¿De verdad la mitad del negocio editorial?

11 May 2009 8:08

Los resúmenes de prensa del reciente Foro Publidisa destacan desde titulares que:

Editores, libreros y profesionales relacionados con la industria del libro y las nuevas tecnologías prevén que el libro electrónico represente [en el 2015] el 50 por ciento del negocio de los editores, pese a que actualmente el volumen de los e-book ni siquiera llega al uno del por ciento.

¿De verdad va a ir al e-book la mitad de todo el negocio editorial en España, de los libros infantiles, de los libros que la gente lee en el metro, de los libros de autoayuda y de los de texto, de los DaVincis y los HarryPotters? Ah: ¿y también de las exportaciones, que representaron en el 2007 el 15% del total facturado?

En Frankfurt del año pasado ya se opinaba que el 2018 “los libros electrónicos en cualquiera de los formatos imaginables superarán en volumen de negocio a los herederos de la galaxia Gutenberg”, de modo que ya tenemos el calendario…

¿De dónde saldrán estos libros electrónicos que el público se va a lanzar ávidamente a leer? ¿Y de verdad que el público español va a pagar todo lo que cuesta un lector electrónico?

Se afirmó también , según el resumen de prensa que

Con el modelo tradicional el escritor recibe un 10 por ciento de los beneficios y el resto se reparte entre el editor, el distribuidor y el punto de venta, mientras que con las nuevas plataformas de edición recibe un 80 por ciento.

Parece más bien que si llega al 25% puede estar contento… Salvo que sea un autor-editor y se comercialice él mismo.

Y que:

Si un libro en papel de alrededor de 400 páginas supera los veinte euros, en formato electrónico no llegará a ocho euros

Sin embargo, esas no parecen ser las cifras, ni en Estados Unidos ni en España.

Lamento no haber podido estar en el encuentro, pero seguro que se dijeron también cosas más sensatas que las que recogió la prensa. No se me podrá acusar de enemigo del mundo digital, pero creo que las exageraciones y los despropósitos no hacen ningún bien ni al sector editorial ni al futuro de la edición digital.

Etiquetas: , ,

13 comentarios

Valentín Pérez dijo...

Parece que hay un deseo generalizado entre los periodistas y determinados expertos de que esto sea verdad, pero siendo realistas, a veces parece que muchos de los que dicen estas cosas no conocen el sector. Si el precio del libro electrónico se baja tanto como se dice y el autor se lleva un porcentaje tan alto como se dice, eso supone que o bien nos saltamos todo el proceso de edición del libro (corrección, maquetación, etc) que supone un coste fijo en cualquier caso, o bien de repente los libros pasan de venderse 500 ejemplares (y eso ya se puede considerar un best-seller muchas veces) a venderse 50 000 por el simple hecho de cambiar de formato, cosa en realidad imposible se lea en el formato que se lea… Para mí, el libro electrónico -y yo he sido un defensor acérrimo del libro electrónico desde hace años- supondrá una revolución más parecida a la que supuso la aparición del libro de bolsillo que a la que supuso la aparición de la imprenta, pero por eso, los libros electrónicos deben estar al alcance del lector desde ya y todo libro que sale al mercado debería estar en formato papel y electrónico -pero es que también debería estar desde siemrpe en formato bolsillo y tapa dura para que cada lector eligiera su formato-. Saludos

11 May 2009 09:46
Jorge dijo...

Valentín, tienes razón en que algunos costes fijos (los que comentas) se mantendrían, pero también sabrás que otros gastos (como costes de almacenaje y distribución) desaparecerían. Por el momento el coste de los aparatos es alto, pero sólo se hace una vez en mucho tiempo y luego los libros son más baratos.El caso es que como sucede con los gadget, si se pone de moda la cosa se dispararía

11 May 2009 17:26
Mario dijo...

Creo que a veces los medios de comunicación son muy, muy paletos…

11 May 2009 18:06
Claudia dijo...

Confieso que siempre he sido escéptica en esta polémica de “quién-matará-al-libro-matarile-rile-ron”. Hasta que vi el anuncio por Amazon del nuevo Kindle (el que tiene tamaño de cuarto de página) y pensé: quiero uno. Y eso que vivo de este negocio… Desde luego estoy de acuerdo con Valentín en que el mercado debe ofrecer todos los formatos, y que el lector escoja entre todos ellos.

