La castradora de vocablos

05 octubre 2009 12:12

No me he podido contener: iba en el autobús aquí en Barcelona, y justo detrás de mí había una chica hablando por el teléfono móvil.

En cuestión de segundos me enteré de que salía de la uni, iba a la biblio y que luego quedarían en el hospi.

Este uso persistente del apócope está en España muy extendido entre los niños (la profe) y, por lo que veo, también entre estudiantes pijos (lo que en varios países de América se llaman pitucos).

Mi informante involuntaria era claramente de clase alta, como comprobé por su indumentaria al bajarme del autobús, y ya había deducido de su acento peculiar, que no sabría muy bien cómo definir.

Era estudiante de medicina. Supongo que de mayor será cirujana…

La imagen del hacha, en el dominio público, proviene de Wikimedia Commons.

Etiquetas:

8 comentarios

Solitarius dijo...

La proliferación de apócopes es una plaga tan extendida y desagradable como la de las muletillas. No se cortan ni un pelo, para usar su propia jerga. Actualmente se emite en TV un reportaje publicitario de una marca de cerveza, dirigido al público juvenil, que, con el descarado propósito de mimetizarse con los supuestos usos léxicos de su "target", concluye con la locutora invitando a los espectadores a encontrar más "info" en una dirección de internet.Los apócopes suelen connotar una idea de familiaridad teñida de cierta condescendencia. Me da a mí que la protagonista de la anécdota no dice que estudia "Medi" ni que cuando acabe quiere especializarse como "ciru" (muy bueno el chiste, JAM); sino que emplea las palabras completas, por polisílabas que sean, por el prestigio asociado a ambas.En fin, si no fuera todavía martes os desearía a todos un buen "finde"

06 octubre 2009 18:35
pqs dijo...

He vivido y trabajado en Francia durante cuatro años. Allí este fenómeno está extremadamente extendido y nunca conseguí acostumbrarme. Philo, info, restau, …

07 octubre 2009 17:59
Gorki dijo...

Es inevitable la tndencia a cortar las palabras. Mi padre decia la ·"moto", la "bici" o la ·radio", y os prometo que no era mingún pijo.que hizo la guerra con los Regulares .Luego en la oficina en la oficina pedia una "taquimeca" o una "meca" segun los casos, y al salir se subía la "auto" o bajaba al "metro" dependiendo de que fuera al "cine" o al "café"Por otra parte, yo que he hecho la "mili", pero no la guerra, me gustaba beber "Pepsi" pero como no tenía "pelas" me conformaba con comer un "bocata" de "fua" (o se escribe "Foie") acompañado de un "pito", porque entonces la "poli" dejaba fumar hasta por la "tele", Así que la "co" no "vie" da "aho"Po rotra partelo que has escrito me recuerda el comienzo de Pigmalión de Bernard Shaw. ¿No la pediste que dijera "La lluvia en Sevilla es una maravilla?. Ten cuidado que te terminaras enamorando de ella. No se por qué será. pero "pijas" tinen encanto ¡Son tan decadentes….!

08 octubre 2009 22:23
jaime dijo...

Tele, zoo, cine, tos, moto, bici, bus, cole o boli son formas abreviadas que no sólo usan los pijos. Están más extendidas, como dice Gorki. Como esas parejas que se llaman “cari” (en vez de cariño) en público, sin ser pijos, sino más bien lo contrario muchas veces. Mientras que peli (película), docu (documental) o prota (protagonista) van ganando adeptos, en forma hablada y redactada. Otra cosa es que esto quede feo o ñoño o ridi (que también se usa). Es verdad que los pijos tienden a cortar las palabras en su jerga. Y también crean compuestos. Como en el caso de “super” (¿apócope de superlativo?) adosado a adjetivos y ontomatopeyas para enfatizar: superguai, superchachi, superplof, superdiver (formada por dos apócopes) o supersexy (¿sexy sería apócope de “sexuality”?). Tal vez se deba a una nostalgia de la jerga infantil y juvenil: chuches (chucherías), vacas (vacaciones), profes (profesores), zapas (zapatillas), rotus (rotuladores) compas (compañeros), tatus (tatuajes), camis (camisetas).Un saludo

10 octubre 2009 18:46
Gorki dijo...

¡Hey tios! Todo lo que estais escribiendo es de verdad superguay y lo juro por los bigotes de mi gato, que no os miento, es buenoi de la nuerte, mola mazo lo que contáis.El finde se le cuento a mis coleguis y lo vamos a pasar que no veas.El proximo find0 lo suelto durante el botellón a mis coleguid y nos vamos a d d 00vmod 000

11 octubre 2009 22:21
Nicolas dijo...

Hola.Queria hacerte una consulta. Es correcto el uso del apocope “profes” como plural? Es decir,, si yo quiero decir “los profe me dieron tarea” esta bien dicho, o deberia decir “los profeS me dieron tarea? Gracias y saludos

07 julio 2010 07:44
jamillan dijo...

Los apócopes funcionan como elementos normales, al menos respecto a la desinencia de plural: “el profe/los profes”, pero curiosamente no suelen admitir diminutivos: “los *profitos”.

12 julio 2010 10:46
La lectora dijo...

Jajajaja, seguro que sí, o cirujana o nutricionista que te da regímenes para bajar de peso acortando las palabras.

19 agosto 2010 18:50

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)