Libros digitales, ¿parásitos del papel?

03 octubre 2011 9:09

La comercialización digital de los cómics es un hecho: ya hemos tratado el caso de Marvel y compañía. Me encuentro en un post de Avión de papel (que por cierto, no tiene ni un sólo enlace) un comentario sobre la situación en España. Su titular reza:

La industria del tebeo abarata hasta un 50% el precio de las descargas digitales, paga al autor un 25% de los ingresos y apuesta por la lectura en todos los formatos disponibles: ordenador, tabletas y móviles.

La entrada se refiere a la plataforma de distribución de cómics Koomic, que ha comenzado con 70 obras, y aumenta a razón de cuatro por semana, de prácticamente todos los editores españoles salvo Norma y Planeta. Uno de sus obras más famosas es Mortadelo y Filemón. Las obras distribuidas por Koomic se pueden leer sin descargar, en un navegador (con una realización viñeta por viñeta un tanto tosca), descargándoselos en el ordenador con DRM de Adobe, o en un iPhone o iPad.

Desde el punto de vista de la comercialización, y aparte de la compra por Web o app, han introducido unas tarjetas de prepago, de venta en librerías (ya conocemos otros casos en que una obra digital se adquiere mediante un cupón físico).

Pues bien: el mencionado post incide en la cuestión del precio:

Los precios finales también quieren ser un incentivo para los lectores. En Koomic dichos importes varían según editorial y tebeo, pero un cómic digital suele ser entre un 30 y un 50% más barato que su formato primigenio. Por ejemplo, el debut digital de Mortadelo y Filemón, ¡A reciclar se ha dicho!, cuesta 5,99 euros frente a los 12 euros en papel.

Y las siguientes, e interesantes, observaciones:

Desde Koomic aseguran que, dentro de los procesos de digitalización, la posterior actualización de los sistemas operativos para tabletas y móviles implica un coste importante.

Bueno: parece que cada vez se puede hablar más claro sobre los costes (y problemas) que tiene la proliferación de plataformas. Pero aún hay más:

De ahí que, en un futuro, puede que “los cómics nativos” no cuenten con precios de venta tan asequibles, como los que hoy resucitan en digital después de nacer impresos.

¡Exactamente! ¿No están muchas obras digitales parasitando inversiones que ya se amortizaron en papel? La respuesta es claramente que sí para obras ilustradas, pero también para gran parte de la ficción, si pensamos en los costes de traducción/composición. Quizás una obra nacida en papel pueda alcanzar un precio muy bajo al revenderla por línea, pero ¿y las obras nativas digitales?

A ver si la revolución del libro digital va a ser cierta sólo si tiene sus bases en el papel…

Etiquetas: , , , , , , ,

6 comentarios

Jorge dijo...

Qué importante es el rigor. Has utilizado la cursiva para la palabra “revolución”. Uno cada día es más escéptico con el cambio de paradigma, las revoluciones y la web 2.0…
Por cierto, murió hace poco el padre del proyecto Gutemberg y casi nadie habló de él; tenemos al gran Ciscar a las puertas de un Nobel y casi nadie habla de él….
Menos mal que queda algún blog decente…porque las redes, ay, las redes…mis “queridas” redes…

03 octubre 2011 10:53
Jorge dijo...

Error. Juan Ignacio Cirac, no Ciscar.

03 octubre 2011 12:05
María Antonia de Miquel dijo...

Has dado en el clavo. Casi nadie lo dice, pero si las obras digitales pueden venderse a precios tan asequibles es porque hay una obra en papel previa que ha cargado con todos los costes asociados a ella. Que no son sólo -como piensan muchos- escribir el libro, sino que hay todo un trabajo de revisión, maquetación, diseño, etc., que alguien debe pagar. Eso, o resignarse a que las obras nativas digitales tengan una calidad ínfima…

03 octubre 2011 13:40
linmac74 dijo...

Discrepo. Hay costes que serán semejantes como revisión, maquetación, diseño, etc pero hay otros que simplemente desaparecerán como son el pago a las distribuidoras y el margen de beneficio de los libreros. De acuerdo que habrá distribuidoras digitales pero los costes no serán ni a lo sumo los mismos que mantener una estructura como la del reparto de libros y cómics físicos.
Ni de lejos.
Que no nos quieran engañar para justificar una futura subida de precios. En mi opinión esta subida sólo sería para compensar el tanto por ciento más de ganancia que han pasado a pagarle a los autores por miedo a que se marchen a otro que pague más.

05 octubre 2011 14:14
Rafael Araújo dijo...

Una obra digital nativa llevará un mayor coste porque en ella se planteará otra forma de editar o crear las publicaciones. Entre ellas, la creación de interacción a base de javascript o con contenidos multimedia. Y todo estos elementos añadidos (realizar un video, crear una animación, hacer que al pulsar realice alguna acción determinada) tienen un coste superior al actual, al del libro impreso, en cuanto a gastos de producción se refiere.
Otra tema muy diferente es plantearse la obra digital como un homónimo del libro en papel. Entonces sí, los gastos deben ser inferiores. Te quitas gastos de distribución y de almacenaje, pero si hay un gastos de venta. Estoy de acuerdo que desaparece la figura del librero, pero si existen gastos por porcentaje de venta en las plataformas o tiendas virtuales; salvo que esta sea gestionada directamente desde la propia web de la editorial (y aun así llevará gastos de mantenimiento).

10 octubre 2011 19:44
linmac74 dijo...

De acuerdo Rafael en que en algunos aspectos se encarecerá porque aparecerán nuevas necesidades pero ¿¿¿¿me estás diciendo que contratar quizás uno o dos departamentos más por editorial es comparable al gasto que supone la impresión y distribución por todo un país como España???. Piensalo bien, la cantidad de imprentas y de “tipos con furgoneta” que se irán a la calle.
Y no digo los USA porque con su extensión los gastos de distribución ya tienen que ser una millonada de narices.
Ojo, no digo que desaparecerán del mapa, digo que muchos, pero muchos muchos irán a la calle.
Yo no soy partidario a ultranza del cómic digital pero hay que ver las cosas con un poquito más de perspectiva. Realmente no estamos hablando “sólo” de cómic. Igual que con el cómic sucederá con revistas y libros y eso se llevará por delante a buena parte de la estructura actual.
No estoy siendo catastrofista. Los cómics, libros y demás seguirán teniendo su soporte físico en papel pero no se le pueden poner puertas al campo. La edición en digital está para quedarse.
Mucho me temo que en papel tanto cómics como revistas y libros serán aún más caros porque la estructura será mucho más pequeña y dispersa. Al usarse menos el papel y la tinta caerá la demanda será en sí mismo también más caro producirlo y distribuirlo.
Con el tiempo el grueso del pastel lo tendrán las editoriales con “material propio” (En España…, no lo quiero ni pensar) y las distribudoras digitales que consiguan los contratos con las editoriales grandes.
Lo bueno. Los autores que triunfen van a cobrar mucho más porque al aligerar la estructura las editoriales ganarán muchísimo más y lucharán por los autores que venden más. Al menos al principio.

16 octubre 2011 09:41

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)