La lectura en España. Inf. 2017. Puntos de venta de prensa y libros

27 enero 2017 11:11

La lectura en España. Informe 2017 refleja en su capítulo “Los puntos de venta de libros y publicaciones periódicas”, de José Manuel Anta (PDF y Apéndice web), una situación en que los puntos de venta de prensa están descendiendo vertiginosamente (gráfico superior).

Igualmente procupante es el dato anterior sobre librerías, correspondiente a los años 2012 y 2013.

Las librerías tiene, además una distribución irregular en nuestra geografía, como demuestra el número de establecimientos por cada 100.000 habitantes:

El capítulo presenta algunos de los medios por los que se está intentado atajar este decrecimiento.

Etiquetas: , ,

Las revistas culturales…, encuentro en Madrid

04 marzo 2015 11:11

El jueves 12 marzo del 2015 se celebrará el Encuentro de profesionales:

 

Las revistas culturales como materiales para la educación

Las revistas culturales son al tiempo actores privilegiados de los movimientos intelectuales de la actualidad y archivo viviente de su devenir. Por otra parte, las que son más antiguas han ido dejando, en su trayectoria histórica, un rico testimonio de nuestro pasado cultural.

Son, pues, un elemento clave que podría ser aprovechado con fines didácticos a muy diferentes niveles, y que en la actualidad se encuentra infrautilizado. El rico abanico de temas que abarcan (literatura, historia, música, arte…) las hace aprovechables para su integración en las asignaturas del curriculum, a muy distintos niveles.

El presente encuentro entre profesionales, abierto al público, congregará a instituciones y agentes destacados en la preservación y difusión de las revistas del pasado, en la edición de las del presente, y en la explotación didáctica de unas y otras, con la intención de que se produzca un debate fértil y documentado entre los participantes.

Programa

Dirección: José Antonio Millán

10.00 h Apertura

10.15 h  Revistas culturales, realidad y perspectivas
Manuel Ortuño, presidente de ARCE, Asociación de Editores de Revistas Culturales de España

10.45 h La Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional
Lola Rodríguez Fuentes, Jefe de Servicio de Gestión de Colecciones de Publicaciones Seriadas de la BNE

11.15 h Las revistas en una Biblioteca Virtual
Julia Bernal, directora de producción, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

11.45 h Coloquio

12.30 h Una revista entre dos mundos
Daniel Gascón, responsable de la edición española de la revista Letras Libres

13.00 h Presentación de la aplicación Revistas de la Edad de Plata
Carlos Wert, Institución Libre de Enseñanza

13.15 h Las revistas, en el núcleo de la educación  literaria
Felipe Zayas, experto en didáctica de la lengua y la literatura

13:45 h Coloquio

Lugar:
INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA
Paseo del General Martínez Campos, 14
28010 Madrid

Imprescindible inscripción previa
Matrícula: 10 euros
Estudiantes, profesores y desempleados: 7 euros
Gratuita para los socios de la Corporación de Amigos de la ILE
Información e inscripciones:
E-mail: inscripciones@fundacionginer.org
Tel.: 91 411 97 14

Etiquetas: , ,

Communicatio: un itinerari històric

12 julio 2013 10:10

Acaba de aparecer Communicatio: un itinerari històric, editado por J.Antoni Iglesias-Fonseca (Murcia, editorial Nausícaä-UAB, 2013), con el siguiente índice:

Fabio Troncarelli, “Vivarium tra passato e futuro”

Manuel Castiñeiras, “Antes de los medios de comunicación de masa”

Francisco M.Gimeno Blay, “Escrits privats, textos públics”

J.Antoni Iglesias-Fonseca, “Comunicar también es conservar.

