre costuras” y el último “tocho” de Julia Navarro que no recuerdo el título. Nadie había comprado originales todos los habían conseguido de una forma u otra de los que corren por Internet y sospecho que así será en el futuro, pues salíó a colación el libro “Los 500 millones de la Begún” de Julio Verne y lamentamos que nadie lo tuviera, y ni por asomo se nos cocurrio comprarlo sino que quedamos que el que lo consiguiera lo pasara a los demás em un e-mail.

En general los presentes no eran “frikys” ni expertos informáticos, sino más bien usuarios medios del PC con edades superiores todos a los 55 años. Sinceramente creo que las posibilidades de vender libros digitales en forma masiva, va a ser remota, pues el pirateo va estar a la orden del día y como digo no va a ser de un determinado libro, sino de u librerías completas. El libro pesa demasiado poco para andarse con pirateo al menor en unas cuantas gigas de memoria, lo que cabe en un Pendriver, cabe un numero inmenso de libros.

No contar con esta realidad es suicida.

27 junio 2011 23:31
Gorki dijo...

Dubitador lo que tu deseas no es futuro sino presente. Este es un modelo antiguo

http://www.youtube.com/watch?v=JMFh5axDKWU

Las máquinas más modernas editan y encuadernan un libro de bolsillo en unos tres mimutos

27 junio 2011 23:44
Julieta Lionetti dijo...

Me parece estupenda la publicidad de Amazon. Más claro no lo podían decir.

28 junio 2011 01:49
Nacho dijo...

Me parece que Amazon va directamente a uno de las motivaciones principales de las bibliotecas electrónicas: cuánto tiempo perdemos en leer y qué poco en acumular libros y más libros. Acumule, hombre, acumule, que no hay tiempo de leer.
Podrían incluir una coda: Y en el tiempo que usted tarde en leer todos sus libros descargados desde Amazon, se podría descargar sin cables todo el fondo de la Biblioteca del Congreso, el inventario histórico de WallMart y todas las tesis doctorales que en el mundo han sido. Y así hasta el absurdo.

30 junio 2011 08:07
Anita dijo...

Qué buen comentario Nacho!

30 junio 2011 12:44

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)