El triste fin de la Colonia Castells

08 October 2010 19:19

Cabeza de mujer sobre la puerta de una de las casas condenadas

Siento no haber hablado antes sobre la Colonia Castells. La descubrí hace un año, y ya estaba luchando por su supervivencia.

Edificada en los años 20, la colonia (al igual que otras zonas antiguas de los alrededores) no ha podido con la presión de la Diagonal, del centro comercial La Illa, los nuevos núcleos de viviendas y oficinas. Las cinco calles de casitas bajas, de una sola planta, están en peligro.

La historia es la de siempre (véase Vallcarca y el 22@, del que tendremos que hablar): zonas antes periféricas que se han vuelto centrales, especulación, connivencia de los poderes municipales y empresariales, abandono de la zona, y por fin desalojo de los habitantes, demolición y (como por arte de magia), nuevas oficinas y viviendas, pero no sociales, no: de lujo.

Entre ventanas y puertas tapiadas, la población de mayor edad mira el futuro con sospecha

¿Habrá que decirlo otra vez? Lo que se está derrumbando no son sólo piedras sustituibles por otras distintas: son formas de vida y de ocupación del espacio que desaparecerán para siempre. La ciudad está apresurándose a borrar, como un nuevo rico, la memoria y los sufrimientos de quienes la construyeron…

Hay un blog, Salvem la Colonia Castells,  donde se puede acceder a muchos materiales sobre el pasado y el triste presente de la colonia.

Ver La destrucción de Barcelona en un mapa más grande

Etiquetas: