EL futuro del Boadas

29 enero 2010 19:19

Foto Com2bcn

Leo hoy que ha muerto el marido de Dolors Boadas. Dolors, alma del bar Boadas, es la hija del fundador del local, Miquel Boadas Parera, quien lo inauguró el 24 de octubre del año 1933. Era hijo de emigrantes catalanes y fue barman en el Floridita de La Habana.

El bar está en un local alquilado, y hace un año el Ayuntamiento intervino para evitar que fuese a parar a otras manos. Ahora la cuestión es peor: la amenaza de la desaparición física de quienes lo han llevado las últimas décadas.

El Boadas es un bar decó como no hay muchos en el mundo. Su desaparición sería una tragedia para una ciudad que quiere ser la capital del diseño: es toda una muestra de arqueología de un estilo y de una forma de vida, pero arqueología viva e integrada en el pulso de la ciudad actual.

Sin embargo, enclavado en el arranque de esas Ramblas prostituidas por el turismo, el Boadas puede perecer: ocupado por una franquicia, o convertido en otra cosa, como un cascarón más. Pero los barceloneses queremos que siga siendo lo que es: un bar acogedor y en el que se respira el ambiente de otra época, aunque forma parte de la vida de la ciudad.

Un puñado de profesionales de la coctelería han trabajado en el local los últimos tiempos: con su concurso podremos mantener viva esta obra del diseño y de las personas.

Ver La destrucción de Barcelona en un mapa más grande

Etiquetas:

4 comentarios

Anonymous dijo...

Beaudelaire se lamentaba de que las ciudades cambiaran más rápido que el corazón de los mortales…Es cierto que tantos rincones entrañables de Barcelona han desaparecido y que Boadas merecería permanecer como seña de identidad de una ciudad a la vez culta y bohemia que fué, pero probablemente ya no es, Barcelona. Pero los actuales gestores urbanos tienen una idea mercenaria del valor y de la cultura, y probablemente Boadas no entra en sus planes.

29 enero 2010 20:49
Belnu dijo...

Y no habría alguien sensible y profesional que recogiera ese legado? De las Muelas?

30 enero 2010 00:02
Anonymous dijo...

He tenido el gusto recientemente de conocer Barcelona por vez primera y me ha gustado tanto que no llegué a percibir que Barcelona ya no es lo que supo ser…Qué se ha ido de ella? ¿Qué se ha destruido y así ha justificado el título de este post?Irene

06 febrero 2010 01:08
Anonymous dijo...

Efectivamente, la vida, la ciudad, cambia más rápido que el corazón, la sensibilidad, de los mortales. Barcelona ya no es lo que supo, quiso, pensó, imaginó, presumió, idealizó,…,ser?. Tiene sentido un blog llamado LA DESTRUCCION DE BARCELONA? Que fuerte¡.Viva el matiz¡La descalificación genérica, aunque sea paso a paso, en sus partes, solo puede obedecer a un seudodiscurso dogmático y entristecedor.

09 febrero 2010 13:32

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)