La fuerza oculta del mundo del libro

23 junio 2008 9:09

En el Congreso de Editores de Sevilla (recoge El País) el editor Daniel Fernández ha anunciado la hora de la reconversión:

Los agentes y los grandes clientes [cadenas de librerías e hipermercados] nos aprietan por lo que los editores tendremos que reducir aún más los costes, pero para distribuidores y libreros ha llegado la inevitable reconversión a fondo.

La atomización del vital sector de la distribución en España (al que el periodista califica, acertadamente, de “fuerza oculta del mundo del libro”) es un grave problema. Pero además persiste la catástrofe de las devoluciones: “hoy, para vender un libro en España hay que mover dos”.

    Etiquetas: ,

    6 comentarios

    Victor dijo...

    ¿Que es exactamente “la catastrofe de las devoluciones”? Porque no termino de entenderlo.Gracias :)

    23 junio 2008 09:52
    Gorki dijo...

    La atomización del vital sector de la distribución en España (al que el periodista califica, acertadamente, de “fuerza oculta del mundo del libro”) es un grave problema. Pero además persiste la catástrofe de las devoluciones: “hoy, para vender un libro en España hay que mover dos”. Solo veo una solución abrir miles de puntos de venta. en papelerías, kioskos de prensa, gasolineras y sitios así con impresión bajo demanda. (Vivir de la Long Tail).

    23 junio 2008 12:42
    Anonymous dijo...

    Yo creo que no hay que preocuparse tanto, con los hábitos de lectura de los adolescentes actuales, en 50 años ya no leerá nadie nada más que los sms del móvil.

    24 junio 2008 12:37
    juanjo dijo...

    La venta directa de libros en formatos digitales para lectores de ebooks eliminaría de un plumazo la “catástrofe de las devoluciones”. Eso sí, de paso eliminaría una buena cantidad de intermediarios ( y de puestos de trabajo), y eso es lo que le j**e a la industria editorial, que no acaba de encontrar su sitio en la nueva situación que se le avecina, que ya está aquí. Lo de la impresión bajo demanda, llega tarde. No creo que tenga el tiempo necesario para evolucionar y madurar como modelo de negocio alternativo. Creo que vamos a ver, y muy pronto, pasar de la edicion clásica en papel en media y gran tirada a la venta directa de archivos digitales.Saludos.

    24 junio 2008 21:11
    Anonymous dijo...

    y qué decir de los lectores electrónicos (el iliad de i-rex, por ejemplo, que es el que me acabo de comprar)Creo que en cuando se empiecen a popularizar, todo cambiará radicalmente, de una manera imprevisible, Llevo dos días con el lector electrónico y no sé muy bien qué pensar de todas estas cosas que giran en torno a la producción del libro como objeto industrial = asilando, claro está, el contenido intelectual. En unos años el libro físico pasará a ser un objeto del pasado, sobre todo en los ámbitos universitarios y escolares, quizá no tanto en la lectura recreativa. Quién sabe, pero me da a mí que los tiros van por otro lado y ahí tienen el ejemplo de la música y el cine.

    24 junio 2008 23:10
    José Antonio Millán dijo...

    Víctor: la catástrofe es que haya que mover (pagando transportes, ocupando espacio, etc.) una cantidad de libros mayor que la que se vende…

    26 junio 2008 10:55

    Comentar

    • Nombre: (obligatorio)
    • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
    • Web:
    • (aparecerá después de que se apruebe)