La propiedad de la lengua

26 julio 2007 11:11

El último número, 37, primavera del 2007, de Vasos comunicantes, la revista de la Sección Autónoma de Traductores de Libros de la Asociación Colegial de Escritores de España, contiene un precioso artículo titulado “Nuevas batallas por la propiedad de la lengua”. Su autor es el traductor de grandes libros, y él mismo muy interesante novelista, Marcelo Cohen.

Su tema es la traducción, y sobre todo las tensiones entre la lengua del original, la lengua propia del traductor (en este caso, el español de Buenos Aires), la del medio en el que trabaja (el español de España) y el paso del tiempo. Todo está ahí, en unas pocas páginas: la evolución política de la transición española y sus huellas en la lengua, los intersticios y puntos comunes entre el madrileño y el porteño, la lengua de la traducción como lengua única y creada ad hoc para cada obra, y como fondo, la tensión entre la lengua del exiliado y todas las lenguas que crecen y florecen (o se marchitan) a su alrededor, incluida la del país de origen. Los profesionales del medio disfrutarán también las curiosas noticias sobre las actitudes de las editoriales hacia la variante de la lengua en la que se traduce…

Vasos comunicantes publica sus números en PDF. El 37 aún no está colgado, pero pueden marcar la página y esperar su aparición. Vale la pena.

Como modesta contribución aportaré a este tema una cita de Juan Ramón Jiménez, otro exiliado, publicado en Ínsula, 49, 15 de enero de 1950: “El español perdido. Ninguno hablamos en español”:

Como el idioma es un organismo libre, y vive, muere y se transforma constantemente, el español que se venga hablando en España, desde el año 36, en que yo la dejé, habrá cambiado en 12 años, tendrá 12 años más o 12 menos, según y conforme.

Y todos los españoles aquí, ahora, tienen su español detenido en años diferentes; uno por ejemplo, en el 1917, otros en el 20, en el 28, el 35. Y yo sé, por sus palabras de aquel año, que yo aislé en España, el año en que vinieron.

Etiquetas: , ,

4 comentarios

David dijo...

Sobre el asunto publicó Alan Duff un libro titulado “The Third Language” (Oxford, Pergamon Press, 1981). Me parece por lo demás una gran coincidencia la aparición del artículo de Cohen (que aún no he podido leer), pues hace apenas dos semanas terminé de leer su traducción de la novela “Habitaciones exiguas” de James Purdy. Me pasé las 210 páginas preguntándome a qué lengua estaba traducida…

26 julio 2007 13:47
Silvia Senz dijo...

¡Serás…! Casi me has pisado el post de la semana…Bueno, viendo el lado lleno del vaso, me has ahorrado parte del trabajo también. :-)

28 julio 2007 15:14
José Antonio Millán dijo...

Perdón, Silvia, perdón… Posteé en seguida, guiado por el entusiasmo…

28 julio 2007 17:31
Silvia Senz dijo...

Nada, nada… Aún me queda pana que cortar de ese número de Vasos Comunicantes, en el que se habla mucho y bien sobre el “problema” de la diversidad (intra)lingüística y su tratamiento en la traducción, la edición y la corrección.

28 julio 2007 20:51

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)