El caso de las chapas

08 septiembre 2011 12:12

 

El nuevo ayuntamiento de Barcelona ya ha demostrado su amor por la libertad de expresión y su capacidad de responder a la crítica. Lo ha hecho prohibiendo que se vendan unas chapas que como souvenir, exponen aspectos negativos de la vida de la ciudad.

Tienen razón: esas chapas son mentira! ¿Una ciudad donde roban, donde se venden latas de cerveza, donde hay putas y donde los policías pegan? ¡Esa no es la nuestra!

Un comentario

jamillan dijo...

P.S: El diseñador Mariscal ve “triste y alarmante” la censura contra los pins.

10 septiembre 2011 12:37

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)