“Los propósitos y la política de una editorial universitaria comienzan a divergir”

16 marzo 2011 9:09

La fase final de toda investigación académica válida ha de ser su difusión a través de alguna forma de publicación. Mi punto de vista sobre cómo asegurar mejor que esto ocurriera experimentó un giro total durante mis veinticuatro años como director de University of Toronto Press. Creí en aquel acuerdo que asumí en la aceptación por parte de la Junta de Gobierno de que las pérdidas de un programa de edición universitaria podrían ser compensadas por los ingresos de un programa simultáneo de edición comercial. [...] No fue hasta la expansión general de todas las universidades en la década de los sesenta que me di cuenta de que hacer depender una producción universitaria de los beneficios de una programación comercial era fundamentalmente equivocado. [...] Cuando el proceso de la comunicación continua del que depende la investigación universitaria debe ser sostenido por los beneficios equivocados de un programa comercial, los propósitos y la política de una editorial universitaria comienzan a divergir. [...] Los universitarios se sienten muy agradecidos tanto a las fundaciones públicas y privadas que sostienen la edición universitaria como a sus propias instituciones. Sin embargo, la ayuda de las fundaciones no debe considerarse más que como de naturaleza colateral; la responsabilidad de iniciar proyectos y sustentar sus costes básicos siempre yacerá en las universidades.

(Marsch Jeanneret, 1989)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: ,

Un comentario

Dubitador dijo...

Un articulo que abunda en la misma linea.
http://www.librosperuanos.com/traducciones/esquina179.html

16 marzo 2011 12:01

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)