Blog de una editora

09 diciembre 2011 9:09

#blog #editorial #autor

Elsa Aguiar, de Ediciones SM, escribe desde hace tiempo Editar en voz alta, que es una excelente muestra de lo que puede aportar un blog  a la tarea editorial. Voy a exponer con ejemplos de sus post algunas de las cuestiones que se propone.

Es un blog personal: no es de la empresa, ni está alojado en la web de ésta. La diferencia es importante para el caso de grandes editoriales, aunque no para las pequeñas, personales, en que la voz del sello es inseparable de la voz de quienes lo llevan. Y es un blog centrado en el tipo de edición a que se dedica: la infantil y juvenil; no trata de generalidades, sino que está muy ligado a su quehacer profesional.

Elsa Aguiar puede permitirse así plantear en voz alta algunas de las alegrías del editor, pero también de sus dudas y vacilaciones. Por ejemplo, el arduo, pero remunerador proceso de selección de originales para un premio, o el papel del editor, y el trabajo en confianza mutua con el autor. También cuestiones delicadas, como “¿Tienen que tener sexo las novelas para jóvenes?“.

No podía faltar la cuestión palpitante de los cambios en el mundo de la edición, con la formulación de principios sólidos: fidelidad a la misión del editor. Sobre el tema delicado de la “piratería”, Aguiar no vacila en aportar el ejemplo de cómo la difusión digital (no autorizada) de un libro de Adam Mansbach fue el inicio de su triunfo: “El cuento del cuento sobre el que saltó Internet en un callejón muy oscuro“. Hay que señalar que posteriormente a este post, el libro ha salido en castellano ¡Duérmete ya, joder!, y prosigue su marcha triunfal.

En resumen, creo que blogs así cumplen una función muy efectiva de comunicación del editor con sus prescriptores (pues hablamos de literatura infantil y juvenil), con sus colegas, con sus autores… o incluso con quienes podrían llegar a serlo.

[Disclaimer (grrrr... no me gusta ninguna traducción castellana de la palabra): Elsa ha sido editora de algunos de mis libros].

Etiquetas: , ,

3 comentarios

Gorki dijo...

A medida que leía tu post, me venía una pregunta ami mente ¿Paraque vale un post de este tipo?.

Por supuesto, no pongo en duda el derecho de la autora de tener su blog, como lo tiene cualquiera, sino si el blog beneficia a la empresa editorial, y en que grado compensa a la autora del riesgo de tener problemas con su empresa por las opiniones profesionales vertidas públicamente en el post. No sería el primer blogero que se tropezara con problemas en su trabajo por este motivo.

Aparentemente el blog no va a a aumentar ventas o acercar clientes, pues ni ese parece ser el objetivo del blog en este caso donde en cualquier caso, sería prácticamente cero el público infantil que se acercara al blog. Entonces, ¿para qué un blog de tipo profesional?

La respuesta la encontré al final del post:

“creo que blogs así cumplen una función muy efectiva de comunicación del editor con sus prescriptores (pues hablamos de literatura infantil y juvenil), con sus colegas, con sus autores… o incluso con quienes podrían llegar a serlo.”

09 diciembre 2011 10:26
Mariana Eguaras dijo...

Gracias José Antonio por compartir este blog, no lo conocía y me alegra haberlo hallado a través de ti.

En respuesta al planteo de Gorki, es mi deseo comentarle que blog como el de Elsa Aguiar me acercan a conocer situaciones, rutinas, experiencias y vivencias de otros editores que seguramente no hubiera conocido de no ser por este tipo de post. Seguramente quienes somos del gremio sentimos empatía, identificación y pertenencia; quienes no lo son pueden informarse sobre la labor del editor y en todo lo que piensa y hace durante su trabajo.

09 diciembre 2011 20:29
Novedades literatura dijo...

Muchas gracias por la recomendación. Ahora mismo entro a darle una leída.

15 diciembre 2011 14:24

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)