Antonio Castillo Gómez, “’Muchas cartas tengo escritas’. Comunicació epistolar i correu a l’Espanya moderna”

Henry Ettinghausen, “El primers mitjans de comunicació masses. Relacions i gasetes”

Josep Ma. Figueres, “Panoràmica sobre el periodisme i els mitjans de comunicació en llengua catalana a Catalunya (s.XVI-XXI)”

Cuando tenga tiempo para leerlo contaré algo de sus contenidos. Por el momento, muchos lectores de este blog reconocerán algunos de los nombres más importantes en investigación de temas que nos son gratos…

Etiquetas: , ,

Leyendo pantallas

02 abril 2013 11:11

La metamorfosis de un artículo desde su publicación en un suplemento literario
hasta su compresión en un tuit, pasando por webs,
tabletas y teléfonos, por servidores públicos y servicios en la “nube”.

He publicado en la zona de artículos extensos de esta web Leyendo pantallas, un texto autorreferente que analiza las peculiaridades de la lectura en distintos soportes. En él se analizan:

las distintas tipografías en que va apareciendo, incluidos sistemas para comprobar la tipografía usada por los navegadores

los usos de distintos soportes de lectura dependiendo de las horas del día

por qué el texto digital es más que un texto

cómo los servicios de lectura por línea pueden informar sobre nuestros hábitos, y alguna de sus consecuencias

cómo descubrir qué servicios de márketing se enteran de nuestros clics en un diario en la Web, y qué hacen con esos datos

los problemas de no saber la longitud de un texto, y algunas formas de remediarlos

y como coda, una reflexión sobre la continuidad en los usos de la tipografía, a través de las décadas y los soportes

Aparecido originalmente en El País, esta versión de Leyendo pantallas esta corregida, aumentada con muchos enlaces y enriquecida (de verdad) con imágenes y elementos multimedia.

Etiquetas: , , , ,

5 vías de acceso al contenido de New Yorker

02 julio 2012 10:10

Vimos hace poco, en el estudio del caso Vis-à-Vis, cómo las tabletas eran el medio natural para las revistas.

Sin embargo, estas publicaciones tienen un contenido muy heterogéneo. ¿Cómo guiar al lector por él? ¿Cómo hacerle participar de la multiplicidad de obras que contiene un número dado? Hoy veremos el caso del New Yorker en su aplicación en iPad. Nos servirá además para tratar algunas cuestiones sobre la relación entre la edición en papel y en tableta.

No voy a presentar a estas alturas al New Yorker… Es probablemente la mejor revista del mundo, y la única suscripción que he mantenido durante años. De hecho, un día me encontré con la sorpresa de que la edición íntergra en la Web y en iPad era gratuita para los suscriptores del papel (uno se encuentra con políticas diferentes en esto: los suscriptores al New York Times en la web no tienen acceso a la edición en iPad).

New Yorker fue durante toda su existencia una revista con una cubierta gráfica, que no informaba sobre el contenido interior. Cuando la compró Condé Nast, los ejemplares en kiosko (no así los enviados por correo) empezaron a mostrar una faja lateral con el índice. La versión iPad reproduce el mismo juego, y la faja aparece o desaparece a voluntad (arriba).

El índice detallado aparece en la misma posición inicial que en el papel, aunque ahora informa sobre los contenidos multimedia de cada artículo (arriba). Hay que señalar, de todas formas,  que antes de llegar a él se pasa un número variable de anuncios a toda página que no están presentes en la versión papel (a cambio, los pequeños anuncios a columna que salpican esta versión no aparecen en la app).

