La vergüenza del canon de bibliotecas

29 octubre 2006 14:14

¡Que vergüenza el pago de un canon por préstamo de libros en las bibliotecas! ¡Qué vergüenza la resolución del Tribunal de Justicia de la UE, que condena a España por eximir de ese canon a las bibliotecas públicas! La defensa del trabajo de autores y editores, ¿pasa por gravar económicamente el eslabón más débil de la cadena de la lectura? ¿Quiénes sacan libros en préstamo de las bibliotecas públicas, sino las capas de población más necesitadas: estudiantes, inmigrantes…? A cambio de lo que ingresen por este canon autores y editores (que será una miseria, el auténtico “chocolate del loro”), ¿qué daño se va a hacer a la difusión de la lectura?

Como autor de varios libros, eximo por la presente de cualquier tipo de pago a los establecimientos públicos que los presten. ¿Dónde hay que firmar?

Etiquetas: ,

19 comentarios

Anonymous dijo...

Querido José Anatonio: Al contrario de lo que opinas, esta remuneración a los creadores supondrá meter más dinero dentro de la cadena del libro y, concretamente, allí donde hace falta: las bibliotecas. Ya sólo con hacer que el tema de la insuficiencia de recursos bibliotecarios salga a la luz pública y esté en primera página de las agendas de los políticos es de agradecer, ¿no te parece? Si a las bibliotecas les falta un empujón no creo que sea por culpa de aquellos que tanto contribuyen a hacerla posible: auotres y editores, sino de políticos que lo único que quieren es justificar su falta de interés en la cultura, sobre todo la escrita, que tanto debemos cuidar en todos sus aspectos.

31 octubre 2006 08:36
José Antonio Millán dijo...

Querido anonimo:No sé, no sé… Echemos todos un ojo a este excelente estado de la cuestión sobre el canon de las bibliotecas.

31 octubre 2006 08:49
Anonymous dijo...

Querido José Antonio:Muchas gracias por la información. Como bien aparece en el enlace al que nos remites, la Directiva es de 1992, de hace 14 años… En su momento España podía argüir la falta de planificación y desastre general de la red de bibliotecas, pero ¿no te parece que ha tenido tiempo suficiente para renovarla, impulsarla, mejorarla? Lo único que me molesta de toda esta situación no es que se discuta sobre si hay que destinar fondos público para remunarar a los creadores por el préstamos de sus obras o no, cuánto, cómo, etc. Lo que realmente me parece increible es que se dediquen tantos esfuerzos en ir en contra de que los creadores de cultura vivan (sobrevivan muchos) algo mejor, y no se dedique ni un ápice de tiempo en ir en contra de los que tiene el poder para que todos disfrutemos mejor de ella… No sé, no sé, yo también.Gracias por este foro.

31 octubre 2006 09:42
Antonio Gálvez Alcaide dijo...

¿Dónde hay que firmar? Yo también firmo.

31 octubre 2006 10:54
Mar Rodríguez dijo...

Hola:La cuestión es que, para apoyar a los creadores, ¿no sería conveniente dejar ir a las bibliotecas adelante y no añadir trabas? Encuentro libros en las bibliotecas que los editores ya han dado por muertos, ¿no deberían agradecer autores y editores tener un almacén gratuito, que, además, abre a la gente a la compra de libros?¿No habría que impulsar las ayudas a los creadores de otro modo, o dedicar un 0,5% (esta vez de verdad, no como el manido 0,7%, que los países en desarrollo todavía tienen que ver) a fondos para ayuda a la creación?El canon que se paga a los creadores no necesita ampliarse a las bibliotecas porque, entre otras cosas, no reconoce la labor de difusión de las creaciones, además de la labor de almacenamiento que ya mencioné, que realizan las bibliotecas. Si se mira desde el otro lado del punto de vista, lo comido por lo servido, ¿no? Ganan los autores con la difusión de sus libros, creo yo.Saludos,Mar

31 octubre 2006 11:06
Federico dijo...

Tengo una duda: hasta hace poco ese canon no existía, y hubo editores y autores, hasta quizás más de los necesarios. ¿Por qué ahora cobrar el canon se convierte de pronto en una cuestión de Estado? ¿No será que quieren desacostumbrarnos a una conducta tan habitual como prestarnos los libros –libros que compramos y por lo tanto son nuestros–, con un ojo puesto en el libro electrónico? En fin, desde latinoamerica uno no puede menos que temer estas tendencias.

31 octubre 2006 14:55
Anonymous dijo...

