Parientes con U

13 mayo 2009 8:08

Sabroso marisco gallego

¿Nunca han oído el principio de que sólo se puede comer marisco en meses con R? Es decir: de septiembre a abril. ¿Qué tiene que ver la R con el marisco? Nada, pero da la casualidad de que los nombres de los meses de primavera y verano (en el hemisferio norte), cuando el consumo de marisco está desaconsejado, no tienen esa letra:

La mayoría de las especies tienen su ciclo reproductor entre los meses de mayo y agosto y, durante este periodo, el marisco pierde peso, las hembras desovan, su carne se vuelve blanda y pierde sabor y textura,… “parece que se queda vacío”.

Esta observación es al tiempo mnemotécnica y metalingüística, porque se refiere no a las cosas, sino a la forma de hablar sobre las cosas.

Hace poco me encontré otra, bajo esta forma:

Parientes con U, para tú.

(Otras formas son “Parientes con U, tómalos tú”, “Parientes con U, tururú”: hay gran variación en estas frases hechas).

¿Cuáles son los “parientes con U”? Pues básicamente el cuñado, la suegra (el suegro) y la nuera, es decir los parientes políticos, clasica fuente de conflicto. De nuevo, no hay nada intrínseco en la U que exija su presencia en esta zona del parentesco: es una casualidad.

Para los maliciosos que se apresuren a señalar que mujer también tiene U, habrá que reconocer que ella también es, aunque más cercano, un pariente político (la parienta, se la llamaba, con disculpable antonomasia, en España). O si esto plantea problemas, llamémosla sencillamente esposa, sin U.

¿Conoce el lector más casos de frases hechas metalingüísticas?

Y aprovecho para señalar que este post hace el número 100 de este blog. ¡Cómo pasa el tiempo!

Etiquetas: ,

2 comentarios

eduideas dijo...

Todas las reglas ortográficas, como echar la H del verbo echar lo son. Felicidades por el blog, es un buen recurso para todos

14 mayo 2009 09:31
Jorge dijo...

Sobre lo del marisco, además los meses más cálidos son más propensos a la proliferación de algas tóxicas (mareas rojas), a que las aguas lleven proporcionalmente más materia fecal (y con peor acompañamiento bacteriano) y cualquier producto alimenticio se conserva peor por el calor y los insectos.
Sobre las frases hechas metalingüísticas, supongo que no valdrán las reglas mnemotécnicas sobre la ortografía. Como “Echa la H”

21 octubre 2015 13:17

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)