Anotar en los márgenes

28 febrero 2011 9:09

Dirk Johnson pasa revista a prácticas de anotación de libros en un reciente artículo en el New York Times. Un ejemplo divertido es el de Mark Twain, anotando un ejemplar de Walter Besant, The Pen and the Book , para enzarzarse en lo que  Johnson llama una “discusión de sentido único” con su autor, indicando que “nada podía ser más estúpido” que usar anuncios para vender  “mercancías esenciales” como “sal” or “tabaco” (inesperados ecos en las reflexiones del editor español Manuel Aguilar).

Donde el autor no parece hilar muy fino es al mencionar el “incierto destino” de la anotación “en un mundo digitalizado”. Protesta Bob Stein en if:book y pone como ejemplo las anotaciones colectivas al margen de la edición digital de The Golden Notebook de Doris Lessing, en uno de los muchos ejemplos que hay en la Red de comentario colaborativo de una obra.

Por cierto: la obra de Besant que anotó Twain, The Pen and the Book (1899), está disponible íntegramente en la Red, en OpenLibrary.org. Es un precioso manual sobre aspectos básicos del negocio editorial que, a un siglo de distancia, sigue valiendo la pena. Sin abandonar esta página, aquí se puede leer un capítulo:

Etiquetas: , , ,

Cultura Escrita & Sociedad, 11

24 febrero 2011 9:09

Acaba de aparecer el número 11 de la revista Cultura Escrita & Sociedad. Con el siguiente índice:

Dossier: Cultura escrita en México (siglos XVI a XX)

Coordinado por Carmen Castañeda García

Carmen Castañeda García: Descubriendo la Historia de la Cultura Escrita

Pedro Rueda Ramírez: Las cartillas para aprender a leer: la circulación de un texto escolar en Latinoamérica

Carmen Castañeda García: Cultura escrita y Revolución de Independencia en Nueva España: el caso de Guadalajara y su región

Marina Garone Granvier: Reflexiones sobre la comunicación escrita de un grupo indígena mexicano

Alma Dorantes González: «De sus ojos depende mi vida». Diario anónimo, Guadalajara, 1869

Julia Preciado Zamora: Francisco Orozco y Jiménez, el arzobispo que gobernó por correspondencia

María Teresa Fernández Aceves: El álbum biográfico de Guadalupe Martínez Villanueva: cultura oral y escrita en Guadalajara, 1920-1970

Estudios

Diego Bentivegna: De lo racional a lo nacional: ambigüedades de la lectura escolar entre la Memoria de Amadeo Jacques y La restauración nacionalista de Ricardo Rojas

Además el apartado Lecturas contiene (entre otras) mi reseña de Alberto Cevolini, De arte excerpendi. Imparare a dimenticare nella modernità

Etiquetas: ,

“La necesidad, el placer, la curiosidad, la fama, la propaganda”

23 febrero 2011 9:09

Mi aprendizaje de vendedor de tejidos me hizo saber que las aldeanas nos compraban telas adamascadas para colchones o manteles y buscaba yo, instintivamente, el método de aplicar al libro lo que había entrevisto en aquel comercio. Pero no acertaba a distinguir entre la necesidad, el placer, la curiosidad, la fama, la propaganda… El problema se encarecía con sus numerosas dificultades, inasequibles para un muchachito. Me di por vencido, considerándolo superior a mis pocos años. Humildemente declaro que ya rebasados los setenta, no he acabado de resolverlo de modo cumplido y satisfactorio.

(Manuel Aguilar, 1972)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: , ,

50 años (o así) de oficio editorial

22 febrero 2011 9:09

En el 2009 se festejó el cincuentenario de Anaya, y me pidieron una contribución al volumen colectivo El libro del 50. Así nació el texto “50 años (o así) de oficio editorial”:

Mi edad no me permite, francamente, tener cincuenta años de experiencia editorial, pero ustedes me disculparán la licencia… Allá por 1974, siendo todavía estudiante de la Facultad, hice mi primera traducción, precisamente para el Grupo Anaya. Gustavo Domínguez (que había sido mi profesor), me encomendó la versión española de Las lenguas y su enseñanza, de W.A. Bennett para Cátedra.

Y esa fue mi puerta de entrada en la edición. El primer contacto fructificó en otras traducciones y a partir de ahí —y salvados el inevitable remate de mi carrera y el casi más inevitable servicio militar— en 1977 empecé a trabajar en Editorial Fundamentos.