De todas formas, y accesible desde el menú hay un nuevo índice deslizable que presenta otro tipo de acceso a los contenidos. Hay que señalar que estos siguen muy fielmente la puesta en página del papel, excepto en el hecho de que a veces tienen adiciones multimedia. Por ejemplo, en este poema un icono indica que se puede oír leerlo al autor (curiosamente, la versión que lee difiere en bastantes puntos de la publicada):

Sigamos con las formas de exploración del índice: un cursor situado en el menú permite ver en su desplazamiento, bajo la forma de un cuadro inserto sobre el artículo abierto, los artículos que se encuentran antes o después de él:

Por último, un icono en el menú permite acceder a un plano (o mejor dicho, a la imagen íntegra de las páginas a menor tamaño) de la totalidad del número. La imagen se puede desplazar usando también un cursor, y he aquí dos momentos del recorrido:

Hay que recordar que New Yorker tiene una diagramación clásica, reconocible por sus lectores desde hace décadas. Los lectores habituales puede, así, detectar fácilmente la pieza de su interés a partir de este recorrido “a vista de pájaro”, que sustituye eficazmente a un hojeo de la revista en papel.

En resumen, y si no se nos ha pasado por alto alguna, he aquí cinco formas distintas de no perderse en el interior de la versión en tableta de un número dado de la revista.

Etiquetas: , , ,

El caso Vis-à-Vis

18 junio 2012 10:10

Es muy posible que las obras que encuentren su medio natural en las tabletas (iPad y tabletas Android) no sean los libros, sino las revistas.

Vis-â-Vis es una nueva revista, creada para tabletas. La revista es nativa digital, y nace explotando a fondo las posibilidades de imagen, imagen en movimiento y sonido (las potencialidades multimedia, habríamos dicho hace unos años), y las de la pantalla táctil.

Cada número, de los cinco aparecidos hasta ahora, tiene un buen equilibrio entre los contenidos que se descargan con él (400 ó 500 MB) y las conexiones al exterior, de tal modo que el hojeo de la publicación, incluso off line, no se detenga.

Siguiendo la tendencia ya general en las revistas, el deslizamiento vertical permite recorrer los artículos en toda su longitud, mientras que el horizontal se utiliza para cambiar de artículo. Muchos de sus contenidos son visibles en formato apaisado o en vertical (aunque para algunos se advierte que es mejor una determinada orientación). Cuando la página se transforma de una en otra, el texto se adapta en ancho y número de columnas, para mantener una legibilidad adecuada, como en el ejemplo inmediato:

Conviene recordar que, desde el punto de vista de la producción, estos cambios no son automáticos, con lo que el diseñador de estas obras para tabletas en realidad debe muchas veces crear varios tipos de puesta en página: el de iPad vertical, el del apaisado, y quizás el de otra(s) tableta(s) con una proporción distinta. Sí: gran parte de la magia que albergan estos productos en realidad no es sino trabajo y previsión…

Vis-à-Vis hace un bonito uso de las posibilidades táctiles. Como muestra, véase el caso superior: la pantalla está dominada por un gran 7, y un icono y un texto avisan de que hay que deslizar el dedo sobre él. Al hacerlo, se va descubriendo el enunciado completo: “7 minutos para encontrar pareja”. El juego metaeditorial puede hacer uso de diferentes recursos combinados: el anuncio de un coche se activa con el deslizar del dedo del ¿lector?, y el vehículo arranca con ruido del motor, y atraviesa varias páginas de la revista antes de detenerse.

Entre las distintas secciones de la revista (en la que tiene una gran presencia la música, el cine y la moda) destaca la sección de recomendación de libros, que da acceso a capítulos para lectura y otras informaciones.

Vis-à-Vis pertenece a esa nueva generación de revistas que, como JotDown (en la Web y recientemente en papel) están arrojando un soplo de aire fresco sobre el panorama de nuestras publicaciones. Ambas son gratuitas, por lo que deben de confiar en los ingresos publicitarios. Vis-à-Vis apunta a un público joven, y JotDown es más “periodística”: sus largas entrevistas, por lo general de gran interés, se han hecho muy populares.

Vis-à-Vis es una joven aventura recién iniciada, y resulta refrescante ver cómo se ha apropiado de las posibilidades del nuevo medio, el tablet de pantalla táctil, para distraer, motivar y seducir al lector.