Querido Federico:Esta remuneración por el préstamo de libros que deberán pagar entre otros las administraciones públicas (nunca, NUNCA los lectores) lo decidieron los gobiernos de los distintos países en Europa hace ya 14 años. Este pago se realiza en países con una cultura de biblioteca y del préstamo y de lectura tan arraigada como UK o Alemania… Allí no surgen estos problemas, de hechos las bibliotecas colaboran porque saben que les beneficia.

31 octubre 2006 17:26
Anonymous dijo...

Me gustaría recordar el secretismo con que se ha llevado todo. ´Se sigue llevando, que libros van a devengar canon, los que reciben ayudas públicas para su publicación? la documentación oficial, que también es objeto de préstamo? Por que nadie habla de los discos y DVD?. Los préstamos en bibliotecas han bajado (sí, han bajado expectacularmente por que la gente se baja la música y las “pelís” de Internet? No se han hecho estadísticas de prestamo por formatos en las bibliotecas. QUién gestionara ese dinero? LLegará a los autores y como? EN fin un mar de dudas y de sombras.

31 octubre 2006 18:17
Anonymous dijo...

La verdad es que del tan llevado y tan traido canon nadie sabe muchas cosas. QUién lo gestionará? LLegará a los autores? Le interesa a las SGAE, CEDRO, FGEE, los autores literarios o los musicales?El préstamo ha bajado en España, en nuestras bibliotecas, si ha bajado vean las estadisticas, desde que se “bajan” la música y las pelis por Internet. No es suficiente el dinero extraordinario qué desde 2005, el MC pone encima de la mesa para la compra masiva, sí masiva de libros. DIgo masiva, por que se hace a final de año (en 20 días), o la selección de 53.000 € en 15 días (sí en 15 días, se hizo en 2005) este año (2006) hay más, en 2007 20 millones de €. COmo van a hacer llegar a los autores (CEDRO, SGAE, FGEE) los derechos que se deriven de la venta de sus libros?Hacer lectores, no es hacer compradores de libros?. Pagaremos por los libros editados con ayudas públicas? De autores extranjeros? Habrá convennios con otros paises?Nadie habla de articularlo. Y mientras el MC, haciendo luz de gas, qué sí los libros de texto están exentos del precio único, (pesan mucho las grandes superficies). A quién beneficia el pago por prestamo en realidad?

31 octubre 2006 18:27
p i r e n e 1 9 7 9 [at] h o t m a i l . c o m dijo...

Alemania es, todavía y pese a todo, un ejemplo de Estado social en muchas cosas, pero no en lo que se refiere a las bibliotecas públicas. Por lo menos no es así en Berlín, donde resido temporalmente. Los ciudadanos han de pagar una cuota mensual (simbólica, si queremos quitarle hierro, pero una cuota en definitiva) para acceder al préstamo. En un lugar donde el desempleo es altísimo, donde abundan los prejubilados, las familias monoparentales y las personas que viven solas, no es de recibo que se limite el acceso a los libros y a su espacio por excelencia, la biblioteca. Por una vez, en este aspecto, tengo que admitir que la situación es mejor en Barcelona, la ciudad donde vivo habitualmente. Allí, las bibliotecas públicas se llenan de pensionistas por la mañana, de niños por la tarde, de estudiantes durante los exámentes y, de forma constante, las recorre un hormigueo de personas en busca de lectura. Y también, por qué no, de música y de cine. Lo uno puede llevar a lo otro…

01 noviembre 2006 10:49
José Antonio Millán dijo...

Un extenso comentario: ¿qué pasa con el préstamo de obras en el dominio público?

02 noviembre 2006 09:13
Anonymous dijo...

Querido José Antonio:Después de leer el artículo que nos has sugerido me surgen estas reflexiones. Creo que los escritores tiene derecho, como cualquier otro autor (pintor, músico, etc.), a vivir de su arte. También pienso que crear ese arte supone un esfuerzo, en tiempo y dedicación, ¿tenemos derecho a pedirle a él que nos regale su tiempo y dedicación? ¿Regalamos nosotros nuestro tiempo y dedicación cuando hacemos lo que tenemos que hacer para ganarnos la vida? ¿Pedimos una remuneración justa? ¿Pedimos además a los poderes públicos que nos ayuden de diversas maneras a vivir mejor? ¿Pueden pedir eso también los creadores? Por otro lado, ¿está mal que alguien decida crear libros, en el sentido físico? ¿Crear un libro cuesta (y no me refiero sólo al material físico, sino que al corrector, traductor, etc.)? ¿Merece el que tiene iniciativa, dedica su tiempo e interés en que una obra llegue al público en papel que se gane la vida así? Yo también quisiera que los libros no me costasen nada, ir a los conciertos gratis… Pero sé que hay personas detrás a las que no sólo les encanta lo que hacen, sino que tienen la valentía de intentar vivir de ello y merecen todos mis respetos. Cuando un escritor tiene su obra escrita puede si quiere difundirla como mejor le parece (Internet, autoedición, etc.), nada se lo impide y hay miles de casos ¿Cuál es el problema entonces? Y es que por supuesto que un creador puede difundir la obra como bien pueda y sin pedir pedir nada a cambio, ¡faltaría más!, pero no condenemos a todos a que tengan que hacer lo mismo si no quieren, porque entonces ahí sí estaríamos ante un roblema, ¿o no?

