Presentación

01 septiembre 2009 18:18

Lo que ahora ves, lector, en forma de blog comenzó como una sección de mi web con el nombre de La destrucción de Barcelona. En ella, y desde el 2005, he estado glosando algunos desmanes a los que conducía “el incivismo de su Ayuntamiento, la brutalidad de las compañías de suministros, la ceguera de los vecinos y la general desgana”.

Muchos de los casos que recopilé tenían que ver con la destrucción del patrimonio arquitectónico público, como las fachadas, pero también recogí otros desaguisados de los poderes municipales.

Con gran placer tengo que decir que algunas de las mayores meteduras de pata que denuncié en su día se han arreglado, lo que quizás indique que estas publicaciones mías, fruto más que nada de la rabia y de la impotencia, sirven de algo…

¿Por qué adopto ahora la forma de blog? Por dos motivos: por la comodidad de edición y publicación y por la posibilidad de recibir comentarios.

Aprovechando el cambio, ampliaré mi habitual rango de temas para abordar un espectro más amplio de los problemas de mi ciudad, de lo micro (la farola) a lo macro (la plaza).

De manera que… ¡Allá vamos!


Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)