“Va con temor a las librerías”

30 noviembre 2011 9:09

#librería #lectura #crítica
La gente que quisiera ser culta va con temor a las librerías, se marea ante la inmensidad de todo lo que no ha leído, compra algo que le han dicho que es bueno, hace el intento de leerlo, sin éxito, y cuando tiene ya media docena de libros sin leer, se siente tan mal que no se atreve a comprar otros.

En cambio, la gente verdaderamente culta es capaz de tener en su casa miles de libros que no ha leído, sin perder el aplomo, ni dejar de seguir comprando más.

(Gabriel Zaid, 1996)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Y una pregunta: en lo de “compra algo que le han dicho que es bueno” y “hace el intento de leerlo, sin éxito”, ¿no tendrá que ver esa crítica a la que le falta “independencia, valentía, compromiso, rigor (ser menos complaciente) y profundidad (dar más elementos de valoración)”?

Etiquetas: , ,

¡…presenta su nuevo lector!

28 noviembre 2011 9:09

Fnac lanzará su propio libro digital en España.

La librería Gandhi presenta su lector electrónico Papyre.

El Corte Inglés lanza su propio lector de tinta electrónica.

La Casa del Libro lanza Tagus, su propio e-reader.

Amazon presenta el nuevo Kindle Touch.

Telefónica presenta su primer e-reader.

Kobo presenta su nuevo lector.

Etiquetas:

Del ciberarribismo de nuestras instituciones

25 noviembre 2011 16:16

#biblioteca #buscador #iPhone
Leo en la web del Ministerio de Cultura que

La Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria presenta el servicio gratuito de realidad aumentada georeferenciada [sic, por la única r] y en tiempo real para móviles Smartphones [sic, por la mayúscula y la falta de cursiva] ANDROID, IPHONE o SYMBIAN con una capa de información digital sobre bibliotecas españolas.

Se trata de una aplicación creada con Layar que hace que el propietario de un teléfono avanzado (iPhone o similar) vea superpuesta sobre la imagen de la zona donde se encuentra qué bibliotecas hay próximas, y obtenga información sobre cómo llegar a ellas.

La verdad: las bibliotecas no son algo que, como las farmacias de guardia, uno tenga que localizar sobre la marcha y sin pérdida de tiempo. Caso de que fuera necesaria la consulta urgente de un libro, esta aplicación no dice qué fondos tienen disponibles las bibliotecas, ni uno puede entrar en una y sin más pedir un libro: hace falta sacarse un carnet de usuario o similar.

Los beneficios de este servicio de realidad aumentada (cuyo coste estaría bien saber) son mínimos, y a cambio falta una información equivalente, puesta al alcance de todos mediante un buen mapa web, en el sitio del Ministerio, que no ofrece más que un mapa global esquemático y listados. El trabajo de referencia que ha hecho falta para crear la aplicación en Layar está, además, enterrado en una aplicación privada y propietaria, que nadie puede recuperar para crear un servicio más útil para los usuarios. (He aquí, al margen del Ministerio de Cultura, mapas de situación de las bibliotecas de Barcelona y Madrid)

Creo que esta aplicación es una muestra más del ciberarribismo de muchas de nuestras instituciones: apuntarse un tanto tecnológico, con independencia de si sirve para algo o no, y con descuido de acciones más provechosas. Si suena bien, si es algo de móviles (que se supone que es lo único que usan los jóvenes), si es tan moderno como la realidad aumentada, si es algo sobre bibliotecas, ¡adelante, cueste lo que cueste, sirva para lo que sirva!

Etiquetas: , ,

“Inversionistas indiferentes a cualquier criterio”

23 noviembre 2011 9:09

#editorial
Los modernos leviatanes de la edición –“ballenas varadas en la arena”, según André Schiffrin– pertenecen a inversionistas indiferentes a cualquier criterio que no sea la rentabilidad, padecen una enfermiza elefantiasis provocada por los procesos de concentración y están presididos por managers educados en escuelas de negocios que marginan de la toma de decisiones a los expertos culturales y dan su confianza a los ejecutivos de ventas, marketing y finanzas.

(Javier Pradera, in memoriam, 2001)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: ,

Los códigos QR avanzan

21 noviembre 2011 9:09

#QR #Wikipedia #iPhone
Los códigos QR, capturados por un móvil avanzado (como iPhone o los que funcionan con Android), llevan a una determinada dirección web. Desde hace algún tiempo empiezan a verse por nuestras calles en la publicidad, como podemos constatar en el  ejemplo de arriba, comentado en el blog de un publicitario. Están también en el envase de muchos productos, por ejemplo ciertas marcas de zumos; aunque a decir verdad, las veces que he probado ir a las correspondientes webs me he llevado una gran decepción: ¿para qué tienen esas webs? ¿Y para qué demonios querrán que vayamos a ellas?

