El tiempo y los diccionarios

16 septiembre 2007 11:11


La Biblioteca Luis Ángel Arango de Bogotá, Colombia organizó hasta el 23 de julio pasado una exposición sobre diccionarios, que comisarió Alejandro Martín.

La exposición terminó, pero se mantiene su página web que constituye una excelente introducción al universo de los diccionarios. Destaca su cronología, con enlaces a recursos repartidos por toda la Red.

Etiquetas: ,

5 comentarios

van dijo...

Apasionante y merecidísimo homenaje a los diccionarios, me asaltó una duda al visitar los vínculos: ¿Realmente creen que la web va a terminar con los diccionarios?, permítanme un opinión muy personal, lo dudo. Saludos cordiales.

16 septiembre 2007 16:09
José Antonio Millán dijo...

Bueno: a juzgar por los millones de consultas que recibe el Diccionario de la Academia en la Web, parece que más que terminar con los diccionarios, Internet está poniéndolos al alcance de la mano, ¿no?Si la pregunta es si va a acabar con los diccionarios en papel, ¡pues parece que tampoco!

16 septiembre 2007 18:34
Alejandro Martín dijo...

A mi me gustaba la idea de jugar con los múltiples sentidos de la palabra “fin” como lo hago en la red de palabras. “El fin del diccionario” es una frase que se puede leer de muchos modos según como interpretemos los términos. Por lo pronto, estoy tentado a afirmar por lo menos “el fin del diccionario tal como lo conocemos”. Yo si veo una relación muy fuerte entre el diccionario tradicional y la imprenta, y el diccionario por venir y la web.

16 septiembre 2007 19:51
jincho dijo...

Sonaba aquello de “Video Killed the radio star” en el inicio de los 80. ¿Se cumplió?. No, más bien fué al revés: el video de inicio de los 80 pereció y la radio sigue (de momento).Aunque es dificil hacer predicciones, hay una idea que leí en el blog de Enrique Dans hace unas semanas( En un comentario original de jftamames; respetemos la idea original): La red no elimina medios, aumenta la dispersión, la granularidad de los mismos. Ahora podemos combinar el acceso a enciclopedias y diccionarios en múltiples formatos: papel, cd ó dvd, red, wikipedia, etc. Aunque no dispongo de datos exactos, la impresión es que, por ejemplo, en las ferias del libro, los clásicos stands de venta de enciclopedias están disminuyendo, y al mismo tiempo, en efecto, el acceso a fuentes on-line va en aumento. Resulta más cómodo hacer una consulta tecleando que visitando el correspondiente anaquel. El caso que comentas del DRAE no es nada extraño: creo que ahí prima el prestigio y la calidad sobre todo.Además hay una serie de nichos clásicos en los que el diccionario se mantiene; me refiero al sector escolar, donde sólo si triunfasen los dispositivos de lectura de ebooks( como mi iLiad), habría que replantearse el futuro de los diccionarios en ese sector( Y de los libros de texto, y las librerías, y de las didácticas pensadas para interaccionar con libros de papel, y de la formación del profesorado, y….)Saludos.

16 septiembre 2007 20:17
Alejandro Martín dijo...

Me encontré esto que cae muy bien al respecto:http://www.ted.com/index.php/talks/view/id/161Y en realidad es mucho más fuerte que “video killed…”

17 septiembre 2007 07:10

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)