Miserias de la traducción

01 noviembre 2006 11:11

Puede que se trate de un tema trillado, pero en el fondo tal vez sea una muestra más de la minusvaloración del trabajo intelectual. En el blog de Isabel Núñez, unas reflexiones sobre las tarifas de traducción.

Etiquetas:

Un comentario

p i r e n e 1 9 7 9 [at] h o t m a i l . c o m dijo...

Algo que siempre me quedé con ganas de gritar a los cuatro vientos en la época en la que trabajé (como administrativa y a mi pesar) en una agencia de traducción: la agencia se quedaba exactamente la mitad de lo que pagaba el cliente. Con ello se cobraba la gestión, el mantenimiento de su cartera de clientes y el acceso a su base de datos de traductores free-lance (free-lance pese a la asiduidad con la que muchos trabajaban para la agencia, pero esa es otra historia…). Sólo la otra mitad de lo obtenido era para el traductor, auténtico artífice del producto final.

04 noviembre 2006 00:51

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)