Agentes, ¿para qué?

26 abril 2007 17:17

Le Monde des Livres publica hoy un reportaje de Alain Beuve-Méry:”A quoi servent les agents littéraires?“. En Francia, como muchos lectores saben, no existe la figura del agente literario (que empezó en Norteamérica y ha tenido un gran desarrollo en la edición en español). El problema se ha planteado cuando agentes extranjeros han comenzado a representar a los autores franceses. Los editores tradicionales no quieren intermediarios entre ellos y sus autores, y muchas veces actúan ellos mismos promocionando a sus autores en el exterior, es decir: de hecho son sus agentes. Y no les ha ido mal, dado la gran frecuencia con que libros franceses se traducen a otras lenguas.

Por otra parte, la tarea de selección que realizan los editores ¿no es también un servicio del tipo del que prestan los agentes? Y caro: Albin Michel recibe 5000 manuscritos por año, cuyos informes de lectura cuestan hasta 140.000 euros

Y todo ello en un panorama progresivamente complicado: Olivier Cohen, director de las éditions de L’Olivier, opina:

El sistema francés no ha funcionado tan mal hasta ahora. Eso sí: descansa sobre el postulado de que no puede haber conflicto de intereses entre autor y editor [...] La creciente complejidad de los derechos secundarios (bolsillos, traducciones, audiovisual, Internet, etc.) obliga obliga ya a los editores a modernizarse y a aceptar que el reparto de los beneficios esté claramente a favor del autor- lo que ocurre en materia de derechos audiovisuales, en la que la parte del autor puede llegar al 70%.

Etiquetas: ,


Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)