Los desafíos de Google Libros

25 agosto 2007 11:11

La siempre interesante First Monday ofrece un artículo de Paul Duguid. “Inheritance and loss. A brief survey of Google Books” (Herencia y pérdida, breve revisión de Google Libros).

La tesis del autor es que en la Web la calidad es algo que surge o por innovacion o por herencia. El proyecto de Google Libros hereda, según él, el prestigio de las instituciones bibliotecarias, pero tiene fallos en la forma de tratar “ese extraño objeto, el libro”. Para demostrarlo Duguid escoge un ejemplo un tanto tramposo, el Tristram Shandy, libro que, como es bien sabido, reúne algunas idiosincrasias tipográficas y juegos con el mismo soporte-libro, pero en fin: detecta una serie de errores en la digitalización de la obra.

La moraleja que extrae el autor es que Google Libros es un proyecto que está abordado más como un sistema de gestión de información que como una biblioteca, y de ahí provienen errores en el manejo de un objeto, el libro, que es más complejo de lo que parece, y que cuenta con una larga historia de organización (por ejemplo, metadatos sobre los volúmenes que constituyen una obra) que el proyecto ha ignorado.

Personalmente, y al margen de que esos errores existan (como he tenido ocasión de declarar cuando me he encontrado con alguno), creo que el proyecto es en sí mismo una bendición, y que da acceso, ahora mismo, a una ingente cantidad de obras que exigirían, si no, visitas a lugares distantes para su consulta. No hay que olvidar que se trata aún de un proyecto calificado como Beta (es decir, en fase de pruebas), y que muchos de los aspectos comentados podrán corregirse, aunque probablemente, y dado que estamos hablando de una digitalización de (probablemente) millones de libros, no todos.

El proyecto Google Libros, en su vertiente bibliotecas, es lo más parecido que hay a una acción altruista. Aunque hay enlaces a la compra de los libros mostrados (de donde sin duda Google puede sacar beneficios), las páginas que muestran los libros escaneados y pasados por OCR en las bibliotecas de todo el mundo que colaboran con Google están libres de anuncios. La comunidad intelectual, que ha hecho de los libros durante siglos su instrumento de trabajo intelectual, hace muy bien en señalar las fallas y los errores que encuentren en el proyecto, en la certidumbre de estar colaborando en algo de donde todos saldremos beneficiados.

Etiquetas: ,

3 comentarios

Gorki dijo...

Este proyecto de Google es una bendicion en cualquier caso y tenga los defectos que tenga, se puedan superar o no en le futuro, porque es algo “adicional” y que no sustituye.Las bibliotecas seguirán existiendo y funcionando como existían y funcionaban antes del invento. El libro seguirá igual. Esto es “además” y como en mi opinión, (y en el de cualquiera que no sea ayatola tecnofobo), añade valor, más o manos pero suma y no resta, y además te lo pone en propia casa, donde antes no tenías mas que una corta biblioteca, (en el mejor de los casos), es una bendición. pese a todos los errores que tenga o se le quieran encontrar. Quien quiera puede no usarla y estará como estaba, ¿Cual es el problema?.

25 agosto 2007 17:25
Anonymous dijo...

¿Has tenido ocasión de ver este video?http://www.editis.com/pages_html/video_possible.htm lluis

26 agosto 2007 23:43
Anonymous dijo...

Aunque soy partidaria entusiasta y usuaria del proyecto Google Books, sí he lamentado los muchísimos errores de digitalización que he visto: páginas cortadas, páginas faltantes, páginas torcidas, dedos intrusivos… Ya que se está haciendo un esfuerzo tan grande, lo mínimo que puede pedirse es un poco más de interés en un buen manejo del objeto libro, para minimizar la energía que se deberá invertir en el futuro en la corrección de esos errores (muchos de ellos, producto del simple descuido y de la prisa).

27 agosto 2007 15:49

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)