La parra de Amazón

15 octubre 2007 18:18

Ya sabemos que las opiniones de los lectores pueden atraer a otros lectores hacia un libro, aunque sean malas. Como decía Cory Doctorow:

En el mundo del arte no se llega muy lejos sin una saludable dosis de ego e inseguridad a partes iguales, y lo malo de poder buscar en Google todo lo que la gente dice de tu libro es que puede manipular directamente la parte de inseguridad — “¡Toda esa gente se meterá en la cabeza que no hay que fijarse en mi libro porque habrán leído las malas críticas en la interweb!”. Pero el otro lado de la moneda es el ego: “Si le dan una oportunidad, se darán cuenta de lo bueno que es”. Y cuanto más sangrante sea la crítica, más probable es que le echen un vistazo. Toda prensa es buena prensa, siempre que escriban bien tu URL (¡incluso si escriben mal tu nombre!).

Y por supuesto, Amazon lleva años utilizando las críticas de sus lectores para atraer compradores hacia sus libros. Lo que hasta ahora no había hecho es promover críticas de libros recién aparecidos, o incluso nonatos. Pues de eso precisamente trata su nuevo servicio Amazon Vine (vine es ‘vid’ o ‘parra’, pero se me escapa la metáfora que hay detrás del nombre). La cosa funciona así: los clientes que han escrito (gratis) las mejores (cosa que se sabe por las calificaciones que otros lectores les otorgan, gratis) reseñas de otros libros, reciben (gratis) ejemplares de los libros cuya revisión se les propone, cedidos (gratis) por sus editores.

La verdad es que Amazon siempre ha destacado por la habilidad para captar la atención y el trabajo de los demás, a cambio de notoriedad o privilegios (en este caso, la lectura de un libro antes de que aparezca). Es lo que Dwight Garner, bloguero del New York Times, llama El ejército de Amazon. Pues bien, en el primer ejercicio de crítica que Garner ha analizado, la calificación de los lectores para un libro fue de 3,5 sobre 5… Y concluye: “Es difícil decir cómo influirá sobre los compradores”.

Etiquetas: , ,

4 comentarios

Anonymous dijo...

José Antonio,”Amazon vine” juega con el sigificado de “grapevine” (parra, literalmente) como “fuente de información”. Es una frase hecha. Así ocurre, por ejemplo, en la archiconocida canción de Marvin Gaye “I heard it through the grapevine” que podría traducirse como: me enteré por ahí o se dice por ahí, etc:http://www.youtube.com/watch?v=3poeBGG70zYEspero que haya sido de ayuda filológica.José

16 octubre 2007 11:12
José Antonio Millán dijo...

Gracias, José: parece que sí, que por ahí van los tiros…

16 octubre 2007 11:17
Nicolás dijo...

Hola José. Acerca de la pregunta que Dwight Garner se hace hacia el final de su post: Paul Gutjahr escribió, hace un tiempo, un artículo en donde revisa la incidencia (alta) que tuvo entre los lectores de la serie Left Behind las reseñas de otros lectores en Amazon. Gutjahr discute a partir de esos materiales el concepto de sacred text. El artículo se llama: “No Longer Left Behind: Amazon.com, Reader Response, and the Changing Fortunes of the Christian Novel in America”, Book History, 5. Y podría ayudar. Un saludo cordial.

16 octubre 2007 13:08
José Antonio Millán dijo...

… Y gracias, Nicolás.

17 octubre 2007 18:31

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)