[seguir leyendo]

Etiquetas: , ,

Amazon en España, y el cortísimo aliento de nuestro libro digital

21 febrero 2011 9:09

La noticia ha sido una carta de Carmen Balcells a sus autores, divulgada por La Información. Confirmando todos los rumores (y operaciones como la reciente integración de metadatos con la base de datos de los editores españoles, DILVE), Amazon desembarcaría este mismo año en España. La agente “espera que represente un revulsivo para el mercado de los libros electrónicos, que actualmente obtiene unas ventas mínimas”.

¿Es realmente así? La Balcells debe de saberlo, porque de los 32 literatos que gestiona (incluidos varios premios Nobel), sólo ha recaudado en el 2010 la cantidad de 5.885 euros. Aparentemente (porque la noticia no está muy bien redactada) eso correspondería a 3.414 obras. Entendemos, de nuevo, que los 1,7 euros de media ingresados por obra corresponden al porcentaje sobre el PVP devengado por derechos de autor. Cantidades, en cualquier caso muy bajas:

La mayoría de los títulos disponibles registran entre cero y dos ventas, y el que más éxito ha logrado, Todos los cuentos de Gabriel García Márquez, se queda en 835 unidades.

Carmen Balcells, que participa, como saben nuestros lectores, en un proyecto de libro electrónico, ya ha cedido autores a Amazon. La librería virtual, por otra parte, ya hace tiempo que vende libros en español. Pero Amazon no viene sólo para dinamizar el mercado de libros elctrónicos, no: viene a vender e-books en un mercado incipientísimo: viene a hacer muchas otras cosas

Etiquetas: , ,

La variedad de cubiertas

18 febrero 2011 9:09

¿En qué se diferencia la edición inglesa y la estadounidense de un mismo libro? De entrada, en la cubierta. La verdad es que es un ejercicio instructivo. Ya recogimos hace tiempo la comparación entre las cubiertas de dos ediciones norteamericanas: en tapa dura y en blanda.

Pero cualquiera puede cómodamente realizar un trabajo semejante. Hemos buscado Otra vuelta de tuerca, el título de Henry James, en Google Images, y así, de sopetón nos ha salido el siguiente conjunto, de editoriales de uno y otro lado del charco, incluyendo diferentes ediciones del mismo editor:

Etiquetas:

Máster en libros y literatura para niños y jóvenes

17 febrero 2011 9:09

Entre el 14 de febrero y el 31 de marzo está abierta la preinscripcion a la quinta edición del Máster en libros y literatura para niños y jóvenes organizado por la Universitat Autònoma de Barcelona, el Banco del Libro de Venezuela, la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y la Fundación SM. Es un máster a distancia (o con una semana presencial en Barcelona), dirigido por Teresa Colomer.

Posee una parte central, dedicada al conocimiento de los libros infantiles y juveniles, y una parte diversificada según cuatro perspectivas profesionales: el uso de los libros en el ámbito escolar, la promoción de la lectura, el estudio con orientación crítica y la edición.

Ciclo de conferencias, lecturas de clásicos infantiles y juveniles dirigidas, prácticas profesionales y web con participación de autores, ilustradores y narradores de prestigio de diferentes países.

Programa.

Etiquetas: , ,

“Un mal libro”

16 febrero 2011 9:09

Un mal libro por lo general halla editor. Un buen libro, también.

(Augusto Monterroso, 1990)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: ,

Comics en HTML5

15 febrero 2011 9:09

Con la aparición de lo comics en iPhone cayeron las barreras que separaban las creaciones gráficas contemporáneas de la pantalla. El éxito se exportó rápidamente al iPad. Pues bien: una vez comprobado que los cómics y la pantalla no estaban reñidos, ha venido el paso al browser o navegador de Web. Marvel, la gran compañía de historietas de superhéroes, utiliza el estándar HTML5 para exhibir cómics, por el momento sólo en el navegador Chrome, de Google, para PC o Mac.

La idea ha sido pasar a la pantalla del ordenador algunas de las prestaciones que se tenían en la del iPhone y el iPad, lo que se consigue (a falta de pantalla táctil) a través de teclas, del uso del ratón y de mandos en la interfaz. Los deslizamientos, zooms y cambios de página típicos de las aplicaciones en los aparatos Apple para adaptar las obras a la pantalla se mantienen, porque la base sigue siendo la página impresa, que debe adaptarse al campo de presentación .

Quien compre los cómics a traves de iTunes (la tienda de los aparatos Apple) podrá leerlos también en Chrome, pero no viceversa. Aunque hay cómics gratis, la mayoría cuestan sobre los 2 dólares, y también hay una opción de suscripción: un año a 60 dólares, durante el que se pueden leer cualquiera de los 8.000 que están digitalizados, más los que se añaden diariamente. Esta fórmula de suscripción estilo buffet libre sólo podrá estar sostenida por los sitios que dispongan de una gran oferta.

