Del ciberarribismo de nuestras instituciones

25 noviembre 2011 16:16

#biblioteca #buscador #iPhone
Leo en la web del Ministerio de Cultura que

La Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria presenta el servicio gratuito de realidad aumentada georeferenciada [sic, por la única r] y en tiempo real para móviles Smartphones [sic, por la mayúscula y la falta de cursiva] ANDROID, IPHONE o SYMBIAN con una capa de información digital sobre bibliotecas españolas.

Se trata de una aplicación creada con Layar que hace que el propietario de un teléfono avanzado (iPhone o similar) vea superpuesta sobre la imagen de la zona donde se encuentra qué bibliotecas hay próximas, y obtenga información sobre cómo llegar a ellas.

La verdad: las bibliotecas no son algo que, como las farmacias de guardia, uno tenga que localizar sobre la marcha y sin pérdida de tiempo. Caso de que fuera necesaria la consulta urgente de un libro, esta aplicación no dice qué fondos tienen disponibles las bibliotecas, ni uno puede entrar en una y sin más pedir un libro: hace falta sacarse un carnet de usuario o similar.

Los beneficios de este servicio de realidad aumentada (cuyo coste estaría bien saber) son mínimos, y a cambio falta una información equivalente, puesta al alcance de todos mediante un buen mapa web, en el sitio del Ministerio, que no ofrece más que un mapa global esquemático y listados. El trabajo de referencia que ha hecho falta para crear la aplicación en Layar está, además, enterrado en una aplicación privada y propietaria, que nadie puede recuperar para crear un servicio más útil para los usuarios. (He aquí, al margen del Ministerio de Cultura, mapas de situación de las bibliotecas de Barcelona y Madrid)

Creo que esta aplicación es una muestra más del ciberarribismo de muchas de nuestras instituciones: apuntarse un tanto tecnológico, con independencia de si sirve para algo o no, y con descuido de acciones más provechosas. Si suena bien, si es algo de móviles (que se supone que es lo único que usan los jóvenes), si es tan moderno como la realidad aumentada, si es algo sobre bibliotecas, ¡adelante, cueste lo que cueste, sirva para lo que sirva!

Etiquetas: , ,

4 comentarios

Gorki dijo...

Me gustaría conocer el número real de visitas que tiene servicios ya en marcha y desde hace tiempo, como, (y cito de memoria), La hemeroteca virtual, el canal de youtube de la cinemateca, el Facsimil del Quijote, etc. etc.

Con seguridad el único deseo de llevarlo a la Red fue ponerse la medalla, sin preocuparse de si realmente quedaba al alcance del usuario o no. Para cuando las digitalizaciones libres de uso y con indices bien esturcturados de los fondos de estatales, tanto de cine como de imagen, sonido o texto.

Produce vergüenza ajena que tenga muchas más digitalizaciones de libros en español, Google que la Biblioteca Nacional, y no creo que Google cuide menos de los derechos de autor más que la Biblioteca Nacional.

25 noviembre 2011 20:32
Fernando Juárez dijo...

Hola:

Bueno, creo que hay otras maneras de entender y aprovechar las posibilidades del nuevo entorno informacional desde las bibliotecas…aunque también deseemos apuntarnos “tantos tecnológicos” :-)

http://diarium.usal.es/biblioblog/2011/realidad-aumentada-y-patrimonio-inmaterial/

http://www.youtube.com/watch?v=UGjAMM8PVQc&feature=youtube_gdata_player

Un saludo

Fernando Juárez. Biblioteca de Muskiz

25 noviembre 2011 20:47
trebots dijo...

¿Qué avance ofrece sobre Google Maps, que también me indica las bibliotecas y como llegar, y sin subvención?

26 noviembre 2011 13:34
jamillan dijo...

trebots: yo díría que ningún avance…

Fernando Juárez: hay aplicaciones de realidad aumentada que son útiles, y “tantos tecnológicos” que valen lo que cuestan. Mi sospecha es que aquí no estamos ante ninguno de esos casos…

26 noviembre 2011 14:02

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)