Por qué he escrito este artículo

07 junio 2008 12:12

En El País de hoy, en el suplemento “Babelia”, publico un artículo titulado El buen libro de papel. Esta es su conclusión:

Borges imaginaba el paraíso bajo la forma de una biblioteca. Pero ¿qué es la biblioteca sino la promesa de una gigantesca reserva de libros y un orden para encontrarlos? En lejanos almacenes, en librerías de novedades y de segunda mano, custodiados en bibliotecas, o incorpóreos como arquetipos digitales listos para ser impresos esperan cientos de miles de libros, y hoy una red mundial de búsquedas y recomendaciones, como nunca ha existido, permite llegar hasta ellos.

Nos gustan los textos en la Red, adoramos los e-books. Pero para sentarse cómodamente y leer no hay nada como los buenos, los amigables libros de papel.

Creo que decidí escribir un artículo como éste un día que estuve en un programa de radio. Me habían llamado (según descubrí demasiado tarde) para que hablara mal de los libros tradicionales y echara loas a aparatos que, como Kindle, la gente que estaba en el programa jamás había visto. Naturalmente, no lo hice: empecé a trazar una alabanza del libro (del libro normal) , y me encontré con la sorpresa de los responsables: “Pero bueno”, vinieron a decir, “yo esperaba que lo que usted iba a hacer era hablar bien de los libros electrónicos…”.

Y hay muchas cosas buenas que decir de ellos, qué duda cabe… Pero la postura, por decirlo suavemente, ignorante de mis anfitriones (unido al deficiente tratamiento que está teniendo por lo general en la prensa el fenomeno Kindle) me hizo empuñar la pluma y empezar:

Los libros son estupendos: es lo mejor que hay para leer, están bien de precio, no necesitan recarga, pasarán a nuestros herederos con nuestras anotaciones y subrayados y, cuando los sacamos de paseo, informan al universo acerca de nuestros gustos y aficiones, a través de sus cubiertas…

Etiquetas: , ,

8 comentarios

juanjo dijo...

Discrepo de tu conclusión. Si no he entendido mal, en tu artículo haces una alabanza de las bondades de la red en cuanto a búsqueda y localización de esos libros que tanto en formato electrónico ó en papel sean interesantes, difíciles de encontrar, etc. Hasta ahí, de acuerdo. Afirmas que “para sentarse cómodamente y leer no hay nada como los buenos, los amigables libros de papel”. Creo que, efectivamente, los libros de papel son una buena forma de leer. De hecho es la que hemos usado los últimos 500 años de forma mayoritaria. Pero, esto no excluye que, cambiando el continente y conservando el contenido, los ebooks ( Todos, los actuales y los futuros, salvo quizás los horrendos kindle, pero esto es sólo una cuestión estética), puedan en un futuro proximo ser un entorno amigable para leer. Ya lo he dicho aquí, pero yo al menos, me siento muy cómodo leyendo en mi iLiad. El tema del modelo de negocio es, por supuesto un tema diferente.Saludos, ( Sin ánimus molestandi, claro).

07 junio 2008 20:33
Gorki dijo...

Creo que al libro le queda una larga vida, sobre todo a determinado tipo de libros donde la edición es fundamental, Por ejemplo los libros de Arte, pero creo que el grueso de la literatura, la que se recoge en colecciones como Alianza Editorial desaparecerán a corto plazo, sustituidas por libros electrónicos tipo Kindle o por libros POD de usar y tirar. No creo que en el futuro tengamos en las librerías libros de bolsillo, vivimos en una cultura de usar y tirar, y si tiramos las camisetas pasado el verano, ¿por qué no tirar los libros leídos en ese periodo?

08 junio 2008 09:52
Anonymous dijo...

Bueno, a mí no me parece que los libros electrónicos y los tradicionales se excluyan uno al otro… Aún no tengo un e-book, pero me encantaría hacerme con uno pronto. Sin embargo, “lo cortés no quita lo valiente”. Seguramente usase el electrónico para trabajo (informes, etc.) y para viajes, para el tren o para cosas así, pero para leer delante de la chimenea o en la playa un día de levante, mejor el libro (por mucho que las páginas aleteen, no le pasará nada si se llena de arena o se moja un poco). En fin, que hay para todo. También me parece que para bolsillo sería una gran opción, y así a lo mejor me gastaría más dinero en libros mejor editados, en vez de invertir en varios de bolsillo… Saludos, Paula

08 junio 2008 12:06
Abel Ruiz dijo...

