Cthulhu R’lyeh wgah’nagl fhtagn

15 marzo 2007 22:22


Estupenda orgía lovecraftiana en La petit Claudine. Es el 70 aniversario de la muerte del escritor: comentarios, comics y el Commonplace Book (su libro de apuntes literarios)…

Aportaré mi granito de arena. Hace años me tocó dar una conferencia en Providence, Rhode Island, en la Brown University. Para mi sorpresa poca gente parecía conocer allí a Lovecraft. Indagando, indagando, descubrí que el salón de actos donde iba a hablar se erigía sobre lo que fue la casa de Lovecraft (hoy absorbido por el gran campus de la Brown University). Excuso decir la emoción que me embargó al pisar sitio tan señalado, y mi decepción a ver que mi charla académica no era turbada por ningún fenómeno paranormal, y ni siquiera por un leve atisbo de hedor a pescado…

Estos años de explosión blogosférica más de una vez he pensado en Lovecraft. En la biografía por Sprague de Camp que publicó Valdemar se habla mucho de la actividad de Lovecraft en la prensa amateur, la cual según su biógrafo, le procuró tantas satisfacciones como tiempo y energías le quitó para su obra. Mmmm… prensa amateur: ¿no era una auténtica precursora de los blogs? Como tantas otras cosas de la Internet, he aquí una tradición de comunicación escrita no profesional que se reedescubre en la Red: no es que los blogs hayan inventado una cosa nueva: hacen algo que era habitual (en Estados Unidos), por otros medios. He aquí una pequeña biografía del autor que habla de esta actividad de Lovecraft.

Ah, y a Lovecraft se debe uno de los más famosos libros inexistentes (aunque… ¿quién sabe?): el Necronomicon.

Es difícil explicar a personas que no leen ni ciencia-ficción ni obras del género de “terror” por qué valdría la pena leer a Lovecraft. Podríamos apuntar que pocas veces se ha dado un mayor maridaje entre vida y obra literaria, y que su obra rozó algunas zonas inquietantes de la relación del hombre con el mundo. Pero, claro, ésta es sólo la opinión de un fan.

Etiquetas: , , ,

6 comentarios

Anonymous dijo...

¡Eh! Hay erratas en el título del post: sobra una g y hay un ‘ mal colocado…

16 marzo 2007 08:19
Silvia Senz dijo...

Y no hay que dejar tampoco de leer estas dos grandes obras, tía y sobrina del universo lovecraftiano: “La narración de Arthur Gordon Pym” (Poe) y “La pell freda” (Sánchez-Piñol).Y a ver si un día leo también un post dedicado a Orson Scott Card (en especial a la saga de Ender). :-)

16 marzo 2007 10:37
Ana Lorenzo dijo...

En El rey errante de Laura Gallego (cito el título de memoria, disculpas si no es exacto), que se leyó mi hija mayor y luego yo, hay algo similar, un tapiz que no se puede mirar y que deciden partir; puede tener inspiración necronomicónica. ¿Seguro que no hubo ningún fenómeno paranormal: a veces tiene efectos retardados?Un beso. Ana

16 marzo 2007 10:50
José Antonio Millán dijo...

Al Avieso Anónimo: Sabes perfectamente que la transcripción de los Cantos Oscuros de Cthulhu está sujeta a controversia. Yo he utilizado la transliteración del árabe original más habitual…A Silvia: Efectivamente, sin Poe no habría HPL, y “La pell freda” es un digno descendiente (¿sobrino-nieto, quizás?)A Ana: “¿Seguro que no hubo ningún fenómeno paranormal?” Tienes razón: si interpreto bajo esa luz todas las paranormalidades (y muchas subnormalidades) que he visto en los últimos años, diría que la visita ad limina que hice surtió efecto…

16 marzo 2007 10:57
José Antonio Millán dijo...

Cthulhu (monumento en la Barceloneta).

17 marzo 2007 22:22
demetrio dijo...

muy buena reseña, HPL sigue volando cocos…. surte sigan asi…buenas lunas

24 julio 2007 18:37

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)