Estampas languedocianas I: el pueblo del libro

03 septiembre 2010 14:14

El extraño gentilicio del título corresponde a la region francesa del Languedoc-Rosellón: no he encontrado otro mejor…

Pues resulta que esta región meridional de la Francia alberga uno de los “pueblos del libro” que empiezan a cundir por fortuna por distintos lugares, como el vallisoletano Urueña. Se trata de Montolieu.

Montolieu es un pueblo precioso, repleto de librerías de viejo, a las que sólo hay que reprochar la falta de una mayor especialización por temas, que haría más útil la visita. Abajo se puede ver una de las más grandes, La Manufacture, donde, por cierto, había un completo conjunto de la fabulosa colección “Que sais-je?“.

Tan libresco es todo en este pueblo (bellísimo, insisto), que hay hasta una estatua de plomo de un lector junto al bar…

Etiquetas: , ,

2 comentarios

Iñaki dijo...

¿Languedoquianas?

Odio ese fenómeno lingüístico, tan caro al español, por el que construímos las palabras por cómo se escriben y no por cómo suenan. Lo relativo al circo, debería ser cirquense, toda vez que el fonema /k/ está ya consolidado en la palabra. Pasa lo mismo con Cuenca / conquense.

Un saludo.

04 septiembre 2010 14:14
jamillan dijo...

Justa réplica, Iñaki. Paso la discusión al blog lingüístico de al lado: ¡Nativos del Languedoc!.

04 septiembre 2010 16:40

Comentar

  • Nombre: (obligatorio)
  • Correo: (obligatorio, pero no se publicará)
  • Web:
  • (aparecerá después de que se apruebe)