Escribir una novela

27 marzo 2009 9:09



Según parece, en los Estados Unidos el número de personas que han escrito una novela es monstruoso. Muchas veces mayor, por supuesto, al número de personas que han publicado una novela. En nuestro medio, inclusive, a pesar del elevado índice de analfabetismo que tenemos, el número de personas que creen que podrían escribir una novela con las experiencias que han tenido en su vida es tremendo. Un soneto es algo mucho más difícil, porque hay que aprender a rimar y contar las sílabas. Pero una novela, ¡en prosa!, es la cosa más fácil del mundo. Basta con sentarse frente a una hoja de papel y contar todo lo que nos ha pasado en nuestra vida, que es tan interesante.

De “¿Ested también escribe?”, contenido en Revolución en el jardín, de Jorge Ibargüengoitia, prólogo y edición de Juan Villoro, Madrid, Reino de Redonda, 2008.

Por cierto, todo lo salido de la pluma del mexicano Jorge Ibargüengoitia merece leerse. Sus novelas son un prodigio de capacidad de observación y humor. Por ejemplo, Estas ruinas que ves.

Etiquetas: ,

5 comentarios

Gorki dijo...

Hoy todos podemos escribir y publicar una novela, para eso está Lulu. Y como bien dice el dueño de Lulú todos tenemos al menos un lector, nuestra mamá.¿Por qué elegimos como género literario la novela y no la autobiografía que sería mas sencillo? – En mi opinión, porque quien, sin ser escritor de oficio, saca tiempo para escribir un libro, tiene una vida aburrida, los que la tienen divertida, entre el trabajo y divertirse, no tiene tiempo de escribir. Felicidades por los mil post, eso si es ser escritor de oficio. Tu si tienes vida divertida, crituico de de cocktails, ¡QUE EL HÍGADO AGUANTE!

28 marzo 2009 11:29
Vir dijo...

A mí siempre me sorprenden los consideran fácil escribir una novela sólo porque tienen una vida azarosa. ¡Como si tuviera algo que ver!. Me parece dificilisísimo escribir una novela, mucho más que escribir un soneto.

29 marzo 2009 15:23
sin ideas dijo...

No es tan facil, ademas para que nadie la lea….

31 marzo 2009 00:23
Libia dijo...

EA. Bien por el señor Ibargüengoitia.Un abrazo por los mil.

31 marzo 2009 05:47
Jaime dijo...

En España tuvimos dos novelistas en el siglo XX a la altura del ingenio de Jorge Ibargëngoitia: Wenceslao Fernández Flórez (por ejemplo, “El malvado Carabel”) y Enrique Jardiel Poncela (“La tournée de Dios”, por ejemplo). Por citar a dos olvidados, a los que parece que nunca les llega la moda. Me encanta Ibargüengoitia. Yo regalo “Dos crímenes” a mis amigas no-lectoras para que comprueben que leer puede ser divertido e instructivo.¡Enhorabuena por tu trabajo de bloguero!

02 abril 2009 14:46

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)