Suscripción a lectura: el caso de 24symbols

23 mayo 2015 10:10

He estado utilizando unos meses la aplicación de lectura para iPad de 24symbols. Como es bien sabido, se sitúa en el sector de pago mensual, acceso ilimitado a los libros y posibilidad de lectura en varios dispositivos. En España, en el mismo nicho está Nubico, de Telefónica y Círculo de Lectores, y claro, el servicio de la poderosa Amazon Kindle Unlimited. Recientemente han desembarcado también los brasileños Nube de Libros.

La verdad es que no tenía a priori ninguna opinión sobre lo que podía dar un servicio así a un lector voraz, como soy yo. Tras algún tiempo leyendo aleatoriamente información sobre varios de los sistemas por suscripción, y concretamente 24symbols, en la prensa generalista (donde me da la impresión de que no está bien explicado), he podido formarme mi propia opinión. Las pruebas han sido hechas con un iPad, y también accediendo a la página del servicio en la pantalla del ordenador.

Me apresuraré a adelantar mi conclusión principal: el servicio es muy bueno para llevarse libros para un viaje, y poderlos leer sin conexión (ya sea en un tren, con poca conectividad, o en un avión o en el extranjero con imposibilidad de usar las cuentas de datos). Uno puede descargar en su tableta un gran número de libros y despreocuparse de todo lo demás. En zonas con Wifi, o con una buena cuenta de datos y buena conexión, la lectura en streaming, sin descarga, es también posible.

La primera cuestión que se plantea es saber de qué libros dispone este servicio. La cuestión es clave, porque la “lectura sin límites” que plantea 24symbols sólo tiene sentido si la oferta es amplia. La propaganda anuncia más de 200.000 libros, cosa perfectamente posible, dado el conjunto de editoriales que están en el proyecto: entre otras, todos los títulos de Anagrama, lo cual ya de por sí es un auténtico festín lector. No hay nada de Planeta, ni del grupo Random House (lo que significa que no encontraremos nada de Alfaguara, por ejemplo). Aquí podemos ver todas las editoriales que tienen fondos en 24symbols. Hay también títulos en inglés, italiano, catalán y otras lenguas.

La segunda cuestión es cómo seleccionar lectura en este conjunto tan amplio, lo que en definitiva lleva a una cuestión de descubribilidad o encontrabilidad de las obras en este gigantesco catálogo. Para lidiar con él se han arbitrado al menos cinco tipos de recursos: a) el buscador, b) las categorías, c) la indicación “otros libros similares”, d) las estanterías y e) el blog o Magazine.

a) Si uno busca mediante el nombre de un autor, por ejempo “Twain” se sorprenderá al ver, tras los consabidos Tom Sawyer y El príncipe y el mendigo en español, el alemán Tom Sawyer Abenteuer und Streiche o el francés Les aventures de Tom Sawyer (eso a pesar de que yo me he registrado como lector únicamente de español, porque la configuración no permite marcar más que una lengua). Aparecerá también, mezclado entre estos, The life of Mark Twain, de Albert Paine. Pero también, en posición muy destacada, El guardiamarina Easy, de Frederick Marryat, por la sencilla razón de que “fue admirado por Mark Twain, Joseph Conrad y Ernest Hemingway”. ¡Por favor! Cuando se busca por el nombre de un autor un autor, ¿es tan complejo dividir la respuesta del buscador en estas categorías (que a no dudar figuran en los metadatos)?:

en primer lugar, libros en el que figura como autor (en la lengua principal seleccionada en la configuración, cuando eso sea posible, como debería)

luego, y marcados separadamente, libros en los que figura en el título

por fin, libros en los que figura en los paratextos (solapas, cuartas de cubierta…)

y por último libros en otras lenguas, a ser posible sólo en las otras lenguas en las que el usuario se haya declarado lector, también cuando eso sea posible

Y, por supuesto, conviene ordenar los resultados dentro de cada bloque por algún tipo de relevancia, que ahora parece faltar.

b) Las categorías presentan la habitual mezcolanza y cambio de criterios que suele imperar en el mundo del libro (sobre la clasificación por materias escribí hace tiempo). Además, hay todo un proceloso territorio en la no-ficción en el que las inclusiones y exclusiones son muy complejas: ¿por qué los discursos para posgraduados del gran Kurt Vonnegut están en “Humanidades y ciencias sociales”? Así, no extrañará que esta categoría esté, sorprendentemente, en el tercer lugar de las elecciones de los hombres y en el 5º de las mujeres en 24symbols.

