Periódicos ingleses del pasado en la British Library

16 octubre 2009 9:09

La British Library se une a otros proyectos mundiales de digitalización de prensa con un sitio que contiene periódicos ingleses, generales y regionales, del siglo XIX. En la imagen superior, un fragmento del Freeman’s Journal and Daily Commercial Advertiser de Dublín, Irlanda, correspondiente al miércoles 11 de julio de 1821, sobre el entierro de Napoleón.

Las búsquedas en el sitio son gratis, con visión limitada de cualquier artículo. Bajarse los artículos a texto completo exige comprar un pase de 24 horas o de siete días. El de 24 horas ofrece hasta 100 descargas por £6.99 (la libra está ahora más o menos como el euro), y el pase de siete días da 200 descargas por £9.99. Las descargs de dos publicaciones muy ilustradas, The Graphic y The Penny Illustrated Papers, son gratuitas.

 
La prensa del pasado es una constante fuente de sorpresas. En el entierro de Napoleón me ha sorprendido el esquema en el que, utilizando sólo la tipografía, se da cuenta del orden y disposición del cortejo fúnebre, incluyendo las filas de granaderos a un lado y otro de THE CORPSE, el cadáver.

Etiquetas: , , ,

4 comentarios

Dubitador dijo...

Pues si. Los historiadores pueden a veces darle a la vuelta a personajes y acontecimientos historicos haciendo arqueologia en archivos y tropezandose con documentos que modifican interpretaciones y creencias asentadas.Las hemerotecas de publicaciones en papel tienen el valor documental de lo dificilmente modificable y eventualmente contrastable con otras copias que podrian denunciar manipulaciones interesadas.Pero ¿que pasa con las hemerotecas digitales? Que yo sepa ninguna publicacion digital somete a firma electronica los documentos que emite aunque quien quiera que accede a ellos es muy suyo de ponerle una firma a la copia que capture.Los periodicos, noticias y post digitales carecen de cualidad documental si no llevan firma electronica.

16 octubre 2009 13:18
José Manuel dijo...

Lo que es asombrosoen el ejemplo es que se enterrara así a alguien que en su tiempo, debía ser considerado como un tirano invasor derrotado. ¿Se imaginan que de tal guisa se enterrara a Pinochet, o a Sadam Hussein?Por cierto, no entiendo que quieres decir Dudibator. ¿Quiere decir que el Boletín Oficial del Estado, por ejemplo, no tiene valor documental si se tomao una copia digital, o que "El Pais Digital" no puede ser mencionado como fuente en una tesis doctoral?Si es así me suena a un criterio de valoración anticuado, es como dudar de la vericidad de lo escrito en la Piedra Rossetta, porque solo lo vemos en fotografía.

17 octubre 2009 18:14
Dubitador dijo...

Jose Manuel … quiero decir que cualquier documento nativo digital puede ser modificado por error o intencion sin que quepa negarlo o afirmarlo. El papel en cambio, puede ser destruido pero dificilmente manipulado sin dejar huella.La firma o huella electronica es la unica manera de garantizar que el contenido o mensaje de un documento digital es el mismo que fue publicado en su dia, pues el simple añadido o sustraccion de una coma o un espacio alteraria la firma o huella digital asociada.La copias de un documento digital firmado electronicamente tiene la validez de un original.

17 octubre 2009 21:21
Dubitador dijo...

A proposito de Napoleon.Resulta que si bien hizo arder en guerra a toda Europa no cabe considerarlo exactamente como un dictador, pues en los paises que invadió solia tener no pocos partidarios auctoctonos, en tanto que consideraban a Napoleon era mejor alternativa que el dictador dinastico habitual, como era el caso de España.Como bien postula Arturo Perez Reverte en "Un dia de colera", el 2 de Mayo no representa el dia de la independencia, ni el levantamiento contra un invasor, sino una reaccion de cabreo popular, en definitiva el clasico equivoco de las masas tan a menudo conducidas a pelear en guerras contra si mismas.Con todo, en mi consideracion personal, no seria injusto calificar a Napoleon como un genocida.El que se le rindieran tan ostentosos honores en su sepelio significa que el asunto de la guerra era aun por aquel entonces un negocio caracteristico en el que el inclito destacó peculiarmente.

17 octubre 2009 21:34

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)