Escrituras continuas

17 noviembre 2009 11:11

Llego vía Bibliographos / Le Bibliomane moderne y Sobre llibres / blog de Thomas Hawk a dos curiosos ejemplos de coincidencia en procedimiento de escritura: página continua en un rollo de papel.

El caso superior es el manuscrito de la obra del Marques de Sade Las 120 jornadas de Sodoma, mientras que el inferior es el original mecanoscrito de On the Road de Kerouac. Si en el divino marqués pudo influir la escritura en la prisión (¡y cuántas obras importantes han visto la luz en establecimientos penitenciarios!) y los medios que había a mano, en el caso de Kerouac la razón puede ser más bien artística: la escritura como un flujo continuo.

Y ahora que lo pienso: las páginas web, con su scroll vertical, no dejan de ser una especie de rollo aplanado, (tal vez) indefinidamente prolongado hacia abajo, que leemos por una ventanita llamada pantalla… 

Etiquetas: , ,

7 comentarios

Luisamiñana dijo...

La analogía es patente. Tanto el scroll como el mismo link conducen a una lectura infinita continuada. Es el mismo gesto. Pero evidentemente el campo por el que se extiende el texto es diferente, ¿no? Un saludo,Luisa

17 noviembre 2009 12:02
Julieta Lionetti dijo...

¡Vaya rollo! Kerouak tenía extrañas costumbres de escritura. En un ejemplar facsimilar del original de Some of the Dharma que obra en mi biblioteca analógica, los cuartos están escritos hasta el corte de la página, e incluso algunas palabras, o partes de palabras, quedaron en el rodillo de la máquina de escribir, como un palimpsesto que aún no se ha recuperado.Y suena verdadera tu analogía con las páginas web. ¿Serán los chicos de Google los esenios de nuestro tiempo? Lo cierto es que también tienen un decálogo.

17 noviembre 2009 13:32
Dubitador dijo...

El rollo de Kerouak si pare tal rollo, incluso en una foto de detalle parece que es de papel-tela, o directamente tela: http://bit.ly/38S3dsSin embargo el manuscrito de De Sade suscita mas dudas, incluso perplejidad, puesto que se dice que es un conjunto fragmentos escritos por ambas caras: http://bit.ly/2p87TGLe rouleau manuscrit de douze mètres dix de long, et de douze centimètres de large est composé de multiples morceaux de papier, ayant un centimètre de large. Chaque morceau est écrit des deux côtés ; l'écriture est tellement fine qu'elle ne peut-être lue qu'avec l'aide d'une loupe.

17 noviembre 2009 14:10
Solitarius dijo...

También el español Juan Benet escribió en 1969 su novela "Una meditación" (que consta de un solo e inmenso párrafo)en un rollo de papel continuo, sirviéndose de un aparato de su invención, al que llamó "andarivel de literatura continua", con el fin de no poder volver atrás en el texto para corregir; aunque, según confesó a Juan Hortelano, traicionó su propósito inicial por una relectura y consiguiente reescritura del texto ya finalizado.La anécdota la contaron Rafael Conte y Juan García Hortelano en los artículos que publicaron respectivamente en "ABC Literario" y "Babelia" con motivo de la muerte del autor, a principios de enero de 1993; y la recoge John B. Margenot III en su Introducción a "Saúl ante Samuel", Cátedra, 1994, pp. 13-14. A mandar

17 noviembre 2009 17:55
JM Lorite dijo...

Pues también a mí me parece que precisamente se acerca más el estado actual de la lectura en pantalla al funcionamiento de la lectura volumen o rollo que al del libro… otro paralelismo que reflexionaba hace semanas era lo próximas en concepto que me parecían las comunicaciones oral y digital frente a la cultura que podría ser percibida algún día como un "paréntesis"… http://fontanelas.blogspot.com/2009/04/texto-y-lectura-digitales-se-acercan-la.html

18 noviembre 2009 10:09
Jaime dijo...

Bonita imagen la del skroll como un rollo continuo. Me ha recordado a un personaje imaginario, Alberto Ruiz-Tagle o Carlos Wieder. El poeta de la novela de Roberto Bolaño, "Estrella distante", es un aviador que escribe sus versos en el cielo de Santiago de Chile. El humo del motor como un lápiz y el firmamento como una plantilla. No sé si hubo aviadores-poetas en el movimiento futurista… o es pura imaginación de Bolaño.

22 noviembre 2009 23:56
JoseAngel dijo...

Menudos rollos escribían Sade y Kerouac… Las escrituras continuas de estos autores, o la de los clásicos que escribieron antes de la llegada de los códices, son continuas en el sentido de que suprimen (o no introducen) una de las segmentaciones que impone el libro-códice: la paginación. Pero siguen manteniendo otra de las segmentaciones: la línea, idéntica prácticamente en el rollo y en el códice. Y casi idéntica en la pantalla en el caso de los archivos tipo .doc, pdf, etc. En el caso de las páginas web, curiosamente la línea se mantiene pero es de longitud variable, según ampliemos la ventana o manipulemos el tamaño de letra: una variabilidad limitada por la anchura de la pantalla y la legibilidad del tamaño de letra. Pero es un nexo muy significativo entre la página y la pantalla. Siendo que nada impediría que la pantalla nos presentase una línea continua de texto, sin otras líneas arriba y abajo, desplegándose indefinidamente en horizontal, hacia la derecha. Eso no nos gusta: leemos mejor con el texto dividido en unidades, líneas y páginas. Es más manejable, más intuitivo, y eso lo hace más agradable también.

15 junio 2011 20:47

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)