 

c) La indicación de “otros libros similares” es con mucha frecuencia errática: arriba tenemos las sugerencias que acompañan al mencionado título de Vonnegut.

 

d) Las “estanterías” son un poderoso recurso para seleccionar y organizar socialmente los contenidos del catálogo: hay “estanterías” del editor, de lectores, o del propio servicio. Permiten clasificar obras con respecto a género, o a criterios más idiosincráticos.

Lamentablemente, las categorías no son accesibles desde el acceso por app en tableta: sólo en la Web.

e) El blog o Magazine es la forma editorial de dar nuevos elementos sobre los libros, que escaparían a la clasificación por materias, proponiendo por ejemplo obras humorísticas, o relacionadas con la figura de la madre, o bien obras que se leen en menos de tres horas.

A propósito de estos últimos: es una pena que cuando se llega, a través de cualquiera de estos sistemas, a la ficha de un libro, no haya indicación de las páginas que tiene, o (todavía mejor), del tiempo que requeriría su lectura, fácilmente deducible de lo anterior.

Además, pueden completar estos sistemas los procedimientos sociales de recomendación, marca de favoritos, seguimiento de otros usuarios.. Por cierto, segun sus propias informaciones, las lectoras hacen mucho más uso de estos recursos (y también anotaciones y subrayados) que los lectores.

Por último, es una pena que en la visualización off line de ciertos libros aparezcan páginas en blanco, párrafos aislados o líneas cortadas. Esto, que me ha ocurrido siempre en el iPad, no parece muy oportuno, dado que según sus propios datos la mayoría de sus usuarios leen en tabletas, y la mitad son de iOS.

Etiquetas: , , , , ,

Supervivencia en cultura digital, diálogo en Madrid

27 abril 2015 11:11

El próximo jueves, 30 de enero, a las 16 h. en la Galería Odalys, calle Orfila 5, de Madrid tendrá lugar un diálogo entre Fidel Moreno y un servidor sobre el tema “Supervivencia en la cultura digital”. Está organizado por @futuracultural, en el marco del Máster en Gestión Cultural de la Universidad Carlos III de Madrid.

Etiquetas: ,

El español digital. Mesa redonda en Madrid

22 abril 2015 11:11

Dentro del Foro Internacional del Español, el viernes 24 de abril a las 17 horas en la sala Giner de los Ríos, tendrá lugar la mesa redonda El español digital. Una conversación abierta, con la intervención de:

Manuel Bavo (Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes)

Mario Tascón (Prodigioso Volcán)

Harry Vélez Quiñones (University of Puget Sound)

José Antonio Millán (moderador)

 

 

Etiquetas:

Las diferencias de libros que hay en el universo

21 abril 2015 9:09

En este post preparatorio del llamado Día del Libro, recuerdo, con Alexio de Venegas, que no se pueden meter en un solo día las diferencias de libros que hay en el universo.

Etiquetas:

Las revistas culturales…, encuentro en Madrid

04 marzo 2015 11:11

El jueves 12 marzo del 2015 se celebrará el Encuentro de profesionales:

 

Las revistas culturales como materiales para la educación

Las revistas culturales son al tiempo actores privilegiados de los movimientos intelectuales de la actualidad y archivo viviente de su devenir. Por otra parte, las que son más antiguas han ido dejando, en su trayectoria histórica, un rico testimonio de nuestro pasado cultural.

Son, pues, un elemento clave que podría ser aprovechado con fines didácticos a muy diferentes niveles, y que en la actualidad se encuentra infrautilizado. El rico abanico de temas que abarcan (literatura, historia, música, arte…) las hace aprovechables para su integración en las asignaturas del curriculum, a muy distintos niveles.

El presente encuentro entre profesionales, abierto al público, congregará a instituciones y agentes destacados en la preservación y difusión de las revistas del pasado, en la edición de las del presente, y en la explotación didáctica de unas y otras, con la intención de que se produzca un debate fértil y documentado entre los participantes.

