El canon y el cuchillo jamonero.

27 diciembre 2007 11:11

Comenzábamos el año con el debate sobre el canon digital, y lo despedimos con la vergonzosa aprobación del canon por parte del Congreso, es decir: nos subirán el precio de una serie de artefactos electrónicos porque pueden copiar material sujeto a copyright (lo sufrirán, por ejemplo, las memorias USB o los teléfonos móviles).

Como dice José María Rodríguez Tapia en El País:

A día de hoy, no todo ciudadano que compra un cuchillo jamonero u otro de cocina, instrumento potencial de un delito, deberá pagar una compensación o seguro por si acaso, por culpa o por dolo, llega a herir a alguien, sino cuando lo haga efectivamente.

El canon se ha aprobado con los votos a favor de PSOE, CiU, IU y CHA (¡vergüenza sobre ellos!), y la abstención de PNV, ERC y BNG. Solo han votado en contra el Partido Popular (¡vivir para ver!) y Coalición Canaria, además de los dos diputados de Los Verdes (del grupo socialista) e ICV (cuyo senador había propuesto la enmienda en el Senado). Y, como señala Barrapunto, se ha desoído el clamor popular en su contra.

El Ministro de Cultura dio una extraña excusa: que si no se aprobara el canon, la copia privada (el derecho a hacer copìa para uso propio de un material que se ha adquirido legítimamente, como grabar un CD en un archivo MP3 para oírlo por la calle) sería sancionable. La respuesta de Enrique Dans, bastante fuerte, no se ha hecho esperar.

El dinero recaudado será, además, repartido por entidades privadas, que aplican criterios muy discutidos. Aunque el 20% de la recaudación no se reparta a los creadores presuntamente damnificados por la copia ilegal, sino que se aplique a “actividades de carácter asistencial y de promoción“: no queremos que el Estado delegue sus deberes asistenciales y de fomento de la cultura en entidades privadas.

Estos hechos se inscriben en una creciente tendencia a criminalizar comportamientos muy usuales, favorecidos, además, por unas tecnologías por las que ya pagamos impuestos. Muestra de esta tendencia son los vergonzosos anuncios que, en los DVDs, equiparan la bajada de una película de la Red con comportamientos delictivos. Por suerte, nos queda la parodia (de la serie inglesa The IT Crowd):

Imagen de previsualización de YouTube

Etiquetas: ,

2 comentarios

ese dijo...

Sería estupendo conocer los datos de cuántos millones de euros van a parar directamente a editoriales (y no voy a poner nombres) que exclusivamente publican libros, otorgan fastuosos premios literarios y editan enorme cantidad de títulos todos los años (que pagamos con nuestros impuestos ya que están subvencionados) y que se llevarán esos ingresos “añadidos” por la música que presuntamente robaremos al disponer de un MP3, un teléfono con posibilidad de escuchar audio, un disco duro externo, etc.Seguro que la mayor parte de ese dinero recolectado a base de esfuerzo añadido en pro del ocio, perdón de la cultura, va a las editoriales literarias. Es decir, las dueñas de los medios de comunicación (entre otras cosas).

27 diciembre 2007 13:19
José Antonio Millán dijo...

El mismo video con subtítulos.

02 enero 2008 21:14

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)