11 May 2009 22:10
Valentín Pérez dijo...

Sí, Jorge, pero lo normal es que lo que se ahorra en distribución y almacen se traspase en descuento al lector. Nosotros por ejemplo estamos vendiendo los libros electrónicos al 50% del precio del libro físico, que es lo habitual. Precisamente el 50% es normalmente el descuento que se le hace al distribuidor. No tiene sentido cobrarle al lector el 100% del libro físico, primero porque no es un objeto (con el valor de objeto que cada uno le quiera dar, pero que evidentemente lo tiene, y para mí y muchos lectores, es un valor muy importante) sino solo el contenido, segundo porque muchas veces no lo va a poder ni siquiera prestar o compartir (por el DRM) y tercero porque precisamente cuando un editor fija el precio de un libro físico lo hace teniendo en cuenta ya ese 50% de distribución que no necesita tener en cuenta en el libro electrónico (aunque también te digo que en los actuales sistemas de venta de libro electrónico también hay una distribución -llamémosla así- y curiosamente también se lleva el 50% del precio del libro). La conclusión es que los que hablan del 80% de beneficio para el autor están pensando en Lulú o Bubok -que tampoco es exacto que haya un 80% de beneficio, porque siempre hay unos gastos que alguien tiene que asumir, por tanto habrá un beneficio del 80% una vez cubierto esos gastos- y no en editoriales tradicionales que podrán aumentar el porcentaje del autor en el libro electrónico siempre y cuando realmente las ventas también aumenten. Lo que quiero decir es que en el afán de convencernos de que el libro electrónico tiene que triunfar sobre el libro en papel se están diciendo cosas que no se ajustan a la realidad y que llevan a que el publico en general pueda hacerse una idea equivocada que frustre su acceso a los libros electrónicos que al fin y al cabo no son más que otro formato para el libro como los muchos que ya hay, con más o menos ventajas que los anteriores pero no es tampoco la revolución editorial que los medios de comunicación se han empeñado en vendernos en los últimos meses.

11 May 2009 23:05
Gorki dijo...

Hablo por mi, y no sé hasta que punto soy representativo de nada. Yo tengo más de 6000 títulos diferentes en un CD, cubre tanto autores clásicos, como la Iliada o modernos como las novelas de Perez Reverte. y la temática va del ensayo a la poesía. Creo que en número doblará el de libros físicos que tengo en mi casa.Lo más curiosos es que no he comprado ni bajado de la red ni un solo libro de ficción, (si manuales y libros técnicos), los que tengo me los han regalado personas, (sin yo pedirlos), que a su vez se los habían recibido de otros. Y otra cosa curiosa, no he leído ningún libro de literatura en pantalla del PC, por que no me apetece leer en ella libros.Creo que es muy posible que si el medio de lectura mejore y la lectura en pantalla se vuelva agradable, el libro electrónico gane por mayoría al impreso, pero me temo que como pasa con la música y el cine, este libro sea pirata en un 80%.

12 May 2009 00:06
Sheh dijo...

Mi apuesta el año pasado en la feria del libro de Sevilla, es que en el 2018 quedará el 10% del mercado analógico actual (no el 50%).La evolución en los próximos años será espectacular: – 10/12 Pulgadas – Wifi/3G – Pantalla táctil – Color – Videos: aumento de la velocidad de refresco Nosotros el próximo año tenemos un prototipo ce clase con Papyre. En la escuela en 5 años se tendrán todos los libros de texto en formato digital y se cambiará una mochila de 12 Kg por un eReader de 300 gr.Solo hay que ver como ha evolucionado el mercado de la música, a pesar de la resistencia al vinilo y al silicio de todos los nostálgicos.# Valentin: ¿De verdad crees que el eReader es parecido a la aparición del libro de bolsillo? Creo que te has perdido las revoluciones de los últimos 30 años en las TIC.Por supuesto, nadie tiene una bola de cristal para preveer el futuro, pero mi apuesta sigue en pie, quedará el 10% del mercado actual en 10 años, y serán ediciones especiales de libros: catálogos de cuadros, ediciones de lujo, ..Es como el coche y los caballos: ya no se usan para el transporte, pero se disfrutan los fines de semana en un paseo. Saludos. Juan

12 May 2009 06:22
Txetxu Barandiarán dijo...

Yo que estuve un buen rato creo que se dijeron bastantes más cosas y más matizadas, pero siempre hay alguien a quien le gusta soltar algo espectacular en apariencia que los medios, la mayoría, suelen estar encantados de ‘pescar’.

12 May 2009 06:59
Valentín Pérez dijo...

Sheh, evidentemente no es lo mismo el libro de bolsillo que el libro electrónico, decía que a pesar de que soy un ferviente defensor del libro electrónico, de que hace 10 nosotros empezamos editando libros electrónicos y de que ahora editamos los libros en papel y en formato electrónico lo simultáneamente que nos permite nuestro proveedor, me cansa mucho (por no decir que me enfada) que quienes no están dentro del sector del libro se empeñen en revolucionarnos. Que sí, que el libro electrónico es una revolución (aunque esta palabra ya ha perdido su fuerza y casi me atrevería a decir que su sentido, porque ya las revoluciones no son lo que eran), pero aunque hoy día poca gente use la máquina de escribir porque todo el mundo usa un procesador de texto, lo cierto es que todos y cada uno de nosotros seguimos escribiendo a mano según qué cosas, seguimos tomando notas en las reuniones, y a veces hasta seguimos apuntándonos en la mano algo que queremos recordar (aunque tengamos una agenda electrónica último modelo) y seguiremos leyendo libros en papel igual que hoy yo leo el periódico en papel pero también lo consulto continuamente en internet y de la misma forma que compro libros de gran formato para disfrutar con sus imágenes, compro libros pop-up para leer con mis hijos, compro libros de bolsillo para leer en el tren y compro libros de tapa dura para disfrutar en mi butaca mientras, por cierto, escucho un vinilo antiguo -que por cierto, creo que en este mismo blog hablamos un día de que estaban volviendo-, un cd o un mp3. Si tenemos en cuenta que el sector del libro no es el del cine ni el de la música por volumen de negocio y por volumen de público, entenderemos que la revolución digital no es tampoco comparable en un sector en el que no todo el mundo lee -mientras sí que parece que todo el mundo ve películas y escucha música-.Yo lo he dicho ya muchas veces, bienvenido el libro electrónico pero por favor, que dejen de atormentarnos con especulaciones sobre si en el 2010 o en el 2015 el volumen de libro electrónico será el 50% o el 40% o el 90%. Será el que tenga que ser y el que el público demande no el que nosotros queramos o nos empeñemos en que sea porque por mucho márquetin que se ponga en juega, la gente al final siempre tiene algo qué decir. Yo me temo que seguiré leyendo en cualquier formato, incluso si lo que triunfa al final es algo que todavía ni se ha inventado ni podemos imaginar qué es.