Programa

Dirección: José Antonio Millán

10.00 h Apertura

10.15 h  Revistas culturales, realidad y perspectivas
Manuel Ortuño, presidente de ARCE, Asociación de Editores de Revistas Culturales de España

10.45 h La Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional
Lola Rodríguez Fuentes, Jefe de Servicio de Gestión de Colecciones de Publicaciones Seriadas de la BNE

11.15 h Las revistas en una Biblioteca Virtual
Julia Bernal, directora de producción, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

11.45 h Coloquio

12.30 h Una revista entre dos mundos
Daniel Gascón, responsable de la edición española de la revista Letras Libres

13.00 h Presentación de la aplicación Revistas de la Edad de Plata
Carlos Wert, Institución Libre de Enseñanza

13.15 h Las revistas, en el núcleo de la educación  literaria
Felipe Zayas, experto en didáctica de la lengua y la literatura

13:45 h Coloquio

Lugar:
INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA
Paseo del General Martínez Campos, 14
28010 Madrid

Imprescindible inscripción previa
Matrícula: 10 euros
Estudiantes, profesores y desempleados: 7 euros
Gratuita para los socios de la Corporación de Amigos de la ILE
Información e inscripciones:
E-mail: inscripciones@fundacionginer.org
Tel.: 91 411 97 14

Etiquetas: , ,

Textos, pixeles y bits

24 febrero 2015 12:12

Acaba de aparecer el libro electrónico Textos, pixeles y bits. Reflexiones sobre la publicación digital, que ha coordinado Isabel Galina Russell, y publicado por la UNAM.

En él tengo un capítulo sobre “La preservación de documentación personal digital”, tema curioso y que lleva tiempo interesándome.

Es una edición en ePub, que se puede descargar gratuitamente en esta dirección.

Éste es su índice:

“Las publicaciones digitales dentro del patrimonio documental”, por Isabel Galina Russell

“Diez años de la Hemeroteca Nacional Digital de México (HNDM). Breve reseña de una larga gestión de preservación y acceso, 2002-2012”, por Guadalupe Curiel Defossé y Ricardo Javier Jiménez Rivera

“Aplicaciones literarias para iPad: exploraciones en los nuevos formatos de lectura del siglo XXI”, por Ernesto Miranda Trigueros

“La preservación de documentación personal digital. Manual para optimistas y brújula para recolectores”, José Antonio Millán

“Una voz constante. El sueño de una fonoteca digital”, por Rodrigo Bazán Bonfil

“Las prácticas digitales en la teoría legal analógica. Estatus actual y construcción de rutas”, por Lourdes Padilla Cabrera

Y aquí la ficha completa:

Textos, pixeles y bits. Reflexiones sobre la publicación digital, Isabel Galina Russell (coordinadora)
Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Bibliográficas, México, 2015
ISBN: 978-607-02-6369-9

Etiquetas: , , ,

Manual de escritura académica y profesional. BCN

11 febrero 2015 10:10

Mañana jueves 12, a las 19 horas en la Casa del Libro de Rambla Catalunya 37 (Barcelona), presento, junto con Claudia Canal y Antón Costas y varios de los co-autores, el Manual de escritura académica y profesional que ha dirigido Estrella Montolío (Ariel).

Etiquetas: ,

Calidades en eBooks

30 enero 2015 11:11

Se suele repetir que entre nosotros los ebooks “no acaban de despegar”, como si, en efecto, hubiera una inevitable tendencia hacia el predominio de esta modalidad de libro, cuyo retraso causara la perplejidad de propios y extraños. No es así: en ningún sitio está escrito que los libros para lectura en pantalla tengan que dominar el mercado, y de hecho, en el mundo hispanohablante no lo están haciendo.

Me gustaría explorar aquí una de las causas posibles de esta situación, o, para no forzar demasiado una causalidad que al fin y al cabo no puedo demostrar, me gustaría sencillamente exponer una situación que se puede resumir así: los libros digitales, concretamente las ediciones en ePub (que son quizás las únicas que merecerían esa denominación) están muy mal hechas.

Desde lo más sencillo…

Cojamos el caso más sencillo, el de una novela, que es al fin y al cabo el género que podría llevarse la parte del león en ese hipotético despegue. No son obras de gran complejidad tipográfica; no estamos hablando de tratados de química orgánica cuajados de fórmulas. Son libros con predominio de texto seguido (y aun así sembrado de trampas), con muchos diálogos (donde siguen los problemas), y que además pueden contener muchos otros elementos textuales: reproducción de cartas, una lista, la transcripción de una factura (ya decididamente espinosos)… Cualquier editor sabe que no hay libro simple.

