El caso del catálogo obeso

03 agosto 2007 17:17

¿Nuevas tecnologías para ayudar a la edición tradicional? Sí, pero con conocimiento… En mi retiro vacacional accedo a la Red mediante un módem telefónico (¿recuerdan?: Priiii-Pip-Pip-Pip-Priiii, etc.). Esto me hace escudriñar primero el remite y el tamaño de los correos, antes de descargármelos. Cuál no será mi asombro cuando veo que una editorial recién creada (pero ya gigantesca) me manda su catálogo en… cuatro megas.

Para quienes se conectan mediante ADSL no pasa de ser un incordio, algo que por unos momentos nos atasca la entrada de correo, pero para quienes tengan conexiones menores es toda un aagresión, y en general constituye un despilfarro de recursos. Se me ocurren muchas alternativas, pero aquí va una para el bisoño departamento de promoción de la editorial (pero no es un caso aislado…): ¿qué tal un simple enlace , y que el catálogo se lo baje quien quiera? Ocuparía unas 500 veces menos…

Etiquetas: ,

4 comentarios

Txetxu dijo...

Creo que no era un catálogo, además, sino “sólo” un adelanto de novedades.Quizás con el nombre de la editorial pensaban que lo enviaban en tren.¿Me equivoco?A mí, si es el mismo, me ha llegado dos veces.Buen verano

04 agosto 2007 09:08
José Antonio Millán dijo...

¡Exacto, a mí me había llegado también dos veces! No te equivocas…

04 agosto 2007 11:44
Sir Alsen Bert dijo...

Almuzara?

11 enero 2008 23:57
José Antonio Millán dijo...

Frío, frío: hay que andar más…

12 enero 2008 08:40

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)