“La vocación del pequeño editor es descubrir”

27 octubre 2010 9:09


Lo que yo creo es que, cuando uno se define o no tiene más remedio que definirse como pequeño editor, además de independencia –que se le supone– está haciendo declaración de vocación. Y la vocación del pequeño editor es descubrir. Es mucho más que un ojeador, es un descubridor. Y el que descubre, saca a la luz. Demos un paso más: el que saca a la luz, ilumina; el que ilumina, llena de conocimiento e inquietud y satisfacción a quien puede ver; pero el paso que sigue, el del aprovechamiento del descubrimiento, es tan lógico como la existencia de las oficinas de patentes. La explotación a futuro de su descubrimiento, que puede exigir con todo merecimiento, es harina de otro costal. Quien ha decidido dar la luz corre el riesgo de ser visto; es más: es visto.

(José María Guelbenzu, 2001)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: ,

Un comentario

gorki dijo...

Me pierdo en el razonamiento, pero con lo que he entendido estoy conforme.
la vocación del pequeño editor es descubrir Hasta ahí absolutamente de acuerdo. Lo que viene a continuación me parece que es una justificacion para lucrarse de su descubrimiento.
Bien, nadie lo niega, pero “Excusatio non petita, accusatio manifesta”

27 octubre 2010 12:11

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)