Ante los ojos del lector habituado a los libros —a los libros-libros, a los tradicionales en papel, vamos— la primera extrañeza puede ser que esté compuesto en párrafos sin sangrar separados por blancos, en vez de mediante párrafos unidos unos a otros y con la primera línea sangrada. No es una inmensa ruptura, pero sí que es un elemento de disconfort lector. Un espacio en blanco entre párrafos indica un corte, un cambio de escena: un salto narrativo o conceptual; un libro que presenta líneas en blanco a cada rato es una obra que tartamudea.

Los guiones son un problema añadido: los únicos que suelen aparecer en muchas de estas obras son los cortos, que sirven tanto para partición de palabra a final de línea como para iniciar los diálogos, o para crear incisos, a modo de paréntesis. Es decir: las rayas (lo que en inglés se llama m-dash) han desaparecido del uso, y con ellas una útil balización de los diálogos y de los incisos. Claro, que a veces se sustituyen por dos guiones cortos pegados, que son aún más disruptivos.

Cualquier cita textual extensa contenida en una obra (por ejemplo, una carta que el autor tiene a bien intercalar en la trama) puede crear problemas sin cuento. O bien se entrecomillan todos y cada uno de sus párrafos (sin hacer uso de las “comillas de seguir” o “invertidas” que marcan la continuacion en los párrafos segundo y sucesivos), o bien se reproducen sus párrafos constituyentes sangrados a la izquierda, pero muchas veces manteniendo además las comillas.

El puesto del lector

La gran ventaja del formato ePub para el lector es, por supuesto, que se puede ampliar considerablemente el cuerpo de letra, y que se adapta a pantallas (y por tanto a cajas de texto) muy pequeñas, pero cuanto más grande es la letra o más pequeña la pantalla, más artefactos extraños empiezan a aparecer: líneas huérfanas, viudas, “calles” de blancos que se extienden en vertical o en diagonal a lo largo de la página, líneas justificadas con demasiado espacio entre palabras, por problemas de la partición automática al final… En esos casos también saltan más a la vista problemas como dobles espacios en blanco, espacios indebidos ante signos de puntuación (que pueden hacer, por ejemplo, que una coma aislada aparezca al comienzo de una línea), etc.

Ante estas cosas, el profesional de la edición se llevará, por supuesto, las manos a la cabeza, pero el simple lector no estará obteniendo, ni mucho menos, una “experiencia de usuario” óptima (por decirlo en términos de consumo digital), y alguna vez se quedará desconcertado ante algo que no sabrá, por ejempo, si es una frase del narrador, algo que repite textualmente uno de los personajes o qué exactamente… No sabrá por qué de pronto ¡en una obra digital! aparecen varias páginas en blanco seguidas… Nada muy grave, por cierto: si acudimos a las ediciones populares del XIX podemos encontrar esas cosas, y peores, y nadie protestaba. Incluso parece que las obras se leían y disfrutaban, pero resulta un poco extraño encontrarse, de golpe, en una situación que parecía felizmente superada.

¿Culpa del ePub?

¿Por qué ocurre todo esto? ¿Es un problema del formato ePub? ¿Tendrá que ver con que éste no se ha creado dentro de la tradición tipográfica hispánica, sino de la anglosajona (que, aunque haya quien pueda sentirse sorprendido, no es idéntica)?

La realidad es aún más triste: todos y cada uno de los problemas que he señalado serían evitables, siempre y cuando hubiera personas con conocimientos controlando el proceso, y los editores no metieran sus libros en la tolva industrial de creación de ePubs, por la sencilla razón de que es la más barata…

Como no sólo ya no existen los antiguos talleres de composición, sino que también el mundo editorial ha prescindido de los correctores, puede no haber ningún profesional entre un original creado en procesador de textos por un autor con un conocimiento parcial de los usos de la edición y un resultado final al que se llega tras un vavivén de formatos y cambios de convenciones. Porque en muchas ocasiones los libros se crean pensando únicamente en su salida a imprenta, y el proceso de retorno a lo digital es una auténtica retroconversión, donde surgen infinidad de problemas.

Sí: los ebooks son ahora en muchos casos malos, de muy mala calidad, y no hablo de obras pirata, sino de las que están a la venta. Editores de fama a los que se les caería la cara de vergüenza de ver tales defectos en uno de sus libros impresos (que tampoco hoy en día son perfectos, pero ése es otro problema) lanzan al mercado edición tras edición de ebooks infames. Lo más probable es que no hayan mirado con detenimiento ninguno de los engendros que ponen a la venta. Lo más probable también es que estén en la edición digital por presión del medio, para que ningún otro sello saque sus libros en formato electrónico si ellos no lo hacen, o porque sí… Pero no los comprenden, no los cuidan y además no quieren gastarse ni un duro en mejorar procesos que tampoco entienden. Hay entre nosotros muy buenos profesionales que podrían ayudarles en esa tarea.

