¡Esto no es Internet!

20 diciembre 2010 9:09

Sorprendente mensaje a doble página que se puede leer en el último número (en papel) de Vanity Fair:

Esto no es Internet.

Si te apetece, acurrúcate y ponerte cómodo.

Las revistas no parpadean. No tienen videos ni hacen brotar anuncios de la nada. No puedes grabar en video tus revistas ni jugar en ellas.

Pero puedes llevarte una a la playa, a la cama o a cualquier otro lugar, y seguro que te ocupará, te entretendrá y te iluminará de formas que ningún otro medio puede.

Quizás esto explica por qué la lectura de revistas ha aumentado en relación a cinco años atrás. Las 25 primeras revistas continúan alcanzando a un público mayor que los 25 primeros programas de TV de prime time. Y a pesar de la guerra creciente por los ojos de los consumidores, los lectores pasan una media de 43 minutos por ejemplar.

¿Qué explica esta atracción constante? ¿Por qué nueve de cada diez americanos adultos eligen pasar tanto tiempo con un medio abiertamente analógico?

Una verdad perdurable: personas de cualquier edad adoran la experiencia de leer una revista, incluso cuando el mismo contenido está disponible en línea. De modo que acurrúcate, ponte confortable y disfruta del resto de esta revista.

Revistas. El poder de lo impreso.

Esta exaltación de la revista impresa puede ponerse al lado de la que hizo de la prensa en papel William Powers, y aunque enternecedora, es un tanto tramposa. Lo de llevarse un artefacto electrónico a la cama hace mucho que no es una novedad (aunque sobre la playa haya más dudas) . La comparación con la televisión no es muy acertada: se trata de un medio de importancia decreciente en Estados Unidos (como en otros lugares); ¿por qué no comparan la lectura de revistas con la de webs? Y en cuanto a los anuncios…  Vanity Fair, como otras revistas americanas, escupe constantemente cupones entre sus páginas y está llena de encartes, por no hablar del hecho de que uno está a veces más de medio ejemplar pasando páginas de anuncios hasta llegar al primer artículo. En fin… aquí hay una información del New York Times sobre la campaña.

Lo que es más curioso para mí es la aparente vitalidad de ese género entrañable, las revistas, en Estados Unidos, cuando en España han desaparecido en gran medida, lo que ha provocado alguna reacción. Según mis noticias, se da la misma tendencia en otros países hipanohablantes. ¿Es realmente así?

Etiquetas: ,


Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)