Junto al volcán

07 julio 2010 9:09

Javier Candeira ha producido una metáfora que, creo yo, está destinada a convertirse en un clásico. Cito el principio de su artículo Ben Fold contra el volcán:

La relación entre los creadores y el entorno digital de Internet se puede comparar a la relación entre los habitantes de las laderas de un volcán y el mismo volcán. Es un hecho natural que el suelo alrededor de los volcanes sea especialmente fértil. Por eso los habitantes de esos parajes conviven con el gigante dormido, incluso regresando a cultivar sus tierras al poco tiempo de las erupciones que se llevan sus casas y las vidas de sus amigos y parientes.

Las erupciones de los volcanes también son hechos naturales. No tienen categoría moral, por mucho que el mito diga que los espíritus de la caldera se aplacan alimentándola de de doncellas. Por esa razón el cálculo de vivir más cerca o más lejos del volcán es una decisión puramente pragmática. Que uno quiera cultivar las mejores tierras o prefiera alejarse a terrenos marginales pero más seguros es una decisión en la que no importan la ideología, la religión, la ética. Sólo la aceptación de que el mundo natural es como es, y si quiere uno vivir en él, quizá pueda modificarlo a su acomodo, pero sobre todo deberá uno adaptarse a sus circunstancias.

La metáfora del volcán es perfectamente aplicable a la creación en el entorno digital. La copia masiva y la creación de parodias y homenajes por parte del público no son, de por sí, ni buenas ni malas, ni todo lo contrario. Los homenajes y las parodias son la forma natural en la que la gente se relaciona con el arte. La copia masiva, como las erupciones de los volcanes o la fertilidad de las tierras abonadas por sus cenizas, no tiene categoría moral. Son hechos naturales, parte del nuevo medio ambiente cultural, y por tanto el sustrato de la nueva economía política del arte, la cultura y el entretenimiento.

La acción que Candeira toma como arquetípica del comportamiento del creador (en este caso musical) frente a las condiciones actuales es lo que ha hecho Ben Folds a través de Chatroulette, un chat visual.

…Pero vale la pena leer el artículo entero y ver los videos.

Etiquetas: ,

5 comentarios

SuperSantiEgo dijo...

Bueno: otros pensamos que hablar por medio de metáforas y alegorías amañadas que se plieguen a nuestros deseos, además metiendo de por medio falacias naturalistas, es probablemente la forma más baja y cutre de pensar.

07 julio 2010 10:29
Gorki dijo...

El símil no es malo, un creador puede acercarse al volcán y aprovechar la tierra ferial que produce como por ejemplo hizo el Koala. Pero falla en el caso contrario, por lejos que te sitúes del volcán, si se produces una sola copia de tu obra, aunque no la hayas producido tu. Si te fotografían un cuadro, te graban una actuación en directo, o scanean un original escrito a máquina. alguien puede llevarla a la boca del volcán e iniciar una pequeña erupción. De nada vale que vivas a cientos de kilómetros del volcán. ¿Quiso el autor de historia de la danza subir su actuación a Internet?

Ese es el problema real, le guste o no le guste, el autor vive hoy en las proximidades del volcán. Puestas así las cosas, lo razonable es aprovechar sus tierras fértiles y rezar por que el volcán, siga dormido unos cuantos siglos más.

07 julio 2010 11:02
rv dijo...

… y cuando la única estrategia es rezarle al volcán algunos pensarán que es momento de elaborar alguna estrategia…

Me parece más preciso (en especial en términos históricos) apuntar que no se ha vivido desde siempre junto al volcán o con el volcán a la vista -donde cada quien elige qué estrategia ejercitar- sino más bien que se ha vivido en una extensa y más o menos inmutable llanura durante mucho tiempo, y que de pronto, sin aviso previo, un volcán ha hecho irrupción humeante y ostentosamente activo, mientras, el grueso de la población, hace el necio, mira hacia atrás, y cruza los dedos esperando poder continuar con sus estrategias de llanura…

Esto a la lava, claro, la tiene sin cuidado.

Gracias por el post. Saludos!

28 noviembre 2011 00:28
Gorki dijo...

# rv
Te aconsejo que leas “Cómo nace y crece un volcán, el Paricutín” del Dr. At, que fue testigo en 1942 del nacimiento de un volcán en medio de una llanura mexicana.

Muy probablemente el indio que era el propietario del terreno donde nació el volcán, (o sus herederos), siga pleiteando sobre sus derechos sobre el volcán, (entre otros, el derecho a la imagen del volcán), que nació en sus tierras, sin negarse a reconocer que nadie se los reconocerá, pese a que por haberse transformado ese terreno en una atracción turística, produce anualmente montones de Pesos Mexicanos.

Es lo que tiene negarse a ver la realidad de los hechos y aferrarse a antiguos derechos, hoy indefendibles.

28 noviembre 2011 21:37
Gorki dijo...

Se me olvidaba aqui lo puedes comprar http://libreriatico.blogspot.com/2011/02/como-nace-y-crece-un-volcan-el.html
aunque el ejemplar está dedicado por el autor y será bastante caro, aunque no dudo que lo podrás encontrar gratis en Internet.

28 noviembre 2011 21:40

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)