Etiquetas: , ,

En las Culturas de Ullán

21 mayo 2012 10:10

Acaba de aparecer el volumen José-Miguel Ullán. Palabras iluminadas, Madrid, La Casa Encendida, 2012, que acompaña a la exposición del mismo nombre, que permanecerá abierta hasta el 10 de junio.

Publico ahora aquí el texto con el que participo en él, como homenaje a Ullán, y también como recordatorio de cómo podían ser las cosas en los suplementos culturales de la prensa española de hace un cuarto de siglo.

En las Culturas de Ullán

Etiquetas: ,

La nostalgia de la página

16 enero 2012 11:11

#lectura #ebook

En esta era de publicaciones en pantalla hay un elemento que permanece inalterable: la fascinación por la página tipo códice. Ya sea en un visor de PDFs que permite leer un periódico en el ordenador (arriba, El País) o en una aplicación para télefono avanzado (abajo, iBooks en un iPhone) hay un intento de recrear la sensación de paso de una página de papel.

Pero ello se hace siempre con refinamientos, no vaya a ser que la ilusión no sea completa: ¡iBooks llega a tomarse la molestia de reproducir la página que se gira como si se transparentara desde detrás! (abajo vemos un detalle). Este horrendo efecto en realidad nos remite a la penosa lectura de libros en papel Biblia…

Y El País trata cuidadosamente la sombra de la esquina cogida por el puntero vía ratón:

¿Y qué decir de las aplicaciones que arrugan la página (y que incluso hacen un ruidito de papel crujiente)?

Y pasando al hardware: ¿por qué esa fascinación recurrente por los aparatos de dos pantallas enfrentadas, como el Libretto?

Y ya en el dominio de las interfaces táctiles, ¿cómo considerar este prototipo de e-reader que tiene un mando para pasar página como quien arquea y retiene  el borde de un libro (o, ya puestos, de un manga)?

A ver si tenemos las cosas claras: la página es útil, perceptual y ergonómicamente, porque es un rollo leer masas continuas de letras, pero una cosa es la compartimentación del texto, que es útil mnemónica y conceptualmente, y otra son las nostalgias que en nada ayudan a la lectura. En realidad se trata de restos fósiles que los mecanismos nuevos arrastran, igual que los primitivos automóviles remedaban los coches de caballos.

Estas servidumbres tienen un nombre: en inglés es skeuomorphism. Me entré por primera vez de la existencia del término a través de Arcadi Espada, que citaba un post del AppleWeblog. La Wikipedia define así skeuomorphism: “un objeto derivado que retiene como diseño ornamental elementos de una estructura que fue necesaria en el original”. En español es esqueuomorfismo, y así lo usa, por ejemplo, Serafín Moralejo en Formas elocuentes: reflexiones sobre la teoría de la representación (Akal, 2004).

De modo que cada vez que en el mundo de los ebooks pasamos página con giros, sombras, transparencias, arrugas y crujiditos, estamos perpetuando restos de los que nuestros descendientes se reirán, igual que nosotros nos reímos de esos autos primitivos tan parecidos a carruajes…

Y como recordatorio de los ímprobos esfuerzos de los fabricantes de hardware y software por acercar sus productos  a lo que no son, quede este divertimento:

Imagen de previsualización de YouTube

Etiquetas: , , ,

Hacia el libro electrónico de calidad

08 noviembre 2011 12:12

#ebook #tipografía #calidad #editorial #agente #prensa
Dos post del excelente blog “Verba volant, scripta manent” inciden sobre el problema de la calidad tipográfica y editorial de los ebooks. El punto de partida es la nueva colección que ha sacado el diario La Vanguardia. El primero, “Ebooks de vanguardia” critica el excesivo analogismo de los primeros títulos, es decir, el hecho de que sean demasiado analógicos, poco digitales. Resumo los rasgos que se critican:

a/ Abigarrado: innecesariamente denso, apretado. [No] hay motivo para interlineados estrechos, títulos apretados, páginas estresadas.

