Conclusiones del Congreso de Libreros

24 marzo 2011 9:09

Tuvo lugar en Gran Canaria, y se acaban de hacer públicas sus conclusiones. Las recibo en el calor que me ha despertado la lectura atenta del magnífico número monográfico de Trama y Texturas sobre la librería.

A continuación van, íntegras. Pero destacaré las que me parecen más importantes:

1.      Los libreros españoles somos conscientes de los cambios sociales que la tecnología digital está produciendo en los hábitos de los lectores y de las implicaciones en el mundo del libro.

La experiencia de los libreros veteranos atestigua que siempre ha habido retos difíciles que nuestra profesión, tan vocacional, ha sabido afrontar y superar, y que los jóvenes libreros que asisten a este Congreso asumen.

2.      El sector del libro español ha elaborado un Plan Estratégico para adecuarse a los cambios y desafíos de nuestro tiempo. Algunas de sus líneas maestras son:

a.      Un plan de apoyo a la red de librerías independientes que ayude a su continuidad y fortalecimiento.

b.     La creación de un sello de librería de calidad

c.      El desarrollo de planes de formación reglada para los libreros

d.     La defensa del mantenimiento del precio fijo para el libro en todos sus formatos y soportes

3.      Los libreros optamos por la incorporación decidida de Internet y el mundo digital a nuestra realidad cotidiana a través de:

a.      La participación en distintas redes sociales

b.     El impulso de la impresión bajo demanda

c.      La creación del portal “www.todostuslibros.com”, que permite a cualquier usuario saber en qué librerías hay disponibilidad de cada título concreto

d.     La consolidación de “Los Libreros Recomiendan”, blog participativo en el que se destaca el papel prescriptor del librero

4.      Los libreros reivindicamos la función de vendedor final que nos reconoce la ley del libro. Esta función exclusiva debe respetarse también en las ventas a través de internet y en las diversas ferias del libro, cuya titularidad deben ostentar los gremios de libreros  contando con el apoyo del resto del sector y de las administraciones públicas para su organización

5.      Las iniciativas institucionales de apoyo a la difusión y venta de libros a través de las librerías deben ampliarse, contribuyendo a que el libro mantenga la relevancia cultural y social que merece.

6.      Destacamos la importante presencia de editores y distribuidores en este Congreso, con quienes hemos de seguir desarrollando proyectos colectivos de mejora del sector y campañas de promoción que fomenten la oferta bibliográfica rica y plural de la red librera española.

7.      Esta buena sintonía debe sentar las bases para la celebración de un congreso conjunto de todo el sector del libro, iniciativa que cada vez parece más necesaria y cercana.

Este último punto es vital: llevamos años con reuniones sectoriales, pero querríamos ver juntos, debatiendo, a representantes de todo el circuito: autores, editores, distribuidores, libreros, prescriptores y por último (¿lo adivinan?) lectores. Los otros puntos quieren sacar partido de las ventajas competitivas que ya tienen las librerías: la capilaridad de la red de establecimientos para mejor servir al público (3c), el visibilizar el know how acumulado (3d). Excelente todo…

El punto 4. parece más bien una defensa gremial: no es con apoyo de la administración y las leyes (unas leyes en muchos casos obsoletas) como los libreros van a protegerse, sino insistiendo en sus puntos fuertes. La imrpesión bajo demanda tiene aquí una posible función clave.

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios

Mario dijo...

Muy buenas intenciones, pero ¿no hay algo de echar balones fuera, a la administración por ejemplo?

24 marzo 2011 11:37
Gorki dijo...

He escrito a mi librero favorito Javier, de la Librería Cervantes de Alcalá de Henares. Este es un librero a la antigua, que sabe orientar al publico hacia lo que le puede interesar y que trata con todos sus escasos medios de llevar un ambiente literario a su ciudad, (Promueve tertulias literarias con los autores y tiene un interesantísimo blog http://www.lalibreriadejavier.com/ )

Pues bien, este librero no se siente identificado en absoluto con los libreros que acudieron a las Palmas, por la simple razón que son representantes de grandes librerías, generalmente con sucursales, o librerías que no pasan de ser secciones de negocios dedicados a otra cosa, como supermercados o las cafeterías VIPS y que tienen unos problemas absolutamente diferentes al de las pequeñas librería que no tienen ni empleados, aparte del dueño para atenderlas, pero que son los avanzados culturales en montones de barriadas y pueblos de España.

Su opinión es que esas conclusiones son “de grandes librerías en superficie”, pues “Es como si fuéramos de dos galaxias diferentes.
Por ejemplo, todavía estoy porque alguien me venga a pedir una descarga de un libro digital.”

Mi opinión, es que tanto editores como libreros, además de ser el actual canal de distribución de los libros, que quizá en el futuro no sea necesarios, hacen una labor de filtro de los miles de libros que se editan, hasta reducirlos a las dos docenas de libros que un lector compulsivo compra al año. Esa labor tendrá que hacerla también alguien en el futuro, quizá no se llamen, editor ni librero, pero alguien la tendrá que hacer y lógicamente tendrá que cobrar por ello, aunque no se aun a quien cobraran.

Si yo fuera librero incidiría en la labor de prescritor de libros como agarradera para mi futuro profesional, pues eso hecho por muchos sistemas desde la cuidada selección de libros que tienen los estantes en los VIPS, hasta el consejo amigo de mi librero Javier, es lo que me mueve a mi a adquirir libros incluso haciendo los kilometros que separa mi casa en Madrid de Alcalá de Henares.

Si me dejan sin ayuda en medio de la Casa del libro, posiblemente terminaría aturdido de tantas posibilidades de selección como existe, hace falta un prescriptor que te oriente en la elección.

25 marzo 2011 00:18
sergidr dijo...

“[...]función de vendedor final que nos reconoce la ley del libro. Esta función **exclusiva** debe respetarse también en las ventas a través de internet [...]“.
Eso se llama suicidio. Y hay muchas maneras de vivir, y vivir mejor.
Se están mezclando cosas. Las librerías necesitan un terminal? donde yo conecte vía USB mi e-book y me compre lo que quiera. Y ahí el librero SI es IMPRESCINDIBLE. Y hasta amigo. Y mola. Y lógicamente, aprecio y pago ese servicio, incluso mucho. Pero poner puertas al campo o restringir un mercado…
Lástima!

25 marzo 2011 10:01

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)