¿Editar para el aparato o para la página virtual?

12 octubre 2010 9:09


El nuevo Samsung Galaxy Tab

Este breve y sabroso post de Exact Editions surge de la presentación de uno de los muchos tablets que van a ver la luz en los próximos tiempos. La reflexión es que el iPad no va a estar solo, sino que surgirán numerosos tablets con pantalla táctil de diferentes tamaños (5″, 7″, 9″, 11″, …) y, lo que es más importante, distintas proporciones.

Adam Hodgkin toma como ejemplo la nueva aplicación para iPad de la revista Esquire (las revistas con predominio visual son uno de los nichos más importantes para el aparato de Apple). El resultado es excelente, incluyendo la interactividad (véase abajo), pero se trata de una aplicación que hay que programar/diseñar prácticamente número por número, y que además está centrada en las proporciones y tamaño del iPad. ¿Quién podrá mantener esto cuando se abra el abanico de formatos de salida?

Obsérvese que este problema es el mismo que ya hemos pasado varias veces en las historia de las aplicaciones, desde hace más de una década: CD-ROMs de juegos o educativos orientados sólo a una proporción de pantalla, luego páginas web que se descomponían cuando el usuario cambiaba el tamaño del navegador previsto, y ahora obras para dispositivos lectores sólidamente centrados en uno de ellos. Editar para el aparato nunca ha sido la solución…

3 comentarios

Dubitador dijo...

Creo que tiene mucho sentido esta cuestion de los formatos.

No veo que haya una solucion universal, habida cuenta de que aun el contenido bien adaptado a una pantalla o dispositivo determinado puede descuadrarse si el usuario amplia o disminuye el tamaño de la letra.

Supongo que la solucion consistirá en la unversalizacion de los dispositivos de pantalla doble, de modo que mientras en una se muestra la vista general tal y como haya sido diseñada originalmente, en la otra quepa examinar en detalle el “objeto” elegido (texto, imagen, animacion o video)

Ahora que se está tratando de hacer que casi cualquier fuente de contenidos quepa reflejarlos en la pantalla del televisor, no puede tardar la oferta de “televisores de mano”, eso es pantallas que tan solo son un mero terminal receptor con interaccion tactil, en vez de todo un ordenador.

12 octubre 2010 11:10
Gorki dijo...

Es fácil conservar las proporciones mecánicamente, basta añadir automáticamente una franja negra a los lados que rellene la parte de pantalla que nos sobra o permitir el Roll-on- poniendo en el ancho de pantalla la dimensión más corta.

Más dificil es luchar contra las diferentes calidades de pantallas, una pantalla que solo admita 16 colores, puede arruinar el mejor diseño, o ciertas letras pueden volverse ilegibles con menor de resolución de pixel Yo no veo fácil como combatir contra ello, aun que no dudo como dije en el comentario anterior que aparecerán lenguajes de edición capaces de enmaquetar automáticamente cualquier documento de acuerdo a las posibilidades de la pantalla del aparato receptor.

12 octubre 2010 12:25
andrea - ley de actraccion dijo...

que maravilla de aparato, la tecnologia cada ves me solprende mas!!
saludos..

14 octubre 2010 17:58

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)