Diccionario etimológico en línea

16 febrero 2007 11:11

Se trata del Online Etimology Dictionary, del inglés, pero ¿quién fue el que dijo que la lengua inglesa era “criptorromance”? La inmensa mayoría de las raíces de palabras de la cultura y la ciencia las compartimos con el inglés (en realidad, son patrimonio común de todas las lenguas europeas). Por ejemplo, cultura.

Dicho esto como consuelo de que no tengamos algo similar en castellano. (Vía Ramón Buenaventura)

8 comentarios

almena dijo...

Es una lástima que no exista en español.Saludos

16 febrero 2007 12:36
solitarius dijo...

1.- Gracias al Sr. Millán (y al Sr. Buenaventura) por facilitarnos el acceso a un recurso que desconocía. He realizado un puñado de pruebas y parece bastante bueno, a pesar de tratarse de un empeño individual y no profesional. Parece tener un cierto sesgo hacia los neologismos recientes y las jergas y como no indica su número de entradas es imposible saber su exhaustividad, pero parece suficientemente completo y riguroso. Lo incorporo a mis favoritos. 2.- Mejor que lamentarnos por nuestras tradicionales carencias carpetovetónicas, sería quizá que alguien con habilidad informática (y no lo digo por el hermano de nadie en especial) montase un “Wikicionario etimológico de la(s) lengua(s) española/hispánicas” que fuésemos rellenando entre todos los que nos lamentamos.

16 febrero 2007 18:36
José Antonio Millán dijo...

Bueno: no hace falta ni habilidad informática… ¿Saben ustedes/vosotros lo que sería estupendo para empezar?: Un diccionario etimológico en el dominio público (del XIX, o primeras décadas del XX), para escanearlo, pasarle por un OCR, y usarlo de “carga inicial” de un diccionario por línea para luego enmendarlo y suplementarlo con los conocimientos actuales.Hay que pensar que puede que no se encuentre ningún diccionario exclusivamente etimológico con esas características (yo, al menos, no sé de ninguno). Pero valdría igualmente un diccionario general con información etimológica.Si algún lector puede proporcionarlo, sería la forma mejor de comenzar el proyecto. En su defecto, se podría empezar desde un lemario: una lista de palabras del español, que servirá de índice inicial desde el que empezar a enlazar etimologías creadas ex nihilo.

17 febrero 2007 11:12
solitarius dijo...

1.- Visto el prolongado silencio a partir del post anterior, no sé si es que la idea no cuaja, si es que los posibles interesados se mantienen a la expectativa o si es que JAM (a quien agradezco que recogiera el guante)ha puesto sin querer el listón demasiado alto con sus ideas sobre el punto de partida, que han podido desanimar a quienes tenían (teníamos) una idea más de andar por casa del proyecto. Quizá una entrada independiente facilitase la difusión de la iniciativa. 2.- Por casualidad he descubierto que SÍ existe un diccionario etimológico del castellano que debe de estar en el dominio público. Se trata del “Primer Diccionario General Etimológico de la Lengua Española”, de Roque Barcia, cuya primera edición (Establecimiento Tipográfico de Álvarez Hermanos) es de 1880-1883 y cuyo autor murió en 1885, con lo que se superan ampliamente los plazos de la Ley de Propiedad Intelectual. Sólo hay que tener cuidado de evitar reediciones posteriores a la muerte del autor que, mediante diversos truquillos jurídicos, pueden tener derechos de ídem. Me extrañaría que JAM no conociese de antemano este título, que fue bastante famoso durante décadas (por sí mismo y por la personalidad de su autor) y que cuenta con un buen número de referencias en Internet (incluidas las comerciales). Sería extraño, por ejemplo, que Corominas-Pascual no lo citasen, siquiera para criticarlo. Imagino que debe figurar incluso en el NTLLE de la página web de la Academia, en la sección reservada a investigadores (el público en general sólo tiene acceso a los diccionarios académicos). Ahora bien, la obra en cuestión no está exenta de problemas para tomarla como punto de partida: A)¿Dónde conseguirla? Las bibliotecas no prestan obras generales y de consulta, si la Academia lo ha digitalizado no permitirá que se copie y el precio en Internet está sobre los 500-600 euros, subastas aparte, y no está nada claro que lo que te vendan no sea una edición del siglo XX (como una ampliada por un tal Echegaray que no era el dramaturgo) que pudiera tener derechos de autor. B) Quién lo vuelca en una página web? La obra consta de cinco tomos, lo que representa como mínimo mil quinientas páginas (a tres columnas) y fácilmente puede pasar de dos mil. Por mucho artificio electrónico e informático que se use, no deja de ser un trabajo pesado, sobre todo si se quieren evitar errores u omisiones. C) ¿Vale realmente la pena? No he podido conseguir echar una ojeada al contenido, pero es muy probable, dada la época y la personalidad del autor (que no era filólogo académico, sino periodista y, sobre todo, político radical), que contenga muchas digresiones e información no estrictamente etimológica y que esta sea poco científica (lo que se confirmaría si Corominas prescinde de ella). En cualquier caso, ahí queda eso, para que no se diga que tiro la piedra y escondo la mano o, con expresión más moderna cuyo origen ignoro, que hago de Capitán Araña. P.S. Yo diría que hablamos de un diccionario etimológico “en” línea, aunque, ciertamente, se elabore y se consulte “por” linea. Me temo que el Cuervo no resuelva esta cuestión de régimen preposicional. Vale

05 marzo 2007 17:44
José Antonio Millán dijo...

Bueno: aquí está…

20 marzo 2007 23:45
Anonymous dijo...

He descubierto esta página casualmente, buscando información sobre Roque Barcia. Quisiera comentaros que yo, casualmente, tengo los 5 volúmenes del Diccionario General Etimológico, con el que por cierto estoy haciendo un pequeño trabajo, por pura afición. Si tenéis alguna duda sobre la obra en cuestión, mi correo electrónico es miroblas@hotmail.com Un saludo a todos.

19 mayo 2007 00:42
El Chalero Solitario dijo...

Realmente maravilloso este blog. En casa tengo el Dicc. Etim. de Joan Corominas, pero desconocía que hubiese uno en inglés. Saludos. Ivan Tchakoff.

17 enero 2010 02:31
Susana Palma de Cuevas dijo...

Me encanta la etimología

29 septiembre 2013 01:17

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)