Estampas mexicanas I: el diablo del diablillo

07 julio 2008 9:09


Entre los puestos de libros de segunda mano que hay al lado del Palacio de la Minería, en el centro de México DF, encontré hace poco el de Jiménez, dedicado a “Libros esotéricos y raros”. Su enseña, que se ve arriba, es toda una declaración de principios: el diablo maneja un diablillo (me aseguran que ese es el nombre que se da a lo que en España llamaríamos carretilla, quizá debido a que el manillar es talmente como unos cuernos), cargado de cajas de libros.


Pue bien: el segundo aspecto excepcional de Jiménez es que, si un libro no es lo suficientemente raro o esotérico, ¡él lo rarifica! Vean las tapas de madera grabada que él mismo fabrica para las obras de Lovecraft, de San Cipriano, o tenebrosas actas inquisitoriales…

Con este post inauguramos una breve serie de estampas de México.

7 comentarios

Gorki dijo...

Librero gótico donde los haya este Jimenez. A Lovecraft le encantaría el “tuneado” de su cubierta.

07 julio 2008 12:29
Rayuela dijo...

¡Buenísimo! “Si Mahoma no va a la montaña…”¡Saludos!

07 julio 2008 14:56
Magda Díaz y Morales dijo...

Este “diablito” es muy común en México para los cargadores, ahí cargan cosas de todo tipo. Los hay también domésticos, pequeños, para las amas de casa o familias. Y sí, sería lo que en España llaman “carretillas”. Acá las “carretillas” son para los que se dedican a la construcción (albañiles, esencialmente), en las carretillas cargan el arena, la piedra, etc., aunque son de otra forma, solo tienen una rueda en la punta y son cargadas por las agarraderas. Son como palas grandes.Por cierto, hay un libro excelente de Juan Díaz Covarrubias (1837-1859), es una novela romántica y de costumbres de tan sólo 50 páginas. Narrada con ingenio, gracia, ironía y humor. Se llama El diablo en MéxicoGracias por esta excelente serie.

07 julio 2008 17:07
Gorki dijo...

Aquí, como en muchas cosas relacionadas con la lengua nos ganan “los del otro lado del charco”, en efecto de este lado tenemos una sola palabra “carretilla” para nombrar la de los albañiles y jardineros y a la de los transportar bultos. Allí disitnguen y tiene dos palabras, “carratilla” y “diablillo” y aqui solo tenemos una.He mirado en el RAE y viene lo siguiente:Carretilla 1. f. Carro pequeño de mano, generalmente de una sola rueda, con un cajón para poner la carga y, en la parte posterior, dos varas para dirigirlo y dos pies en que descansa, utilizado en las obras para trasladar tierra, arena y otros materiales.2. f. Bastidor de madera con tres ruedas por pies, y una manija de la cual se asen los niños para aprender a andar.3. f. buscapiés.4. f. pintadera.5. f. Utensilio que se usa en las cocinas para cortar la masa de las empanadillas, formado con un mango que termina en una rodaja, generalmente dentada.6. f. Arg. y Chile. mandíbula (‖ pieza de la boca de los vertebrados).7. f. Arg. Carro común de menores dimensiones que la carreta.8. f. Arg. Fruto del trébol de carretilla.9. f. Chile y Méx. carrete (‖ cilindro para devanar hilos, alambres, cables, etc.).de ~.1. loc. adv. coloq. de carrerilla.□ V. trébol de carretillaDiablillo1. m. Persona que se viste de diablo en las procesiones o en carnaval.2. m. coloq. Persona aguda y enredadora.El “diablillo” no tiene nombre específico en España y el que le damos de carretilla no es reconocido por la Academia pese a su uso común.

07 julio 2008 18:29
Homero dijo...

En México:CarretillaPatin del diabloY el Diablito (no le decimos “diablilllo”, sino diablito) es el que está en la imagen del post.

07 julio 2008 22:28
Anonymous dijo...

Del anuncio del librero esotérico me llama la atención que llaman celular a lo que nosotros llamamos móvil o teléfono móvil. Ya lo había oído a una amiga venezolana. Su voz me parece menos imprecisa que la nuestra, mejor solución.Un saludo.

08 julio 2008 00:29
José Antonio Millán dijo...

Estimados contribuyentes al blog: gracias por sus observaciones. He pasado la discusión más propiamente lingüística al blog de al lado, dedicado a esos menesteres.

08 julio 2008 17:53

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)