12 May 2009 10:04
Sheh dijo...

Valentin,me cansa mucho (por no decir que me enfada) que quienes no están dentro del sector del libro se empeñen en revolucionarnos.Efectivamente no soy del sector editorial, aunque creo tengo suficiente experiencia en el sector TIC como para poder opinar. En el año 1996 creé una empresa en internet y actualmente tiene 200 trabajadores y 30 M€ de facturación. No pretendo revolucionarte, solo opinar sobre el camino que creo que tomará la tecnología. El objetivo de mis recomendaciones a los editores es que actualmente no se pueden comprar libros que sin embargo están accesibles en internet. Parece que las enseñanzas de la historia en el sector de la música no han valido para nada y tendreis (tendremos) que recorrer el mismo camino.

12 May 2009 17:36
Jorge dijo...

Valentín, yo también trabajo dentro del mundo del libro. Cuando hablaba sobre los costes me refería más a como se reflejan en la cuenta de resultados de cada título y en el general. No me convence que la forma de poner el precio a un libro electrónico sea la de rebajarlo un 50% sobre el libro en papel, no creo que sea el mejor método. Pero sí es verdad que cada editorial tendrá que encontrar el mejor modo.No se puede negar la evidencia de que en apenas 20 años la industria del libro a experimentado una transformación radical, de la que el último peldaño hasta el momento son los soportes digitales. Y ser conscientes que los hábitos de lectura han cambiado y van a cambiar más. Lo que me lleva a la pregunta de si el sector editorial está preparado para adaptarse a los cambios. ¿Qué porcentaje de los fondos editoriales están digitalizados? Pero más importante ¿digitalizados de la forma correcta para su uso multisoporte según desee el cliente? Intuyo que muy pocos, por lo que conozco.Coincido contigo en que el e-book será uno más de los soportes ya existentes para la lectura, pero se intuye que la mayor parte del negocio (hablando de facturación) se lo llevará el contenido digital.

12 May 2009 18:45
Valentín Pérez dijo...

Sehs, no me refería a ti, ni a ninguno de los que han opinado en el foro, cuando me refería a los que no están dentro del sector, me refería a los medios de comunición que desde principio de año vienen bombardeándonos con artículos sobre el libro digital. Quería decir que me enfada que los medios quieran crear una noticia donde todavía no la hay a base de insistencia. Yo he apostado por el libro electrónico desde hace años, y de hecho nuestro portal se llama Minotauro “digital” por algo. No soy sospechoso de ser temeroso ante el libro electrónico ni de no querer que triunfe, pero desde hace varios años llevo oyendo y leyendo que este año sí es el año del libro electrónico como si por decirlo se fuera a hacer realidad. El libro electrónico está muy bien y los editores tienen que distribuirlos simultáneamente al libro físico -eso lo he dicho en varios lugares desde mucho antes que comenzase esta insistencia del libro electrónico de los últimos meses- , pero al final ni los medios de comunicación ni los editores podrán convencer a los lectores de que se pasen al libro electrónico en el 2010 o en el 2020 si el lector no quiere y nos guste o no, el lector medio que compra 3 ó 4 libros al año no está todavía por la labor. Precisamente las personas que más proclives serían a pasarse al libro electrónico por edad, los que están entre 20 y 40 años, son precisamente los que menos leen, por tanto quizá haya que esperar 20 años para que los que ahora tienen 20 años lleguen a los 40 y empiecen de nuevo a leer -pues ya lo hacían según las encuestas antes de los 20- para que puedan pasarse al libro electrónico de la forma tan abrumadora como algunos anuncian. De verdad que siento ser cauto con este tema, soy el primero al que le encantaría lanzar las campanas al vuelo, pero quizá me toca ser cauto porque ultimamente veo demasiado entusiasmo -sobre todo por quienes no editan libros- que más que contagioso empieza a ser alérgico.

12 May 2009 22:12
José Antonio Millán dijo...

Para quien quiera saber más (y mejor) sobre lo que allí se dijo, en la web del Foro se están publicando ponencias y videos. Y este es un resumen de El Ojo Fisgón.

13 May 2009 12:57

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)