Ya hemos comentado en post anteriores algunas posibilidades de estos códigos, pero se van ampliando. Wikipedia ha creado hace pocas semanas QRpedia, que, a partir de la URL de una entrada de la enciclopedia colaborativa, crea un código que se puede poner, por ejemplo, al lado de las piezas de un museo.

 

Las posibilidades de trabajar colaborativamente creando entradas de Wikipedia (por ejemplo, de monumentos y puntos notables de una ciudad), y luego dotándoles de sus correspondentes QR son asombrosas, y muy aptas para proyectos educativos…

Recordemos que muchos acortadores de direcciones generan el código QR de la URL acortada: lo hacen goo.gl y bit.ly. Y para la captura del código hay aplicaciones específicas, aunque otras más generales como la de Google para iPhone tambien lo hacen.

Etiquetas: , , ,

Como por arte de magia

18 noviembre 2011 9:09

#Google #iPhone
Así que quieren los fabricantes de programas o dispositivos que el usuario perciba lo que hacen sus productos. Y a medida que las personas que los utilizan se cuentan por millones, sus responsables van tomando más y más decisiones que apuntan al usuario-tipo, al que tiene el comportamiento que ellos piensan que tiene la mayoría… o el que acabará por tenerlo.

Este ha sido el caso de Google, decidido incluso a enmendar la plana a los usuarios: uno busca X, y se le responde “usted en realidad quiere decir Y”. Se corrigen automáticamente presuntos errores de escritura de la palabra, o se buscan también sinónimos, se contextualiza la búsqueda según la localización del consultante… Resumí los problemas que esto causa en “El buscador que era algo más” (y léanse sus sabrosos comentarios). Pero la cosa ha ido a más: se ocultan las opciones avanzadas, se suprime el útil operador +, se retira (o yo ya no encuentro)  la opción de buscar materiales con una determinada licencia y por último se priman los contenidos más recientes.

Hasta tal extremo este uso violenta el comportamiento anterior del buscador, que Google ha decidido dar la opción de volver a las búsquedas literales de antaño con su opción Verbatim.Porque:

In most cases, Google’s algorithms make things better for our users – but in some rare cases, we don’t find what you were looking for.

Bien: soy uno de esos casos raros, y usaré Verbatim. Pero para los que no quieran meterse en complicaciones, ahí tienen, en un clic, y como por arte de magia, excelentes respuestas a sus búsquedas de servicios, productos, noticias: consumo, en una palabra…


Buscaba la web de FANDE (Federación de Asociaciones Nacionales
de Distribuidores de Ediciones) y esto es lo que me encontré…

El universo de los productos Mac ha estado siempre en la onda de ocultar cuidadosamente qué ocurre en su interior, ya desde su adopción de la interfaz gráfica:

La introducción del Mac inició una especie de guerra santa en el mundo de la informática. ¿Eran las interfaces gráficas una brillante innovación tecnológica que convertía a los ordenadores en más accesibles para los humanos y por tanto para las masas, llevándonos a una revolución sin precedentes en la sociedad humana, o una insultante chorrada audiovisual diseñada por hackers zumbados de San Francisco, que despojaba a los ordenadores de su potencia y flexibilidad y convertía el serio y noble arte de la computación en un pueril videojuego?

La cita es de una obra que lleva desde 1999 siendo de lectura obligada, pero curiosamente cada vez más actual: En el principio… fue la línea de comandos, de Neal Stephenson en edición abierta en Sindominio.

Pues bien: las maravillas de la interfaz táctil, y el modelo de funcionamiento de los iPhone o iPad han llevado al paroxismo la situación descrita por Stephenson: aplicaciones que descienden de los cielos, que saben dónde estas y lo que quieres, pero que son absolutamente opacas con respecto a cómo funcionan, qué saben de ti o qué hacen con ello.

Estamos metidos hasta el cuello en un mundo mágico, manejando dispositivos que funcionan de maravilla a base de ocultar su complejidad, y se quedan a cambio con nuestra privacidad… Hasta qué punto es una trampa lo descubriremos cuando sea demasiado tarde.

