Grupo de trabajo sobre el libro electrónico

20 septiembre 2009 10:10

La semana pasada se celebró la primera reunión del recién constituido “Grupo de trabajo sobre el libro electrónico”, formado por “representantes del sector público y privado relacionados con la industria del libro, las nuevas tecnologías, el fomento de la lectura, las bibliotecas o la investigación”, según la nota de prensa del Ministerio de Cultura.

Como formo parte de este grupo de trabajo, cito in extenso la nota:

El encuentro se enmarca dentro del Observatorio de la Lectura y el Libro creado en 2007 con el objetivo de analizar de manera permanente la situación del libro, la lectura y las bibliotecas.

Las reuniones del grupo de trabajo permitirán a los expertos compartir sus conocimientos para elaborar un informe que aporte datos y extraiga conclusiones sobre la realidad y potencialidad del formato digital para el libro. El documento también planteará otras cuestiones como los proyectos y adaptación de la industria editorial, la utilización del libro electrónico en el campo de la enseñaza y de la investigación universitaria, los cambios en los canales de distribución y la incidencia de este nuevo formato en los hábitos de lectura de los españoles.

En las sesiones de trabajo también se analizará el impacto y planteamientos de defensa de los derechos de autor y las políticas de la Administración General del Estado dirigidas a iniciativas de digitalización y comercialización del libro electrónico.

Esta primera reunión ha contado con la participación por parte del Ministerio de Cultura de Marta García León, experta en propiedad intelectual y asesora de la ministra; Maribel Cuadrado, de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria; Mónica Fernández y Consuelo Martín, de la Subdirección General de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas. Los Ministerios de Industria y de Educación están representados por Juan Junquera de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y Enrique Roca, director del Instituto de Evaluación. El grupo de expertos se completa con representantes del mundo editorial y de las nuevas tecnologías como Jesús Badenes, director general de la División de Librerías Grupo Planeta; Rosalina Díaz, Directora General de la Editorial Wolters Kluwer; Javier Echeverría, profesor de Investigación de la Fundación Vasca de Ciencia (Ikerbasque); José Antonio Millán, consultor en nuevas tecnologías; Inés Miret, directora de la empresa Neturity; José Moyano, presidente de ANELE (Asociación Nacional del Libro de Enseñanza) y Jesús Otaola, responsable de la librería Prometeo-Proteo de Málaga.

La creación de este grupo de trabajo ha sido muy comentada, entre otros por Qué y Tökland.

Desde mi punto de vista (y por eso he accedido a participar ahí), cualquier foro de debate en el que participen los distintos actores implicados es beneficioso. En esta primera convocatoria faltan, a mi entender, representantes de la prensa, de los fabricantes/importadores de dispositivos, y de los distribuidores digitales (mediadores entre los editores tradicionales y la venta en formato digital).

Por su propia naturaleza, un grupo de trabajo de este tipo puede y debe modificarse para adaptarse a la realidad de lo que estudia, y éste, recién nacido, tiene margen para hacerlo.

Etiquetas: , ,

10 comentarios

Jose Maria dijo...

Enhorabuena, señor experto. En todo caso, sin los fabricantes/importadores de dispositivos… y ahí tienes una pequeña 'guerra' asegurada.Pero bueno, a ver si se avanza, sigue resultando indecente vender p-books y e-books al mismo precio o con diferencia de 1 euro.Seguiremos vuestros trabajos con atención.

20 septiembre 2009 10:37
Miguel Calvillo dijo...

No soy experto en expertos, pero este listado parece dejar como siempre fuera a la enseñanza. A ti te creo un experto con gran independencia, pero otros parecen más bien interesados errores de cálculo semejantes a meter en una comisión de energías renovables a un jeque de Arabia Saudí. Esperemos que este, como tantos grupos de observatorios vean de verdad lo que se avecina y no lo que ellos quieran ver.

20 septiembre 2009 12:00
Jorge dijo...

Como bien dices al final de la entrada, bajo mi punto de vista el grupo nace con serios déficits en cuanto a las personas que lo forman. Algunas personas relevantes y que tendrían mucho que aportar al grupo de trabajo no forman parte de él. Y en cambio, otras personas que personalmente pienso que no saben del asunto y no pueden aportar una visión y una opinión formada, con conocimiento, participan de este grupo. Eso me hace sospechar mucho de la efectividad de dicho grupo y de la utilidad de las propuestas, informes, etc., que el grupo saque a la luz.El momento que vive la industria del libro en el mundo, y en España, todo el ámbito del libro y la lectura, necesita de visiones ambiciosas, sin cortapisas o anteojeras que limiten las posibilidades. Los cambios que se están produciendo, tanto a nivel tecnológico (libro electrónico, etc.) como a nivel sociológico y cultural (hábitos de lectura y compra de libros, sin olvidar los cambios en la forma en que se lee un texto) exigen un verdadero esfuerzo de análisis, y propuestas e iniciativas que ayuden a afrontar estos cambios. Hay que ser ambiciosos y no tener miedo a derribar cosas para construir nuevas estructuras, construir un nuevo paradigma que responda mejor a la situación actual y sea más flexible.Estos grupos de trabajo no pueden nacer con prejuicios, y creo que este en concreto, por algunas de las personas que lo forman, nace con cierto grado de prejuicios. Me temo que cada parte se limitará a exponer su opinión ya creada (quizá sin base) sin escuchar o abrir su mente a otras opciones.

