El blog que se apagó

22 agosto 2007 7:07

¿Donde van los blogs que se apagan? Como género, un blog es por definición infinito, o mejor dicho, indefinido hacia adelante: mientras las ganas y el cuerpo aguanten. No aguantó el de Pedro de Miguel, Peter.

Un post en el blog, que adivino hecho por mano ajena, contó el 12 de agosto que había fallecido en Pamplona. La verdad es que, como género periódico y muchas veces teñido de autobiografía, su blog algo había dejado traslucir: unos meses de silencio, una vuelta lenta a la publicación, y alguna confidencia, como la que contenía el post Animoterapia:

No estás del todo bien: debilidad, cansancio. Estás, vaya, hecho unos zorros. Entonces llega el optimista:

-Te veo bien.

Estás a punto de decirle que se limpie las gafas, que vaya al oculista, que tenga más pesquis, pero optas por poner tu peor cara, para infundir compasión.

-En serio, te veo mucho mejor que la semana pasada.

La semana pasada zampabas alubias, ibas al monte, leías incluso a Philip K. Dick.

-Además, hay que tirar para alante. Luchar.

No sé a qué se refiere el sano con lo de “luchar”. Se imagina que la enfermedad es como un combate de boxeo: te dan pero contestas, te tumban pero al caer le pones la zancadilla al rival. A un pastillazo respondes con un palíndromo.

-Pues mira -le dices al optimista-, estoy bastante jodido, lo que pasa es que me ves con buenos (y miopes) ojos.

Y entonces viene lo que más temes: la palmada en la espalda, el codazo cómplice en los riñones, el puñetazo cariñoso en el hombro:

-Venga, chaval.

La enfermedad es una lucha contra los sanos.

Le vi una sola vez en mi vida: me antologó en un par de ocasiones, nos enviábamos nuestros libros. No hace falta ver mucho a otra persona para sentirse próxima, incluso muy próxima a ella. Cuando descubrí que había hecho un blog me alegré mucho: así tenía ocasión de leer, con la periodicidad incierta propia de esas cosas, sus escritos, mínimos y bilbaínos. Sí, porque a pesar de titularse Letras enredadas y subtitularse Nudos de literatura entre la red y el papel hablaba realmente sobre lo que le apetecía, y sobre Bilbao. Alguna vez puse comentarios en su blog, y él lo hizo en el mío, y, cuando venía a cuento, nos citábamos: en fin, la típica relación entre dos escritores de la red.

Se acabó, pues. ¿Dónde van los blogs que se apagan? ¿Permanecen en ese sitio extraño y accesible mientras alguien (el administrador, un amigo, un pariente) los mantiene? ¿Duermen en algún archivo de sitios web? ¿O incrementan el número de enlaces muertos y páginas no disponibles que hace de la red un inmenso osario?

Etiquetas: ,

19 comentarios

servidora dijo...

Lo encontré gracias a ti y creo que no te lo he agradecido :-)Un día que tenga un ratito te cuento qué hicimos con el blog de un amigo que murió… dentro de nada, hace un par de años (¿ya?). Bueno, tampoco tiene tanto misterio: ya lleva 697 comentarios en su última entrada. Y lo seguimos cuidando, para que siga en pie.Un beso…

22 agosto 2007 08:23
gabriel francisco dijo...

Si tiene suerte estará almacenado en la caché de google y de otros buscadores por mucho tiempo. De otro lado, como dices estará almacenado en un archivo de internet. http://www.archive.org/index.phpdurante muchísimo tiempo.Si se rescatara la base de datos, se podría hacer una imágen en cualquier otro generoso blog.

22 agosto 2007 09:32
pepita pulgarcita dijo...

Son raros los blogs abandonados, hace ya tiempo que me interesa el asunto, y hace poco Casciari escribía algo relacionado. saludos

22 agosto 2007 11:51
Magapola dijo...

Se quedan, como los libros, como los periódicos o revistas, como memoria de lo que pasó, de fuente de opiniones, de lugares, de situaciones…Yo, que era fan de su blog, de sus palídromos, me quedo sin un punto de referencia distinto de la realidad…

22 agosto 2007 12:00
Anonymous dijo...

Siempre nos quedarán los libros. Descanse en paz Peter.

22 agosto 2007 19:20
Ana Lorenzo dijo...