Etiquetas: ,

“El escritor que escribe y el escritor que corrige”

16 noviembre 2011 9:09

#autor #lectura
Uno es dos: el escritor que escribe (que puede ser malo) y el escritor que corrige (que debe ser bueno). A veces de los dos no se hace uno. Y es mejor todavía ser tres, si el tercero es el que tacha sin siquiera corregir. ¿Y si además hay un cuarto que lee y al que los tres primeros han de convencer de que sí o de que no, o que debe convencerlos a ellos en igual sentido? No es esto lo que quería decir Walt Whitman con su «Soy una multitud», pero se parece bastante.

(Augusto Monterroso, 1986)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: , ,

Nichos lectores y la estrategia digital de Planeta

14 noviembre 2011 9:09

#editorial #ebook #librería #autor
Hace pocos días, Planeta anunció la creación de dos nuevos sellos digitales, dentro de su nutrida colección de marcas: Zafiro eBooks, especializado en novela romántica, y Scyla eBooks, en ciencia ficción, fantasía y terror. Interesante: dos nichos de género que en todo el mundo abundan en lectores.

En realidad, el sitio de Scyla funciona como un agregador digital de sellos (vamos, lo que antes se llamaba un portal), más una editorial digital. Su página contiene, junto a la parte de ebooks, que es puramente Scyla, títulos de Timun Más (fantasía heróica) y de Minotauro (ciencia ficción y fantasía). De hecho, estas dos editoriales ya no tienen una página web propia (la política de sitios web de los grandes grupos editoriales es un caos, y tendremos ocasión en este post de ver algún ejemplo más).

Parece que tras la sucesión de compras de editoriales, y la consiguiente proliferacion de sellos (más de cien), Planeta aborda una segmentación más racional de su fondo de 15.000 autores, y lo hace según el público lector. El género de la ciencia ficción y fantasía siempre ha sido un buen acompañante de la Red, ya desde sus inicios, cuando en la década de 1970 en la red ARPANET se creó, a poco de inventarse el e-mail, una lista de distribución para fans del género: SF-LOVERS.

De hecho, los foros de aficionados al género han seguido siendo una presencia constante en Internet. En el medio anglosajón se han caracterizado por poner a disposición de los lectores (sin contar, por supuesto, con los derechos para ello) obras agotadas, descatalogadas o inencontrables: en este dominio concreto, es posible que el 80% o el 90 % de las mejores obras no se pudiera conseguir por ningún medio legal.

En español, la pionera fue la desaparecida cYbErDaRk.NeT (2000-2005), que aún conserva una tienda de libros del género. Tras ella, aparecieron otros muchos sitios, que han corrido distinta suerte. Entre ellos, Sedice ha hecho una gran labor de articulación de fans de “ciencia ficción, fantasía, terror, misterio”, aunque sin proporcionar acceso a materiales con copyright. De hecho, no entiendo por qué Planeta no les ha comprado (o a lo mejor lo intentó y no llegaron a un acuerdo…).

Pues bien: Planeta aborda en Scyla un portal de agitación sobre el ciencia ficción y fantasía, con las habituales patas en redes sociales (Facebook y foros propios, absurdamente clasificados por editoriales, de nuevo), pero lo que es importante es que se dirige, en conjunto, con ebooks y libros, al publico de un género concreto, y subgéneros afines.

Zafiro contiene exclusivamente la editorial digital de tema romántico, aunque sigue existiendo aparte, dentro del caos de Planeta de los libros, un “Club de novela romántica“, dedicado casi en exclusiva a autoras (porque casi todas son mujeres) que no escriben en español. Es decir: la estrategia aquí no ha sido, como con la ciencia-ficción, la concentración por públicos, sino la dispersión.

Por último, señalaré que ambos géneros pueden tener coyunturalmente intersecciones, como en la novela romántica paranormal.

Tanto Zafiro como Scyla (en su vertiente editorial, puramente digital), anuncian que sus obras “podrán leerse indistintamente en todos los dispositivos electrónicos: ordenadores (PC o Mac), tabletas, Smartphones y eReaders de tinta electrónica y podrán ser adquiridas en las principales librerías on-line nacionales e internacionales”. Se publicarán autores en lengua española, noveles o consagrados, pero los sitios web de ambos sellos parecen muy orientados a la captación de nuevos autores.

Ambos sellos publicarán “novedades de diferente extensión, desde relato corto hasta novela, con precios muy asequibles que oscilan entre los 0.99€ y los 4.99€”.  En esto siguen las tendencias del mercado en inglés, que normalmente ha puesto precios más bajos para el género romántico y de ciencia ficción.