Etiquetas: , , ,

Cómo ven los editores españoles su futuro

12 febrero 2011 9:09


De la galería de ojos de mi sección visual

Por presión popular comento lo que se dijo en la jornada Los retos del negocio editorial, organizada por Expansión, que reflejé en un post anterior: “Si editaramos en inglés, ya estaríamos muertos”.

Los editores están al menos diagnosticando bien sus problemas. Ven que es inviable mantener el mismo modelo de negocio. Y claro: les parece “inconveniente” la entrada de players como Telefónica, Apple o Google, pero ¿qué van a hacer?.

No tienen soluciones, o las que ven son un espejismo: poner la esperanza en esos “nuevos contenidos atractivos que hasta ahora el libro tradicional no podía incorporar” (Edhasa) lleva a los editores a un nuevo terreno, el de la producción multimedia (animaciones, videos, etc.), carísimo y en el que los editores no tienen know how. Ya vivimos esa misma situación cuando los CD-ROMS en los 90, y sabemos cómo acaba. Además estos libros aumentados suelen ser inútiles y decepcionantes.

Dicen que el libro electrónico no debe entenderse como “la mera transcripción tecnológica de un contenido creado y pensado para otro soporte y otros clientes” (Planeta). ¡Claro que no!: tiene que ser la buena transcripción tecnológica (¡no esos epub llenos de errores!) de un contenido creado y pensado para el lector. Punto. Aunque (sigue Planeta) de prolongarse esta situación, “venderemos el mismo contenido a precios distintos y se quedarán con el más barato”. Sorprende ver esta falta de confianza en su producto tradicional, el buen libro de papel: lo que ocurrirá es que venderán el mismo contenido en varios formatos, y se seguirán vendiendo muchos libros de papel (auque quizás no tantos como ellos querrían…).

Sí: “Si editaramos en inglés, ya estaríamos muertos”. El español ha sido una barrera de entrada, pero ya están ahí Google Ebookstore, Amazon a punto, desembarco generalizado de editoras bajo demanda (Palibrio y Xinxii), … En la lista LUN: lengua, uso y norma Silvia Senz ha planteado crudamente la cuestión: La “lengua común”, ¿salvaguarda de la industria editorial catalano-española? Una muestra:

Basta que núcleos de producción editorial tradicionales como México o Argentina recuperen lo bastante su industria para que lo que sale de España no llegue allí. [...] Basta, pues, con que Apple, Google y otros “monstruos” llegados de lejanas tierras imiten la iniciativa de los “publishers” norteamericanos, contraten los derechos de publicación (de obras originales en castellano o de traduciones al castellano) para diversos países, creando su red mundial de colaboradores (traductores, correctores, adaptadores…) y produzcan así sus propias localizaciones para comerse casi enterito ese pastel idiomático que la federación española de gremios editoriales, creyéndose (ingenua y cínicamente) propietaria del idioma, cree conservar.

Hoy por hoy los editores en papel, secundados por los agentes y con la complicidad implícita de autores y derechohabientes extranjeros, detentan los derechos digitales de los libros cuyos derechos impresos poseen. Es decir: el editor X publica la novela Y en papel y la agente sólo venderá los derechos digitales de Y al mismo X. Luego Y puede (y suele) hacerle poco caso al canal digital: su negocio está en otra parte. Pero esto puede cambiar, por ejemplo, cuando los propietarios extranjeros de los derechos se pregunten cómo están obteniendo rendimientos digitales tan malos por sus libros. El troceo de los derechos en una lengua por países o zonas (derechos en español para Argentina, o México, o para América Latina, o para España, vendidos separadamente), que hasta ahora ha sido una  estrategia de los propietarios y sus agentes para sacar más dinero a los libros tradicionales, no tiene ningún sentido en el mundo digital, y desaparecerá; en el nuevo mercado realmente global habrá una ventana para editores arriesgados en español, vengan de donde vinieren.

Mientras tanto, y en lo que atañe a libros en papel, seguimos en un sector con mala información comercial, mala información a los clientes, con libros convertidos en un cocktail de datos y con una estructura de distribución que a nadie satisface (ni a clientes ni a vendedores).

La solución debería ser doble: por una parte mejorar el circuito del libro de papel, y sus correlatos de información digital, para conservar en buen estado ese precioso nicho, en vez de defraudar al comprador y enervar al librero. Por otra crear una oferta amplia, barata y de calidad de libros electrónicos. Ninguna de las dos interesa a quienes ya ocupan mesas de novedades en las librerías, y saben que van a seguir haciéndolo. Ambas interesan a todos los demas.

Etiquetas: , , , , ,