Umberto Eco sobre la edición

08 agosto 2006 11:11

  • En el blog Sobre edición (y por alerta de Silvia) encuentro este artículo de Umberto Eco “El arte de la edición”. ¿Cuál es ese arte?: “la capacidad de controlar y volver a controlar un texto de modo de evitar que contenga, o contenga dentro de límites soportables, errores de contenido, de trascripción gráfica o de traducción, allí donde ni siquiera el autor había reparado”. Como autor que ha editado mucho y al que le han traducido mucho, Eco ha padecido todo tipo de erratas y errores, propios y ajenos, introducidos por sus traductores o editores y no advertidos por sus correctores. La laboriosa (y costosa) tarea de revisión de los libros “podía acontecer todavía en las casas editoras de estructura ‘familiar’, donde un texto era cariñosamente discutido en cada pasaje por más colaboradores, pero difícilmente puede ocurrir en una gran empresa en la que todo se procesa en la cadena de montaje. Nuevas oportunidades profesionales se abren por lo tanto para quien acredite estudios especializados en editing, al cual sea confiado el libro en concesión, y donde sea seguido con pasión palabra por palabra”.

Etiquetas: ,

2 comentarios

Joaquín dijo...

En esta materia debe conocerse la autorizada opinión de José Martínez de Sousa: “Todo editor que sienta respeto por la cultura hará corregir los originales y la composición cuantas veces sea preciso hasta obtener un texto presentable, legible y comprensible” (Manual de edición y autoedición, Madrid 1994, página 187).

08 agosto 2006 16:49
Ana Lorenzo dijo...

Este mes de agosto encuentro en la biblioteca El autor y su editor de Siegfried Unseld (1924-2002), en Taurus; creo que soy la primera en sacarlo de paseo por ahí, así que el libro respira. Este editor que en este libro nos ofrece las relaciones de cuatro escritores con sus editores (y viceversa): Herman Hesse, Bertolt Brecht, Rainer Maria Rilke y Robert Walser (no tiene desperdicio la cuadrilla), comienza con un capítulo titulado «Las tareas del editor literario» lleno de joyas, suyas y de escritores, editores, contemporáneos suyos o citados. En uno de sus encuentros con un editor, Suhrkamp, en que habían quedado con un escritor novel, comenta que el editor, a sus sesenta y dos años y con mucho oficio encima, mantenía un enorme respeto por la personalidad creadora; dice que les dijo: «Recuerde (…) que todo autor, incluso el más joven, como personalidad creadora, se halla muy por encima de nosotros tres.» Sin embargo, también habla del editor de Kafka, Kurt Wolff, quien, «si hubiera sido como un Fisher para Hesse, según Ball, las consecuencias para la literatura (…) serían inimaginables.». Tanto intervendría un editor en la literatura. Bueno, paro; no es cuestión de resumir aquí el libro. Algo obsoleto en ciertos aspectos, tan vigente en otros, incluso en citas de 1913 como ésta: «El editor mira con un ojo al escritor y con el otro al público. El tercer ojo, sin embargo, el ojo de la sabiduría, está fijo en la bolsa del dinero», Alfred Döblin, citado por Unseld. Un saludo.

10 agosto 2006 11:40

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)