Estampas parisinas II: Shakespeare, ladrones y sífilis

12 enero 2010 9:09

No vamos a descubrir a estas alturas la famosa librería Shakesperare and Company, sino únicamente reiterar que su visita es un placer completo, y no sólo histórico.

Me gustó mucho el cartel que campeaba sobre la cámara de televisión de circuito cerrado que vigila el local: “La única cosa más baja que un ladrón de libros es el germen de la sífilis”, firmado: Samuel Johnson. ¡Sí, señor!

Y al hilo de esto, me encuentro en el New York Times un bonito artículo de Margo Rabb sobre el robo de libros en las librerías (estadounidenses). Entre otros detalles curiosos, menciona que la Biblia es uno de los libros más robados, junto con los que la librería recomienda, hasta tal extremo que alguno ha llegado a pensar en poner una lista de “Esta librería recomienda robar…”.

Etiquetas: ,

3 comentarios

arrumacos dijo...

¡Qué gracia me hizo la última frase del artículo que menciona!Sin embargo, hace no mucho vi en una librería un título atractivo (no recuerdo cuál) a 950 pesos mexicanos. Para un libro de menos de 200 páginas, sin papel fino ni ilustraciones ni pasta dura (y en un país subdesarrollado), me pareció una atrocidad. ¿Quién puede comprarlo si la inmensa mayoría no gana más de 7 u 8 mil pesos (o menos) al mes?Si soy honesta, me pasó por la cabeza llevármelo sin pagar.Por otra parte, tal vez Samuel Johnson se refería al plagio de libros, no al robo material. Habría que ver el contexto de la frase.

12 enero 2010 10:26
José Manuel dijo...

Nea Culpa, Yo si he robado muchos libros en librerías y por docenas. Si sirve de disculpa, era estudiante no tenía un duro y robaba en París libros prohibidos en España para distribuirlos entre los amigos. Me traje docenas de libros de la Editorial Ruedo Ibérico y rarezas como el Manual de la Guerrilla del Che Guevara y cosas por el estilo.Entonces los veranos en París o en Londres y las escapadas a los cines de Ceret, eran la forma de enterarnos de todo aquello que Franco no dejaba ver en España.

12 enero 2010 14:20
Jaime dijo...

Un amigo tenía en su biblioteca particular un cartel que decía:QUIEN PRESTA UN LIBRO ES TONTO.QUIEN LO DEVUELVE ES IDIOTA.

12 enero 2010 20:58

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)