“Gente dotada a la vez de pasión y distancia”

15 septiembre 2010 9:09


Entre nosotros se publican muchos libros que están zurcidos o amañados, o que contienen errores gramaticales tremendos o faltas de ortografía, y nadie dice nada, ni se lleva las manos a la cabeza, ni hace ejercicios de alta indignación intelectual frente a la invasión chabacana de los ignorantes con éxito que ceden al capricho de publicar novelas.
Hay traducciones al español tan increíblemente malas que parecen hechas por un estudiante de grado elemental al que han encerrado a pan y agua y con un mal diccionario, y en libros de editoriales que parecerían fuera de toda sospecha no es infrecuente encontrar a un personaje “preveyendo” algo o sintiéndose “más mayor” que otro. Nadie está a salvo del error, ni del despiste más disparatado: precisamente por eso, porque quien escribe a veces no sabe alejarse de su trabajo lo bastante como para advertir algunas equivocaciones, un libro debe pasar por las manos de editores y correctores, de gente dotada a la vez de pasión y distancia.
(Antonio Muñoz Molina, 2000)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: , ,

7 comentarios

Gorki dijo...

Es evidente lo que dice Muñóz Molina, pero no veo claro como puede evitarse. Al libro y al texto en general, como a cualquier otra actividad industrial, le ha llegado la fase de la productividad, ello lleva a la reducción de personas que intervienen en él y eso parece inevitable. Si bien soluciones mecánicas han reducido (que no eliminado) las faltas de ortografía, las faltas de sintaxis hoy por hoy se reducen a observar concordancias de género y de número y poco más.

¿Qué hacer, eliminar el libro popular, ediciones de bolsillo, revistas, periódicos y centrarnos solo en libros de alto precio bien revisados, o aceptar que muchas publicaciones, entre otras estos comentarios, salgan con fallos de todo tipo? – En mi modesta opinión prefiero la situación actual, aunque suspire por la aparición de correctores y traductores automáticos eficaces.

15 septiembre 2010 10:11
Mario dijo...

Excelente idea la de esta sección, aunque creo que a lo largo de la historia hay también otras voces no contemporáneas dignas de ser oídas. Aparecerán por aquí?

15 septiembre 2010 12:49
jamillan dijo...

La recopilación de Sánchez Paso incluye también citas de siglos pasados, algunas, por cierto, muy interesantes. Algún miércoles de estos empezarán a aparecer…

15 septiembre 2010 13:31
Isabel dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro. Acertadísimos y muy oportunos los comentarios de Muñoz Molina.

Y como siempre, un lujo tu blog.

15 septiembre 2010 14:10
Sánchez Paso dijo...

Sí, se publicarán citas de autores, correctores, libreros y fauna varia de siglos anteriores. Todo llegará.

15 septiembre 2010 23:33
Sánchez Paso dijo...

Al hilo del comentario de Gorki, una errata se le va a cualquiera en un libro, ciertamente, pero en general el panorama es que lejos de disminuir, crecen. Los correctores automáticos de los programas son un disparate, hoy por hoy. Y en todo caso, creo que nadie nos resignamos si compramos un coche al que le fallan los frenos, un pan cocido hasta la cremación, una silla coja de una pata o un lavavajillas al que se le va el agua e inunda la cocina. No hay por qué resignarse a las erratas y aceptarlas, aun siendo socialmente un delito menor y sin grave perjuicio social y humano: los editores publicamos las erratas, pero los médicos las entierran.

15 septiembre 2010 23:39
Gorki dijo...

# Sánchez Paso
No hay por qué resignarse a las erratas y aceptarlas, aun siendo socialmente un delito menor y sin grave perjuicio social y humano: los editores publicamos las erratas, pero los médicos las entierran
Aun aceptando el riesgo que un médico, por un error me mate y siendo un riesgo cierto, prefiero que me traten cuando estoy enfermo, aun a riesgo que se confundan, a que en aras de la seguridad, pongan el ejercicio de la medicina a un precio tal, que no lo pueda pagar.

17 septiembre 2010 16:22

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)