b/ Plano: pese a contar con algunos enlaces internos, estos son insuficientes.

c/ Cerrado: ensimismado. Los enlaces al exterior están ausentes.

d/ Descuidado: en Viaje al corazón del hambre hay títulos al final de página, con su texto en la siguiente. Inexplicable. Inaudito. Cualquier editor imprime esto y sale despedido en globo al cabo de 5 minutos. [...] Parece maquetado en Word, sólo que sin aprovechar todo lo que Word ofrece, que ya es decir.

e/ Poco riguroso: la edición del libro de Aldekoa decepciona en la cita de las fuentes. En un gráfico, en un dato, en un mapa, se limitan a poner Fuente: ONU. ¿Toda la ONU? [...] ¿Por qué no se la enlaza?

En un post posterior, “Ebooks de Vanguardia, o para qué sirve un editor“, y gracias a los comentarios dce Mariana Eguaras (¡cuántas veces nuestros blogs se han enriquecido con aportaciones de los lectores!), añade:

a/ Ebooks de Vanguardia contaría con una web propia, no un espacio realquilado en la web de La Vanguardia.

b/ Los archivos en EPUB, PDF y MOBI llevarían, como mínimo, el nombre de la obra. ¿Alguien se imagina un libro de papel con las cubiertas mudas?

c/ Los textos estarían más pulidos y su hipertextualidad se hubiera mejorado mucho. Su diseño gráfico también sería algo mejor, más legible. También se hubieran introducido criterios de colección o, como mínimo, de familiaridad gráfica, ahora ausentes.

d/ El peso de los libros sería racional.

¿De dónde proceden todos estos males? De nuevo Verba… da en el clavo:

Han intervenido uno, dos o más diseñadores gráficos web. Han participado también unos cuantos tecnólogos. Pero no veo a ningún editor, a no ser que fuera un borde y no mereciera ningún agradecimiento. No hay nadie que se haya ocupado de trabajar el texto. Es cierto que está ya bastante pulido, pero el repaso y el enriquecimiento que unos ojos vírgenes pueden darle a una obra es el que ahora se echa en falta.

Aquí vemos claro qué diferencia una empresa perteneciente a la industria cultural de otra perteneciente a los envasadores de contenidos. La Vanguardia no ha puesto en marcha ninguna editorial. No hay ningún trabajo editorial detrás.

En estos tiempos en que los diarios, las tiendas web multiproducto, o los agentes literarios se hacen editores, conviene recordar algo que nuca debió olvidarse: hay un oficio editorial (que incluye una práctica de corrección), que tiene muchas décadas detrás. No está en juego sólo la belleza de la obra, sino aspectos clave de la ergonomía de la información textual. El libro digital no viene a simplificar las cosas, sino a complicarlas. Como prueba este post: “Proofing books in the digital age” (gracias, Silvia, Mario y Anónimos por señalármelo) que indica el complejo, y necesario, proceso que tiene detrás la creación de obras para muy distintas plataformas.

Etiquetas: , , , , ,

“Autores, editores y libreros hemos suspirado”

04 noviembre 2011 9:09

#prensa #difusión
Con ocasión de la entrega del Premio Antonio de Sancha de la Asociación de Editores de Madrid al gran comunicador de libros Bernard Pivot.

Autores, editores y libreros hemos suspirado, antes de 1936 y en tiempo posterior, por alcanzar la centésima parte del espacio otorgado a ciertos deportes, a las corridas de reses bravas y a su mundo especial, al cinematógrafo y a la reseña de conciertos musicales y de otras teatrales de cualquier género. Don Marcelino Menéndez Pelayo ─en sus cartas publicadas─ quejábase de la indiferencia de la prensa madrileña ─después de la Restauración─ ante las obras que iba publicando.

(Manuel Aguilar, 1972)
Recopilación de José Antonio Sánchez Paso

Etiquetas: ,