Hasta la coronilla

14 abril 2011 9:09

Estamos ante un género tradicional en el juego político: el pasquín o panfleto que, ideado en la soledad rencorosa, compuesto con pocos medios, multiplicado por la imprenta y difundido con nocturnidad, esparce un mensaje contundente.

Y éste lo es, ya desde su audaz encabezamiento:

DE LA CORONA, HASTA LA CORONILLA

¿No está mal, no? ¿Habrá pesado en este juego de palabras la reciente aparición de la edición hispana del libro de Valéry Corona & Coronilla? (¡en español en el original francés!)

A continuación el anónimo autor esboza los motivos del rechazo de la institución monárquica, en líneas alternas escritas en letra redonda y cursiva. Hay cosas, no sé, normales, propias del discurso agitador, pero otras son un poco raras: la Corona es :

Imprudente en tantos deportes de riesgo.
Folclórica hasta con las corridas de toros.

¿Como que “hasta con”? Si se es folclórico se es, sobre todo, en las corridas de toros…

Acepta regalos, incluso yate Fortuna-tabaco.

El juego de palabras, que brillantemente ha abierto el pasquín, llega a extremos quizás exagerados, como en este versículo con referencias a figuras públicas dudosas relacionadas con la monarquía:

Socia de CONDEnados, se le ve el COLON.

Sí, claro: para que se pille el juego hay que resaltar con mayúsculas… Y acaba la relación con esta doble dilogía encadenada a una frase hecha:

Cara para el bolsillo, cruz para la democracia

Y entonces le damos la vuelta.

¡Pero ahora está en verde! (Bueno: ¿quién había dicho que los impresos tenían que tener el mismo color por las dos caras?).

La alternancia de versículos ahora se desarrolla entre versales y negrita caja baja, pero no por eso disminuyen las observaciones idiosincrásicas, las dilogías y las paronomasias. Incluso se puede inventar un nuevo refrán:

Democracia con reyes, Porsche con bueyes.
[...]
El rey no da golpe desde el 23-F

REY, HOY DE OROS: CUENTAS, NO CUENTOS

De vez en cuando se cuelan dísticos que parecen más bien consignas de manifestación, rima incluida:

Queremos un pisito como el del principito.
[...]
Mandar callar, negocio real,

Y termina con una consigna, que es además resumen del documento, en versales de cuerpo mayor reforzadas por la negrita y el subrayado (es decir: gritar más no se puede tipográficamente), por el doble signo de admiración. Ah: y por la duplicación del adverbio…

¡ESPAÑA, YA, YA REPUBLICANA!

Que tengan ustedes un feliz 14 de abril.

soporte: papel
tamaño: 11,5 x 7,5 cm
medio: coposición
reproducción: impreso a dos tintas
fijación: ninguna: encnotrado en el suelo
lugar: Madrid, inmediaciones del Parque de la Fuente del Berro
fecha: 30 de marzo del 2011
agradecimientos:
publicación primera esta web

2 comentarios

H dijo...

El doble signo de interrogacion admiración mentado no es tal en el impreso, está agregado en la nota.

14 abril 2011 17:52
jamillan dijo...

Gracias, H: corregido.

14 abril 2011 22:31

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)