La destrucción de Horta

08 noviembre 2010 19:19

Es curioso: en Barcelona, cuando se ve una zona agradable, popular, llena de vida, se puede apostar a que está en peligro.

Cuando conocimos  hace un año estas calles de Horta, pensamos: aquí hay cosas que no va a durar mucho, y esta visita reciente lo ha confirmado. Ya están los carteles en las casas alertando contra la especulación, y rechazando el Pla General Metropolità que está pendiente como una espada de Damocles sobre la zona, y sobre el vecino Carmel.


He cogido como ejempo la asombrosa calle de Aiguafreda (fotografia superior e inferior). Es una colonia semejante a otras que han ido desapareciendo. Se trata de un conjunto de casitas de dos plantas dotadas cada una de un pozo y de una huerta delantera. De hecho, el pozo se ha convertido en el emblema de la Associaciò per a la defensa del patrimoni Dante-Llobregòs.

Quienes defienden el barrio tienen dos argumentos: el ecológico (el conjunto de jardines, huertas y vegetación en los turòs es único), y el patrimonial. Sí: estas viviendas son un patrimonio, fruto del trabajo de los habitantes más desfavorecidos de la ciudad, que llegaron a ella hace ochenta, setenta años y fueron construyendo aquí sus hogares y labrando su futuro. Merecen pervivir.


Ver La destrucción de Barcelona en un mapa más grande

Etiquetas: ,


Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)