Estos nuevos sellos surgen en el contexto de importantes movimientos en el grupo: el despegue digital de Círculo de Lectores (del que ya hablamos), y la potenciación de Casa del Libro (que los editores españoles señalan como la librería en la red que mejor les funciona). Precisamente Casa del Libro anuncia para el próximo jueves importantes revelaciones…

Etiquetas: , , , , , ,

Revistas de Vanguardia, presentación en Madrid

10 noviembre 2011 9:09

#visualización #digitalización #buscadores
El día 16 de noviembre, miércoles, a las 19:30 horas en la Residencia de Estudiantes de Madrid tendrá lugar la presentación de la publicación digital Revistas de la Edad de Plata, edición en la Web de una treintena de publicaciones de interés cultural de los años 10 a los años 30 del siglo pasado, dotadas de un buscador visual y otro lingüístico.

Intervendrán en el acto Juan Manuel Bonet, Carlos Wert y el firmante de estas líneas de forma no-presencial.

Etiquetas: , , ,

Hacia el libro electrónico de calidad

08 noviembre 2011 12:12

#ebook #tipografía #calidad #editorial #agente #prensa
Dos post del excelente blog “Verba volant, scripta manent” inciden sobre el problema de la calidad tipográfica y editorial de los ebooks. El punto de partida es la nueva colección que ha sacado el diario La Vanguardia. El primero, “Ebooks de vanguardia” critica el excesivo analogismo de los primeros títulos, es decir, el hecho de que sean demasiado analógicos, poco digitales. Resumo los rasgos que se critican:

a/ Abigarrado: innecesariamente denso, apretado. [No] hay motivo para interlineados estrechos, títulos apretados, páginas estresadas.

b/ Plano: pese a contar con algunos enlaces internos, estos son insuficientes.

c/ Cerrado: ensimismado. Los enlaces al exterior están ausentes.

d/ Descuidado: en Viaje al corazón del hambre hay títulos al final de página, con su texto en la siguiente. Inexplicable. Inaudito. Cualquier editor imprime esto y sale despedido en globo al cabo de 5 minutos. [...] Parece maquetado en Word, sólo que sin aprovechar todo lo que Word ofrece, que ya es decir.

e/ Poco riguroso: la edición del libro de Aldekoa decepciona en la cita de las fuentes. En un gráfico, en un dato, en un mapa, se limitan a poner Fuente: ONU. ¿Toda la ONU? [...] ¿Por qué no se la enlaza?

En un post posterior, “Ebooks de Vanguardia, o para qué sirve un editor“, y gracias a los comentarios dce Mariana Eguaras (¡cuántas veces nuestros blogs se han enriquecido con aportaciones de los lectores!), añade:

a/ Ebooks de Vanguardia contaría con una web propia, no un espacio realquilado en la web de La Vanguardia.

b/ Los archivos en EPUB, PDF y MOBI llevarían, como mínimo, el nombre de la obra. ¿Alguien se imagina un libro de papel con las cubiertas mudas?

c/ Los textos estarían más pulidos y su hipertextualidad se hubiera mejorado mucho. Su diseño gráfico también sería algo mejor, más legible. También se hubieran introducido criterios de colección o, como mínimo, de familiaridad gráfica, ahora ausentes.

d/ El peso de los libros sería racional.

¿De dónde proceden todos estos males? De nuevo Verba… da en el clavo:

Han intervenido uno, dos o más diseñadores gráficos web. Han participado también unos cuantos tecnólogos. Pero no veo a ningún editor, a no ser que fuera un borde y no mereciera ningún agradecimiento. No hay nadie que se haya ocupado de trabajar el texto. Es cierto que está ya bastante pulido, pero el repaso y el enriquecimiento que unos ojos vírgenes pueden darle a una obra es el que ahora se echa en falta.

Aquí vemos claro qué diferencia una empresa perteneciente a la industria cultural de otra perteneciente a los envasadores de contenidos. La Vanguardia no ha puesto en marcha ninguna editorial. No hay ningún trabajo editorial detrás.

En estos tiempos en que los diarios, las tiendas web multiproducto, o los agentes literarios se hacen editores, conviene recordar algo que nuca debió olvidarse: hay un oficio editorial (que incluye una práctica de corrección), que tiene muchas décadas detrás. No está en juego sólo la belleza de la obra, sino aspectos clave de la ergonomía de la información textual. El libro digital no viene a simplificar las cosas, sino a complicarlas. Como prueba este post: “Proofing books in the digital age” (gracias, Silvia, Mario y Anónimos por señalármelo) que indica el complejo, y necesario, proceso que tiene detrás la creación de obras para muy distintas plataformas.

Etiquetas: , , , , ,