03 noviembre 2006 09:45
Federico dijo...

Estimado Sr. Anónimo:Si el canon lo pagan las administraciones, se trata de todos modos de una transferencia de fondos desde los contribuyentes hacia los poseedores del copyright (me gustaría escribir “los autores”, pero me sale una sonrisa y odio los emoticones). Fondos que podrían invertirse, por ejemplo, en comprar libros para las bibliotecas, y todos saldríamos ganando.El punto, de todos modos, es ¿por qué de pronto, o hace 14 años, en Europa han descubierto que hay que pagar por hacer algo que se hace desde que existen las bibliotecas?

04 noviembre 2006 03:19
Anonymous dijo...

Yo creo que hay que leer este comentraio del blog Dame más gasolina. ¿Qui prodest?

04 noviembre 2006 12:35
Anonymous dijo...

Mmmm, mmmm… Esto me parece el caso típico de conflicto sinecdóquico; ¿el canon favorece a los autores, a los editores, o sólo a los que están en la sociedad de gestión? La $GAE ha cometido numerosos errores (ente otras cosas, de comunicación e imagen pública). ¿Estaremos ante una nueva edición?

04 noviembre 2006 12:49
José Antonio Millán dijo...

Querido usuario anónimo que me llamas “querido”:Con independencia de las sinécdoques (que aclaro que es tomar la parte por el todo), la reflexión que yo me hago en parte es la siguiente:Cuando se publicaron mis libros (como los de cualquier escritor), una parte del contrato implícito era que se podrían leer gratuitamente en las bibliotecas. Vamos: había venido siendo así. De golpe, en un cierto momento, resulta que esto va a costar dinero, o a los usuarios de las bibliotecas o a los contribuyentes. Podrian preguntarnos a los autores con libros publicados antes de la vigencia española de esta ley del canon si queremos que el préstamo de nuestros libros esté sujeto a estas nuevas condiciones. Ah: e incluir una cláusula en ese sentido en los nuevos contratos…Por ejemplo.

04 noviembre 2006 13:36
Ana Lorenzo dijo...

Hola, José Antonio: para firmar los autores tenéis esta página: http://www.maratondeloscuentos.org/librolibre/manifiesto.htm y en esta otra puedes ver el mismo manifiesto y los autores que ya han firmado: http://www.noalprestamodepago.org/index.php?option=com_content&task;=view&id;=13&Itemid;=33 . En cuanto a lo de pago sí, pago no, creo que haríamos bien en recordar que las bibliotecas compran los libros que prestan, nadie se las regala: en esa compra van los derechos de autor; que cada vez que un lector lo tome en préstamo haya que pagar (aunque esto no redunde directamente en el usuario sí lo hace en el presupuesto de la biblioteca, que todos sabemos que no es desde luego nada holgado) es como si cada vez que una persona releyera un libro tuviera que pagar de nuevo derechos de autor. ¿Van a controlar los de la Unión Europea cuántas veces releemos nuestros libros de cabecera? ¿Van a penalizarlo? Voy a acabar creyendo de verdad que la lectura es subversiva y que la cultura está perseguida. Imagínense: «Charo, no compres el último de XXX, que dice la de la biblioteca del distrito centro que tiene un éxito tremendo y se están arruinando con los derechos de autor.»

04 noviembre 2006 19:54
José Antonio Millán dijo...

Más noticias en Cinco dias.

12 noviembre 2006 14:59
Sara dijo...

Yo soy una de las personas que ya se ha encontrado con esa cláusula en el contrato. Si firmo, serán las entidades de gestión las que autorizarán al préstamo en las bibliotecas públicas. La ilusión que me hizo el encargo de la editorial ha naufragado ante esta cláusula. Después de leer bastante (aprovechemos ahora que aún podemos) y pensar otro tanto, he decidido que no puedo poner en ese contrato mi firma, si esa condición aparece. Como sé que mi poder de negociación es nulo, sé que eso implica despedirme del proyecto. ¿Dónde se puede encontrar más información sobre el tema? Me gustaría saber, por ejemplo, que pasa si esa cláusula no está explicitada. Aún así, ¿reclamarán las Entidades el Canon en mi “nombre”?

15 mayo 2007 14:15

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)