Detrás del mostrador

05 junio 2007 8:08


A través de la Web de la confederación de los libreros, CEGAL, llego a las ponencias del Congreso Nacional de Libreros, que tuvo lugar este año en Alcalá de Henares, y allí me encuentro una de Javier Peral, de la mayor empresa española de distribución y logística, Logista.

Lo que más me ha sorprendido de ella fueron en primer lugar las cifras: 17 millones de ejemplares almacenados y 28.000 “referencias trabajadas”: títulos, supongo. Una simple división da unos 607 ejemplares por título, media realmente baja, y más teniendo en cuenta que medio almacén serán ejemplares de libros de Dan Brown. Si los títulos editados el año pasado fueron (según el INE) 66.000, parece que la primera empresa de logística española maneja sólo la mitad de los títulos aaparecidos en un año (¿y los de los años anteriores?).

Pero quizás lo que me ha producido más vértigo es esta imagen del almacén y lo que supongo que es la zona de pedidos. El libro, el buen libro de papel, es un producto de un mercado atomizado, y antes que el que hemos pedido al librero llegue a nuestro poder habrá tenido que pasar por almacenes gigantescos, donde robots guiados por radiofrecuencia han cogido un ejemplar, que pesado y medido por láser, empaquetado y etiquetado automáticamente, habrá salido de madrugada en gigantescos camiones para llegar a nuestra librería…

Etiquetas: ,


Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)