El libro en el nuevo medio tiene, sí, problemas inherentes a su condición derivativa. Un ebook no es más que la imagen desmaterializada de un objeto casi perfecto, el libro impreso, forjado a lo largo de siglos de resonancia con las mentes de sus lectores bajo la mirada atenta de una industria cuidadosa. Pero, con interés e inversión, se podría mantener gran parte de sus potenciales. Los torpes remedos que saltan al mercado no ayudan a los autores ni a los editores, y minan la confianza de los lectores.

[Escrito para ThinkEPI. Publicado por primera vez en la lista IWETEL]

Taller: Lectura y creación de signos en el mundo contemporáneo

08 octubre 2014 18:18

Taller Lectura y creación de signos en el mundo contemporáneo

Martes 15 de octubre de 2014, de 10:30 a 14 h.

Dirigido por José Antonio Millán

Nuestras ciudades y espacios públicos, nuestras pantallas y teléfonos, camisetas y pintadas están llenos de mensajes que utilizan un lenguaje icónico, señalético. Este lenguaje no tiene reglas ni academias, no se aprende en las escuelas ni se difunde en los medios, pero ahí están sus mensajes prohibiendo, afirmando y ordenando, oponiéndose y apoyando a las más distintas acciones. Es el nuevo lenguaje universal, que se supone que todos pueden leer e interpretar.

Este taller se desarrollará en dos partes: en la primera, se analizará una muestra variada de signos de todos tipos para deducir algunos de los principios que rigen su creación. En la segunda parte se crearán ejemplos que pongan en práctica lo aprendido.

Imprescindible inscripción previa:
Teléfono 91 411 97 14  /  inscripciones@fundacionginer.org
matrícula: 10 €
Miembros de la Corporación de Antiguos Alumnos y Amigos de la ILE
y Amigos de la Residencia: 6 €
Lugar: Residencia de Estudiantes. c/ Pinar, 21 28006 Madrid

I Bookathon, reinventando la lectura digital

08 octubre 2014 12:12

La plataforma de creación de laboratorios de aprendizaje e innovación Teamlabs, con el apoyo de la editorial de autores independientes Bubok, celebran el “I Bookathon, reinventando la lectura digital” el 15 de octubre en Medialab Prado (c/ Alameda, 15, Madrid).

El Bookathon es un encuentro entre expertos e interesados en el mundo del libro y su lectura en soportes digitales (editores, bibliotecarios, periodistas, desarrolladores, diseñadores gráficos, etc) que se dan cita durante una jornada intensiva de trabajo con el fin de desarrollar colaborativamente nuevos proyectos y prototipos editoriales. Es el primero que se organiza en España con el formato de un hackathon (fusión de los términos “maratón” y “hackers”) con el foco en el sector editorial.

“Los nuevos soportes tecnológicos han abierto la puerta a la exploración de nuevas formas de lectura, más allá del libro o el periódico de toda la vida, y es necesario repensar la lectura en la era digital, y con ella, todo su ecosistema de prácticas, herramientas y lenguajes”, explica Joaquín Rodríguez, director de MasterYourself Publishing.

“En nuestro afán de continuar innovando en el sector editorial, queremos identificar en este primer Bookathon nuevos talentos y nuevas ideas disruptivas que exploren las nuevas posibilidades del libro y de la lectura a través de los nuevos soportes móviles”, indica Sergio Mejías, director general de Bubok.

La inscripción al Bookathon es gratuita y los participantes contarán con ocho horas, de 10 a 18 horas, durante las que trabajarán las propuestas y soluciones en equipos. El premio, al que se puede optar sólo por participar, consiste en una beca completa para realizar programa MasterYourself Publishing, de Teamlabs (valorado en 9.000€), un programa de aprendizaje radical dedicado a la exploración del cambio digital en el ámbito editorial, en el que imparten clases Sergio Mejías, director general de Bubok; Mario Tascón, de Prodigioso Volcán; Luis Collado, de Google; Eduardo Arcos, de Hipertextual o Gumersindo Lafuente por Causa.org, entre otros expertos.

El I Bookathon se cerrará con la conferencia abierta de José Antonio Millán sobre “El español e Internet” a las 19 horas.

Etiquetas: , , ,