El caso Vis-à-Vis

18 junio 2012 10:10

Es muy posible que las obras que encuentren su medio natural en las tabletas (iPad y tabletas Android) no sean los libros, sino las revistas.

Vis-â-Vis es una nueva revista, creada para tabletas. La revista es nativa digital, y nace explotando a fondo las posibilidades de imagen, imagen en movimiento y sonido (las potencialidades multimedia, habríamos dicho hace unos años), y las de la pantalla táctil.

Cada número, de los cinco aparecidos hasta ahora, tiene un buen equilibrio entre los contenidos que se descargan con él (400 ó 500 MB) y las conexiones al exterior, de tal modo que el hojeo de la publicación, incluso off line, no se detenga.

Siguiendo la tendencia ya general en las revistas, el deslizamiento vertical permite recorrer los artículos en toda su longitud, mientras que el horizontal se utiliza para cambiar de artículo. Muchos de sus contenidos son visibles en formato apaisado o en vertical (aunque para algunos se advierte que es mejor una determinada orientación). Cuando la página se transforma de una en otra, el texto se adapta en ancho y número de columnas, para mantener una legibilidad adecuada, como en el ejemplo inmediato:

Conviene recordar que, desde el punto de vista de la producción, estos cambios no son automáticos, con lo que el diseñador de estas obras para tabletas en realidad debe muchas veces crear varios tipos de puesta en página: el de iPad vertical, el del apaisado, y quizás el de otra(s) tableta(s) con una proporción distinta. Sí: gran parte de la magia que albergan estos productos en realidad no es sino trabajo y previsión…

Vis-à-Vis hace un bonito uso de las posibilidades táctiles. Como muestra, véase el caso superior: la pantalla está dominada por un gran 7, y un icono y un texto avisan de que hay que deslizar el dedo sobre él. Al hacerlo, se va descubriendo el enunciado completo: “7 minutos para encontrar pareja”. El juego metaeditorial puede hacer uso de diferentes recursos combinados: el anuncio de un coche se activa con el deslizar del dedo del ¿lector?, y el vehículo arranca con ruido del motor, y atraviesa varias páginas de la revista antes de detenerse.

Entre las distintas secciones de la revista (en la que tiene una gran presencia la música, el cine y la moda) destaca la sección de recomendación de libros, que da acceso a capítulos para lectura y otras informaciones.

Vis-à-Vis pertenece a esa nueva generación de revistas que, como JotDown (en la Web y recientemente en papel) están arrojando un soplo de aire fresco sobre el panorama de nuestras publicaciones. Ambas son gratuitas, por lo que deben de confiar en los ingresos publicitarios. Vis-à-Vis apunta a un público joven, y JotDown es más “periodística”: sus largas entrevistas, por lo general de gran interés, se han hecho muy populares.

Vis-à-Vis es una joven aventura recién iniciada, y resulta refrescante ver cómo se ha apropiado de las posibilidades del nuevo medio, el tablet de pantalla táctil, para distraer, motivar y seducir al lector.

Etiquetas: , ,

2 comentarios

Gorki dijo...

Cualquier intento para hacer contenidos específicamente adaptados al muevo soporte digital, tanto en su formato como en su modelo de negocio, es bienvenido. Naturalmente es un camino que dejará en las cunetas montones de intentos fallidos, pero que necesariamente hay que recorrer.

Quizá este intento consiga el suficiente eco de público para que genere los ingresos necesarios para hacer estable el proyecto, pues empieza a ser urgente, iniciar el cambio del negocio editorial desde el declinante “soporte papel”, al emergente “soporte digital”, pues se esta viendo, que el simple scaneado de textos para transformar libros en ePub o similares no es más que un parche coyuntural sin futuro.

18 junio 2012 11:00
El Abuelo dijo...

Pues yo creo que el libro sólo físico no tiene futuro, pero el libro digital con sólo texto (plano o hiperenlazado), sí que lo tiene.

10 julio 2012 20:26

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)