Yo opino que la ciberliteratura o la literatura publicada en red, es un medio de creación sostenible y abierto, que ofrece al autor de la obra la posibilidad de mostrar su trabajo al mundo sin que con ello tenga que intervenir ninguna editorial.Así mismo, es una buena forma para las editoriales de conocer y seguir a nuevos autores que, por su vocación de escritores, por su amor hacia las letras, han decidido publicar un contenido de calidad que probablemente merezca ser editado e impreso.Está claro que, al igual que ocurre con la literatura impresa, muchos de los trabajos literarios de la Red no sean realmente buenos, pero también es cierto que en la actualidad hay buenos trabajos publicados en Internet, y que en muy poco tiempo el número de buenos escritores “conectados” va a aumentar exponencialmente.Creo que la publicación online está todavía en proceso embrionario, pero estoy totalmente convencido de que tiene un futuro prometedor, tanto para autores como para lectores, y eso es algo en lo que las empresas editoriales tendrían que ponerse ya a trabajar.No discrepo con tu opinión, ni mucho menos, pues yo también elijo el libro de papel al electrónico, pero ambos deben ir de la mano, juntos, para crecer al unísono de lo que marca el compás de los tiempos.Un saludo.

08 junio 2008 15:30
Ana Lorenzo dijo...

Ja, ja, José Antonio, cómo te entiendo. Mi madre tiene la virtud de hacerte defender al político que sea solo por las críticas sin fundamento que le dedica. Creo que tu elogio al libro en papel en el caso de tu paso por el programa de radio vino más motivado como reacción a las falacias de tus anfitriones que por pura convicción, ¿no?Porque en este blog hemos leído a menudo ventajas del libro en papel y ventajas del libro electrónico; no en vano se subtitulaba Libros y Bitios. Un beso.

08 junio 2008 17:21
corydon dijo...

Pienso que llegará un día en que libro electrónico y libro de papel convivirán, como se repite a menudo en estos comentarios. Me parece que el debate sobre el que se genera la polémica es partir de la idea de que uno ha de eliminar al otro. Es una forma de razonar, que no sé si es muy precisa, pero tb se planteaba socialmente cuando se pensó que la televisión mataría a la radio o los diarios, como cuando se repite que internet acabará con la prensa de papel al integrar escritura, audio y multimedia, tener una interactividad casi instantánea y un alcance planetario. El libro de papel me parece un objeto formidable: práctico y elegante, une fácilmente la sensualidad del tacto y la claridad al hacer legible la imagen impresa fácilmente, ya sea sentado, de pie o tumbado. Yo no me imagino aún su inmediato final. Si sigue siendo útil, seguirá entre nosotros/as.

08 junio 2008 19:27
Juan Miguel Marthans dijo...

No sé cuál pueda ser la mejor opción entre un libro electrónico o uno de papel. A mi parecer ambos pueden compartir un mismo espacio en un futuro, dado que son para usos diferentes. Veo al ebook como una plataforma para consulta, una especie de biblioteca de bolsillo sumamente útil. Por otro lado, al libro de papel lo veo como una puerta para entrar a una lectura más reflexiva, más propia, en donde los sentidos particularicen cada obra, en donde el sonido de las páginas al ser pasadas nos indiquen que estamos avanzando, no solo en la lectura, sino en muchas cosas más.

08 junio 2008 21:21
Tomás dijo...

Pues claro que convivirán unos libros y otros (los sólidos y los ectoplásmicos). Lo Cortés no quita lo Pizarro. Sólo que no se hablarán fácilmente, como no se habla la radio con el cine o la TV. Somos nosotros quienes tendremos que tender puentes de atención entre uno y otro formato. Lo único inteligente y eficaz que podemos hacer para empezar a salvar fobias es aceptar un universal “nihil obstat” para los métodos y gaurdar nuestras críticas para los contenidos. . CHARO Y YOLONDO

12 junio 2008 12:24

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)