Precisamente ayer me enteraba yo, al leerlo en Con valor +, y lo ponía en Libro de Notas con una tristeza enorme, algo amortiguada por los recuerdos de las tantas veces que Peter (ni idea tenía de que era Pedro de Miguel) me hizo reír. También me acordé de ese post de Animoterapia en el que sí creo que le dejé un comentario, como en algunos otros. Uno de mis favoritos:El aire de un crimen:«En la librería, guardo cola para preguntar por un libro. Delante mío (de mí, de mí) una mujer pregunta por la Anábasis.-¿Con una o con dos eses? -pregunta la dependienta.-Una, una.-A ver… Basis, Basis… No me da nada…-No. Es todo junto.-¿Todo junto? Qué raro. A ver… No hay ningún autor que se llame Ana Basis todo junto. Ni separado (y suelta una risita).-¡Jenofonte! -digo yo, en plan de ayudar.-¿Qué es Jenofonte?-El autor. Jenofonte es el autor. Y su obra es la Anábasis.-¡Acabáramos! -dice triunfante la dependienta mientras teclea. Y con aire de triunfo: ¡Lo tenemos!Nos abrazamos todos y me voy sin preguntar por la familia de Pascual Duarte, menudo lío buscarla a toda.[+ Bilbao]»Un beso. Ana

23 agosto 2007 09:29
José Antonio Millán dijo...

Cuenta, por favor, Servidora, lo de ese blog que cuidáis…

23 agosto 2007 12:24
José Antonio Millán dijo...

… y, Pulgarcita, muy buena la referencia de Casciari (que ahora tiene un divertido blog sobre televisión en El País).

23 agosto 2007 12:34
servidora dijo...

Borramos el spam que se cuela en forma de comentarios, se sigue pagando el dominio y seguimos comentando esa última entrada, que dedicó a su madre. Seguramente, de forma premoditoria :-)Y, de alguna forma, sigue con nosotros porque usamos esos comentarios para hablarle. Seguramente, una tontería. Pero alivia. Mucho :-)

23 agosto 2007 14:25
Anonymous dijo...

Al enlace de ‘Animoterapia’ le sobra un ‘http://’

24 agosto 2007 11:27
José Antonio Millán dijo...

Gracias, Anónimo: corregido el enlace. Y gracias, Servidora…

24 agosto 2007 18:01
MeM3000 dijo...

Como decía Gabriel Francisco por ahí arriba, siempre nos quedará el internet archive:http://www.archive.org/Que no sólo sirve para leer bitácoras que se apagaronen su día -yo hago la analogía con la luz que nos sigue llegando de estrellas que ya no existen-, sino que resulta muy útil también para ver la “evolución” de cualquier sitio web:Libros & Bitios 2006Saludos ;-)

24 agosto 2007 18:08
Saturnino dijo...

Gabriel Francisco: la caché de Google va a ir reduciendo su duración paulatinamente, según oí hace pocos meses.

25 agosto 2007 16:10
intoku dijo...

Interesante el post. Lo he descubierto en un clipping de Tiscar.comSaludos,http://pensarsentiryactuar.blogspot.comIntoku.

25 agosto 2007 20:56
El Tato dijo...

El blog responde a las motivaciones del autor. Cuando no hay nada más que decir, no se dice y ya está. Si el blog no tiene final, es que tal vez no lo necesite. Como cualquier relación. ¿Se nota que odio las despedidas?

27 agosto 2007 22:33
Leandro dijo...

Hola, José Antonio. Después de consultarlo con algunos amigos, la misma mañana en que murió Pedro de Miguel entré en su blog para anunciar que había fallecido. Cuando enfermó no llegué a preguntarle qué le gustaría que hiciéramos con su blog, al principio porque pensaba que lograría salir adelante y más tarde, entre otros motivos, porque imaginaba su respuesta.Letras enredadas va a continuar en su dirección actual, listo para ser leído y releído, como cualquier libro que nos aguarda pacientemente en una biblioteca o en una librería.Te entrevisté en Pamplona, en el en el 95, precisamente la única vez que en viste a Peter, él fue quien me dio Nueva Lisboa. Diez años más tarde, esta vez en Bilbao, muy cerca de San Mamés, me pasó otro de tus libros, Perdón imposible. Algún día, cuando consiga escribir un libro, quizá Pedro de Miguel lo recomiende, pensaba, incluso puede que se lo preste a alguien. Ya no tendré ese honor.

28 agosto 2007 00:17
Juanan Ruiz dijo...

Mi propia experiencia me dice que en la red hay muchas cosas que se pierden y me temo que se pierden para siempre. Tengo costumbre de copiar a mi wiki algunos de los artículos que leo y que pienso merece la pena conservar. A este respecto creo que todos los que escribimos en Internet deberíamos hacer algo al respecto, algo así como un proceso de selección y custodia. Saludos, y gracias por tus blogs y por tus libros. Juanan.

28 agosto 2007 18:39
Belnu dijo...

El otro día escribió muy contrito Sergio Borao comunicando que su blog Al Andar, especie de revista literaria, había desaparecido repentinamente y por razones ajenas a su voluntad, estaba desolado y no comprendía quién se lo había borrado…

28 agosto 2007 23:18
Morfeo dijo...

De todo. Hay que sacar copia de todo, de todo…

29 agosto 2007 00:26

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)