20 septiembre 2009 13:02
El Abuelo dijo...

No veo el sentido de la iniciativa. Me da la impresión de que se trata de otra comisión ministerial o similar cuyo coste (dietas a los intervinientes, como mínimo) será muy alto para unos beneficios sociales nulos.Para el aprovechamiento de los libros electrónicos en el ámbito del sistema educativo, ya están los expertos que se dedican a él en el Ministerio o en la Consejería corresponiente, así como los docentes.Para todo lo demás, será el mercado el que dicte sentencia, y "afortunadamente" habría que añadir, puesto que si tenemos que esperar a que las instituciones públicas estén al día con las nuevas tecnologías de la información, estábamos apañados…

20 septiembre 2009 13:15
El Marginado dijo...

El libro electrónico es el futuro. Es posible que no desaparezcan nunca los libros en papel, al igual que los periódicos no han sido sustituidos por las webs de deporte (por ejemplo) pero está claro que, cuando el soporte esté al alcance de todos y asequible (cosa que empieza a ser ahora) veremos como la cosa cambia MUCHO.Da igual que seamos profesores, científicos, escritores, o simples lectores (aficionados o profesionales). Más nos vale ir poniéndonos al día con esto por nuestra propia cuenta.

21 septiembre 2009 02:48
jmxpj dijo...

Me uno a El Marginado, o nos subimos al carro o nos quedamos fuera. Otra cosa es saber a qué carro subirse. Como Bibliotecario Pobre estoy deseando tener un e-book, pero ni siquiera sé cual comprarme, ni si cuando me lo compre me va a servir de mucho. Se aceptan (se suplican) sugerencias.

21 septiembre 2009 12:09
Anonymous dijo...

Faltamos los lectores.

21 septiembre 2009 12:48
Julieta dijo...

¡Jesús!Gracias al enlace a Qué veo que ya se están deslizando promesas imposibles de cumplir en el Grupo de Trabajo sobre el libro electrónico. ¿Cómo es posible que Jesús le prometa a Jesús que los libros electrónicos se comercializarán a través de las librerías? ¿Es que son el del Gran Poder para ponerle puertas al campo?Quiero compartir con todos vosotros la conferencia que dio Mike Shatzkin en la última edición de BEA y aquí copio la url, ya que no encuentro la manera de introducir un link en el comentario:http://www.idealog.com/stay-ahead-of-the-shift-what-publishers-can-do-to-flourish-in-a-community-centric-web-world.Llegué a ella gracias a Jordi Mustieles y su blog http://libros.soybits.comUn sitio que vale la pena seguir y consultar.Y le propongo a José Antonio que incluya esta conferencia como punto de partida de una reflexión, suya y de quienes lo seguimos desde hace tantos años.En cuanto a la inclusión de otros actores como, por ejemplo, Publidisa, tal y como recomienda Tökland, habría que definir antes si un .pdf es o no es un libro electrónico. Si todos estamos de acuerdo en que no lo es, bienvenida Publidisa a aportar ideas que sirvan para el futuro, que ya está aquí.Como dice Mike Shatzkin, nadie puede trabajar para él (el futuro) sin una visión. ¿Qué tal si este grupo de trabajo recientemente creado sirviera como cantera de juiciosos visionarios en lengua castellana? Eso sí, habría que prohibir las promesas inviables.

21 septiembre 2009 15:16
José Antonio Millán dijo...

Gracias a a todos los que habéis aportado comentarios. En general, uno no debería esperar grandes revoluciones de un grupo de trabajo que va a crear un informe para un Ministerio, aunque sí puedo decir que, tal y como están las cosas, es vital aprovechar el encuentro y la discusion entre los distintos actores implicados en esta revolución en marcha.Recojo, por otra parte, el guante de Julieta sobre Mike Shatzkin, y procedo a darle un post propio…

22 septiembre 2009 15:46
silicon dijo...

En primer lugar, como no podia ser de otra forma, el ministerio de cultura aporta “la propiedad intelectual”. Vemos claramente cual es su mayor preocupacion, que sorprendentemente no es la cultura.

Vemos que ademas van otras subdirecciones como bibliotecas (¿Pensaran prestar libros electronicos?), industria, etc…

Y digo yo, ¿Los lectores, usuarios y consumidores ¿Donde estan representados? ¿Acaso no son la parte mas importante?

Seamos claros: Los libros electronicos son un hecho. Ya tenemos disponibles casi cien lectores, pero muy pocas publicaciones.
Las pocas publicaciones que hay estan a un precio desorbitado (casi el mismo que en papel), mientras en el extranjero estan a mitad de precio.

O los editores nos proporcionan libros variados y a buen precio o se van a quedar sin mercado. Un editor extranjero va a acabar conquistando el mercado hispaño. Otra pcion es que los lectores “se busquen la vida” como han hecho con la musica.

25 abril 2010 14:54

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)